UGT exige al conjunto de universidades españolas que cumplan con las normativas de transparencia exigibles a cualquier administración pública y, en función de ello, publiciten sus correspondientes Relaciones de Puestos de Trabajo (RPT), así como que sometan todos sus procesos de contratación a las normativas laborales o funcionariales vigentes, evitando las contrataciones irregulares y los abusos posteriores que, con demasiada frecuencia, vienen sucediendo.

Aunque las sentencias en cuestión se refieren a colectivos diferentes y problemáticas también diferentes, UGT cree que el fondo del problema es prácticamente el mismo: el abuso que las administraciones públicas y entre ellas las universidades hacen de los contratos en precario.

  • Sentencia núm. 87/16 del Juzgado de lo social núm. 10 de Sevilla: ESTA SENTENCIA DECLARA DESPIDO IMPROCEDENTE DE UN PROFESOR ASOCIADO A TIEMPO PARCIAL.

Para UGT queda claro que esta sentencia podría amparar la posible reivindicación de todos aquellos profesores asociados que no se corresponden estrictamente a lo establecido en la LOMLOU:

  1. El contrato se podrá celebrar con especialistas de reconocida competencia que acrediten ejercer su actividad profesional fuera del ámbito académico universitario
  2. La finalidad del contrato será la de desarrollar tareas docentes a través de las que se aporten sus conocimientos y experiencia profesionales a la universidad. 
  3. El contrato será de carácter temporal y con dedicación a tiempo parcial. 
  4. La duración del contrato será trimestral, semestral o anual, y se podrá renovar por períodos de igual duración, siempre que se siga acreditando el ejercicio de la actividad profesional fuera del ámbito académico universitario.
  • Sentencia 1572/2016 del Tribunal Superior de Justicia de Galicia, desestimando el recurso de suplicación interpuesto por LA XUNTA DE GALICIA contra la sentencia del juzgado de lo social número uno de Santiago de Compostela: ESTA SENTENCIA DECLARA QUE DEBE RECONOCERSE UNA RELACIÓN DE CARÁCTER LABORAL INDEFINIDO A UNA PROFESORA QUE SUPUESTAMENTE OCUPABA UNA PLAZA DE INTERINA.

Para UGT queda claro que esta sentencia ampara una situación laboral análoga a la de aquellos profesores que en estos momentos tienen la condición de interinos pero cuyas contrataciones no cumplen los requisitos jurídicos correspondientes a esta condición. Según dicha sentencia, estos profesores contratados temporalmente estarían en realidad cubriendo puestos de trabajo permanentes, argumento que podría sustentar demandas jurídicas individuales en pro de una contratación laboral indefinida.