Con motivo del XXV aniversario de la fundación de la Escuela de Traductores de Toledo, a lo largo de 2019 se celebrarán diversas actividades enmarcadas dentro del programa de conmemoración de dicha efeméride.

El próximo jueves 2 de mayo a las 17:30 h tendrá lugar la inauguración del XXV aniversario de la Escuela de Traductores de Toledo, centro de investigación de la UCLM, en el Salón de Actos del centro. En el acto intervendrán el Vicerrector de Investigación y Política Científica de la UCLM, José Julián Garde López-Brea, la actual directora de la Escuela de Traductores de Toledo, María Teresa Santamaría Hernández, y dos directores anteriores de la institución, Luis Miguel Pérez Cañada y Miguel Hernando de Larramendi, quien además fue el fundador de la misma. Asimismo, Ignacio García Pinilla (Catedrático de Filología Latina en la UCLM) realizará una breve exposición sobre Humanistas en Toledo.

Entre los actos programados para conmemorar el XXV aniversario de la Escuela de Traductores cabe destacar la organización de varias conferencias a lo largo del año, además de diversas acciones de difusión de la labor del centro tanto en los diferentes campus de la Universidad de Castilla-La Mancha como en la propia ciudad de Toledo.

Un poco de historia

A fin de recuperar el espíritu de la escuela medieval -que, con sus traducciones, favoreció la difusión de la ciencia y la cultura desde el mundo árabe hacia Europa-, la nueva Escuela de Traductores de Toledo nació en 1994 promovida por la Fundación Europea de la Cultura (Ámsterdam) y el Patronato Universitario de Toledo. En febrero de 2003, se integró en la Universidad de Castilla-La Mancha como uno de sus centros de investigación. A lo largo de sus más de dos décadas de existencia, la Escuela ha hecho realidad una amplia lista de proyectos de investigación, de programas de formación de traductores e intérpretes de árabe y de latín, y ha creado su propio catálogo de colecciones de traducción del saber clásico y contemporáneo, teniendo por campo de acción los países que se extienden desde el océano Atlántico hasta el golfo Pérsico.

Actualmente, las actividades de la Escuela de Traductores de Toledo giran en torno a tres ejes centrales: investigación en patrimonio textual, formación y traducción.