Hoy, 18 de diciembre, Día Mundial de la Lengua Árabe, recordamos desde la Escuela de Traductores de Toledo la figura de Ḥunayn ibn Isḥāq (808-873), prolífico traductor de la Casa de la Sabiduría de Bagdad. Sus versiones árabes de obras científicas, realizadas desde el griego o el siríaco, fueron transcendentales para el progreso de la ciencia en Europa.