El consumo de soja importada daña el medio ambiente local

Luis Antonio López Santiago (Luis.LSantiago@uclm.es)

El reciente artículo publicado en PNAS en 2018 nos muestra como el comercio internacional de alimentos puede ser perjudicial para el medio ambiente del país importador.

El comercio internacional de alimentos desempeña un papel importante en la seguridad alimentaria mundial y en la sostenibilidad ambiental global. En general, se ha llegado a la conclusión de que en el comercio internacional de alimentos los países importadores obtienen beneficios ambientales, mientras que los países exportadores sufren problemas ambientales al utilizar la tierra y otros recursos para producir alimentos para la exportación. Sin embargo, contrariamente a la sabiduría convencional el estudio señalado muestra que el comercio internacional de alimentos también puede conducir a la contaminación ambiental en los países importadores.

Plantas de soja creciendo en plantación de trigo. / wikipedia
Plantas de soja creciendo en plantación de trigo. / wikipedia

A nivel mundial, los autores llevan a cabo un metaanálisis que indica que hubo una mayor contaminación por nitrógeno (N) después de que gran parte de las tierras cultivadas previamente dedicadas a la soja se convirtiera en otros cultivos con una alta demanda de nitrógeno (trigo, maíz, arroz y hortalizas). Los hallazgos fueron posteriormente verificados por un estudio intensivo a nivel regional en China, el mayor país importador de soja, donde la conversión de tierras de soja en campos de maíz y arrozales ha llevado a un aumento de la contaminación por nitrógeno.

Los resultados encontrados por este trabajo sugieren la necesidad de evaluar las consecuencias ambientales del comercio internacional de todos los demás bienes y productos importantes en todos los países importadores, que tienen implicaciones significativas para el replanteamiento fundamental en la formulación de políticas globales y debates sobre responsabilidades ambientales entre consumidores, productores y comerciantes en todo el mundo.

Deja un comentario