Resumen

La contaminación del medio natural constituye una de las principales preocupaciones de la sociedad actual. La contaminación de las aguas cobra especial importancia en Castilla-La Mancha, debido a la escasez de la misma, lo que podría limitar su futuro desarrollo social y económico; por otro lado, también se detectan problemas puntuales importantes de contaminación del suelo, el cual es también un recurso natural necesario y no renovable. Algunos de los problemas ambientales reseñados tienen su origen en una gestión inexistente o ineficaz de los residuos de actividades antrópicas. La gestión óptima de estos residuos en el marco de la economía circular implicaría tanto la mitigación de su impacto ambiental sobre los ecosistemas y la salud humana, como la recuperación de recursos valiosos contenidos en los mismos.
Castilla-La Mancha presenta una larga tradición minera que data de la época romana. Desde entonces, la actividad minera ha generado una gran cantidad de residuos que, en muchos casos, fueron acumulados en los propios entornos mineros sin el tratamiento adecuado. Actualmente, estos residuos se encuentran abandonados debido al cese de actividad de las empresas que explotaban estos recursos mineros, con los consiguientes problemas ambientales que ello genera. De acuerdo con el l Plan Estratégico de Recursos Minerales no Energéticos de Castilla-La Mancha. Horizonte 2020 (PERMINE), los residuos mineros vertidos en escombreras, balsas o presas deben ser cuantificados y caracterizados, así como evaluado el grado de reciclado o reutilización que podría hacerse de los mismos en orden a su valorización.
En este contexto, el proyecto Bio-electro MineR2 tiene como objetivo combinar biotecnología y tratamientos electroquímicos para recuperar los recursos aprovechables, principalmente metales y tierras raras, contenidos en los residuos de minería abandonados, logrando de este modo la rehabilitación ambiental de los entornos contaminados mediante la aplicación de principios de economía circular. Para alcanzar este objetivo, el proyecto Bio-electro MineR2 abordará los siguientes aspectos:
1) La caracterización de los residuos abandonados (drenaje ácido de minas, escombreras y balsas) en entornos de minería metálica de Castilla-La Mancha, con el fin de identificar los tipos de residuos más problemáticos desde el punto de vista ambiental, así como los más susceptibles de valorización mediante las tecnologías a aplicar.
2) Estudio de la viabilidad técnica de extracción de metales y tierras raras de interés de los lodos depositados en balsas mineras y escombreras abandonadas empleando procesos de biolavado capaces de generar un efluente rico en metales que será tratado posteriormente para la recuperación del metal.
3) Estudio de la viabilidad técnica del proceso de recuperación electroquímica de los metales contenidos en el drenaje ácido de mina y en el efluente líquido, rico en metales, procedente del biolavado. Estas tecnologías electroquímicas de recuperación, electromigración y electrodeposición, serán complementadas con el tratamiento final en humedales artificiales con el objeto de lograr el vertido cero de materiales peligrosos.
4) Estudio de la viabilidad técnica de la aplicación de la fitorremediación, sola o en combinación con la electrorremediación, para la descontaminación de lodos de balsas mineras abandonadas y la eventual recuperación de los metales y tierras raras acumuladas en los tejidos vegetales.
5) Análisis económico y ambiental de las medidas y tecnologías estudiadas y realización de una propuesta de tratamiento combinado para la descontaminación de los entornos mineros abandonados y la recuperación de recursos.
La consecución de los objetivos establecidos permitirá disponer de tecnologías que puedan dar solución a la gestión de los residuos mineros abandonados, disminuyendo de este modo su impacto sobre el medioambiente, la salud y la economía, lo que contribuiría al progreso y desarrollo de Castilla-La Mancha.
La destacable experiencia y multidisciplinariedad del equipo que conforma la solicitud, así como la participación de tres EPOs, pertenecientes tanto al sector público como al privado, garantizan una adecuada transferencia de resultados al sector industrial (Minas de Almadén y Arrayanes S.A.), así como a los organismos públicos interesados (Confederación Hidrográfica del Guadiana y Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha).
Bio-electro MineR2 encaja perfectamente dentro de las líneas prioritarias definidas en el RIS3 de Castilla-La Mancha, siendo destacable su vinculación con el Desafío 4. Lograr mayor eficiencia de los recursos y el Desafío 9. Sostenibilidad: favorecer el paso a una economía baja en carbono en todos los sectores, más concretamente con la medida 9.1 Favorecer el desarrollo de la economía verde “Promover e impulsar la gestión adecuada de los residuos, las políticas de prevención y reutilización de los mismos”. Adicionalmente, el proyecto plantea la formación de dos nuevos investigadores a nivel de doctorado, lo que está en línea con lo planteado en el documento RIS3 en cuanto a capacitación de personal (Desafío 3. Potenciar los RRHH en la economía del conocimiento).[/et_pb_text][/et_pb_column]
[/et_pb_row]
[/et_pb_section]