Archivo de la categoría: Charlas

Descifrar el código

Empiezo mi temporada de charlas en Cabanillas del Campo, Guadalajara, celebrando con ellos el #11F, Día Internacional de la Mujer y la Niña en Ciencia, y lo hago especialmente motivada porque recientemente ha surgido una corriente de negacionismo entorno a este tema que me tiene preocupada. A todos aquellos que niegan la existencia de brecha alguna les recomiendo este estudio de la UNESCO. Descifrar el código: la educación de las niñas y las mujeres en ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM).

Los ladrillos del universo

Continuamos con las celebraciones del Año de la Tabla Periódica y esta vez me han invitado a celebrarlo en el IES Gregorio Prieto de Valdepeñas. Les he preparado una charla sobre los elementos químicos, y como entre el público estarían los estudiantes de 5º y 6º del Colegio Maestro Juan Alcaide, y a estas alturas los niños todavía no han estudiado química, me he buscado la vida para ver si me seguían. Todo indica que las piezas de lego de mi sobrino Alberto han hecho su trabajo.

Quimiofobia en Torrijos

Hoy ha tocado hablar de quimiofobia en el Centro de Educación para Adultos Teresa Enríquez de Torrijos. La verdad es que han sido un público fantástico y les agradezco enormemente la invitación. Vuelvo en cuanto queráis.

Celebrando el #11F

El 11 de febrero se celebra el «Día de la mujer y la niña en ciencia» y alrededor de esa fecha se llevan a cabo multitud de actividades para promocionar el protagonismo femenino en las disciplinas científicas. Yo no falto ningún año a la cita y en esta ocasión he impartido varios talleres y charlas por toda Castilla – La Mancha, pero si he de destacar algo que me ha hecho especial ilusión es llevar la charla «Quiero ser una planta» al instituto donde yo estudié hace ya muchísimos años, el IES Fernando de Mena de Socuéllamos. Disfruté mucho contándoles cómo había sido mi periplo hasta llegar a ser científica y lo que hago en investigación actualmente. Como una imagen vale más que mil palabras, aquí os dejo mi mejor recuerdo.

Alquimistas y alcahuetas

Dentro del ciclo de charlas organizadas del 17 al 21 de septiembre en cinco patios de Toledo y que dimos en llamar El patio de los alquimistas, a mi compañera Arantxa Castaño y a mi nos tocó ofrecer al alimón la charla-taller «Alquimistas y alcahuetas» en la que, tomando como hilo conductor a las mujeres, tratamos de eliminar todo misticismo para explicar que la alquimia es la madre de la química y que sin ella no sería posible el mundo que conocemos.

Así descubrimos que la primera persona en ser nombrada química, en una tableta cuneiforme de la Mesopotamia babilónica 1200 años a.C, fue una mujer, Tapputi, y que laboratorios como los que se describen en la Celestina no tenían nada que envidiar a los de los alquimistas de la época. Y así vamos avanzando de siglo en siglo y de mujer en mujer hasta llegar a Maríe Paulze Lavoisier, esposa de Antoine de Lavoisier y madre de la química moderna.

Fermentados y asilvestrados

En esta ocasión tuve el placer de compartir taller y charlas con mis compañeros de Ciencia a la Carta Susana Seseña y Enrique Gómez, y con el cocinero Iván Cerdeño, titular de una estrella Michelín y persona curiosa por naturaleza. Lo pasamos genial desnaturalizando, glicosidando y esferificando, pero voy a aprovecharme de la pluma de Arantxa Castaño que lo cuenta mejor que yo aquí.

Luchando contra la quimiofobia

Me han invitado a participar en la edición de 2018 de Pint of Science en Albacete y he decidido llevarles mi alegato contra la quimiofobia que, curiosamente, se titula «Sin química, por favor».

Además, al día siguiente ofrecí la misma charla en el CEIP Maestro Juan Alcaide de Valdepeñas, aunque, evidentemente no utilicé el mismo lenguaje.

Espero haberles convencido a todos de que sin química no habríamos alcanzado las cotas de bienestar que de las que ahora mismo disfrutamos y de que la quimifobia se está utilizando como herramienta publicitaria para vender, si para vender.

¿Sueñan las niñas con ser científicas?

Con esta pregunta arrancó mi charla del día 7 de marzo en la Biblioteca de Castilla – La Mancha y a continuación llevamos a cabo un análisis de lo que dicen la ciencia y las estadísticas sobre autopercepción, sesgos de género, vocaciones científicas y otros factores que hacen que la presencia de las mujeres en las áreas de ciencia y tecnología esté lejos de ser paritaria. Para mi lo más satisfactorio fue la interacción con el público que conectó estupendamente con el tema y la inestimable ayuda de Ana, la intérprete de lengua de signos que hace todo más fácil para los que lo tienen más difícil.

Quiero ser una planta

Este es el peculiar título que se me ocurrió poner a la charla que preparé para conmemorar el Día de la Mujer y la Niña en Ciencia. La verdad es que muchas de las cosas que he hecho en mi vida investigadora las hacen también las plantas y me pareció adecuado utilizarlo como hilo conductor. Lo que pretendía era contar a los adolescentes que me escuchaban cómo una niña de pueblo de los 70, que por aquel entonces no sabía lo que era un científico y mucho menos una científica, pudo llegar a vivir de la ciencia. Por el camino reflexionamos sobre si las mujeres lo tenemos fácil o difícil en este mundillo y por qué. Espero que los chavales del IES Carpetania de Yepes la disfrutasen, para mi fue un placer ofrecérsela.