Delitos contra la humanidad y genocidio: genética de dos conceptos en Philippe Sands, «Calle Este-Oeste»

Delitos contra la humanidad y genocidio: genética de dos conceptos en Philippe Sands, «Calle Este-Oeste»


En los últimos años se han publicado numerosas monografías sobre los crímenes del nacional-socialismo y sobre la construcción de la respuesta aliada de las primeras Naciones Unidas a los mayores responsables nazis con su enjuiciamiento por un Tribunal penal internacional. Sus efectos sobre el concepto de la responsabilidad penal en estructuras de poder y sobre el nacimiento del Derecho penal internacional son evidentes hoy. Sin embargo, superar mediante un sofisticado enjuiciamiento de esta clase el desnudo ejercicio de la victoria con una justicia sumaria es algo cuya génesis merece la pena desentrañar, entre otras razones porque se advierte que en las “innovaciones” jurídicos penales no solo son relevantes la atrocidad de los hechos, sino la agudeza del intelecto humano, en especial de los juristas de oficio. Leer más.

Jaime Benítez y la pena de muerte en la Asamblea Constituyente del Estado Libre Asociado.

Jaime Benítez y la pena de muerte en la Asamblea Constituyente del Estado Libre Asociado.

la fotoEl entonces rector de la Universidad de Puerto Rico, Jaime Benítez, una personalidad extraordinaria que inspirado en Ortega y Gasset puso a su Universidad a la altura de las de México y Buenos Aires, fue presidente de la comisión que redactó la propuesta Carta de Derechos de la Constitución Puertorriqueña y allí presento la justificación de por qué se incorporaba la abolición a la Carta Magna: “La prohibición de la pena de muerte…responde a la convicción firme de que dicha pena, lejos de constituir la ejemplaridad y el escarmiento que algunos pretenden, estimula la satisfacción de sentimientos sádicos, sin disminuir en lo más mínimo, según la experiencia universal demuestra, el número o frecuencia de delitos capitales. Ni desde un punto de vista teórico, ni tampoco por consideraciones prácticas, es recomendable. Al eliminarla por precepto constitucional se expresa la posición moral del pueblo puertorriqueño acerca del valor inviolable de la vida humana (14 diciembre 1951)”. En el Diario de sesiones de la Convención Constituyente de Puerto Rico. Secretaría de Estado de Puerto Rico, 1961, t. a, p.2566. Reproducido en el libro A la sombra de cadalso… Reflexiones sobre la pena de muerte. Luis N. Rivera Pagán.

Pero la pena de muerte expulsada de Puerto Rico por la puerte de la Constitución les entra por la ventana del Derecho Federal norteamericano que rige en el Estado Libre Asociado. Puerto Rico y la coalición puertorriqueña contra la pena de muerte integrada por profesores, abogados y activistas de Derechos Humanos se han convertido hoy en un gran protagonista del movimiento por la abolición universal de la pena capital.

En la foto puede verse a la izquierda a Jaime Benítez, acompañado al premio Nobel españo exiliado en la isla y acogido en su Universidad como Poeta Residente Juan Ramón Jiménez.

 

La cuestion penal en Europa en 1946 y el origen de la SiDS

La cuestion penal en Europa en 1946 y el origen de la SiDS

Continente salvaje, de Keith Lowe, Galaxia Gutemberg, 2012.

“La Segunda Guerra Mundial dejó a Europa sumida en el caos. Paisajes y cultivos destruidos, ciudades completamente arrasadas y más de 35 millones de muertos. En la mayor parte del continente, las instituciones como la policía, los medios de comunicación, el transporte, los gobiernos locales y nacionales, habían dejado de existir. Los índices de criminalidad aumentaron, las economías colapsaron y los ciudadanos europeos estaban al límite de la extenuación.

En este apasionante estudio de los años posteriores a la guerra, Keith Lowe describe un continente todavía sacudido por la violencia, donde una gran parte de la población no había aceptado aún que la guerra hubiera terminado. El libro subraya la ausencia de moralidad y la insaciable sed de venganza consecuencia del conflicto. Describe los choques étnicos y los enfrentamientos civiles que azotaron las vidas de la gente común desde el mar Báltico al Mediterráneo y el establecimiento de un nuevo orden que finalmente trajo una difícil estabilidad a un continente devastado.”

Leer más.