Femenina Plural en Radio Diferencia

Femenina Plural en Radio Diferencia

El pasado 8 de marzo, día internacional de la mujer trabajadora, no nos podíamos quedar callados. En Radio Diferencia “hacemos huelga con palabras. Exigimos, como mujeres y como personas que somos, los derechos que merecemos y que no se nos reconocen.Decimos basta. Basta de desigualdades. Basta de la brecha salarial y del techo de cristal. Basta de injusticias y de censuras. No declaramos la guerra a los hombres; no declaramos la guerra a nadie, cambiamos la vida. No somos ni amargadas ni insatisfechas: nos gusta el humor, la risa, pero sabemos también compartir los duelos de las miles de mujeres víctimas de violencia. No somos pro-abortistas, somos pro-opción. Juntas somos más. Nuestra identidad es múltiple, somos diversas. Vivimos en el entorno rural y en el entorno urbano, trabajamos en el ámbito laboral y en el de los cuidados. Somos payas, gitanas, migradas y racializadas. Nuestras edades son todas y nos sabemos lesbianas, trans, bisexuales, inter, queer, hetero… Somos las que no están: somos las asesinadas, somos las presas. Somos TODAS. Juntas hoy paramos el mundo” (palabras de la directora del programa, Laura Higueras).

Este programa lo titulamos “Femenina plural” y efectivamente, fue precisamente eso: plural. Voces de todas las edades, voces internacionales, voces con experiencia y voces con ilusión y valentía. Mujeres trabajadoras y estudiantes se acercaron hasta el plató de radio para contarnos sus experiencias. Empezamos el programa con un plato fuerte, una entrevista a manos de Itziar Agudo. Nuestra compañera pudo conversar por teléfono con Ana María Pérez del Campo, una de las mujeres más luchadoras de nuestro país. Nacida en 1936, se convirtió en una de las primeras mujeres que luchaban por los derechos de la mujer durante la dictadura, una tarea un tanto difícil por aquel entonces. Luchó durante 9 años para conseguir el divorcio y participó en la redacción de la Ley de divorcio en España en 1981. Además de sus múltiples premios, Ana María Pérez del Campo es presidenta de la Asociación de Mujeres Separadas y Divorciadas. A pesar de las dificultades, ella decidió seguir peleando por la justicia: “Es imposible vivir y no luchar cuando los derechos de más de la mitad de la población estaban quebrantados”. Su historia quedará en el recuerdo, ya que Charo Nogueira ha publicado recientemente un libro titulado “La mujer que dijo basta”, en el que cuenta sus experiencias y el esfuerzo que dedicó a la reivindicación de los derechos de la mujer. Ana María daba fin a la entrevista con unas palabras que nos emocionaron a todas: “vosotras sois las la continuidad de la lucha”.

La primera mesa redonda estuvo dedicada a la universidad, moderada por Jennifer Bernal y en la que pudimos entrevistar a cuatro mujeres que trabajan en la UCLM. La primera de ellas fue Marina Montero, profesora de ESPACU en el campus de Cuenca, entrevistada por Arancha Hortelano. Nos contó que, afortunadamente, en su carrera no ha habido obstáculos por el hecho de ser mujer, ya que “en la enseñanza de español para extranjeros predomina la mujer”. La segunda entrevistada fue Carmen Mota, arquitecta y profesora en la Escuela Politécnica de Cuenca y en el Campus de Toledo. La entrevista fue realizada por Vanesa Moreno y en ella pudimos saber su visión del papel de la mujer en la sociedad. A pesar de haber estudiado una carrera tradicionalmente “de hombres”, su familia la apoyó en la decisión y afirma que no se siente discriminada en su trabajo por el hecho de ser mujer. Otra de nuestras invitadas fue Mari Carmen Fernández, trabajadora en la limpieza de la facultad de Periodismo, esta vez a manos de María Vecina. En la conversación reivindicaba que sí se ha sentido valorada en su trabajo, pero “a veces hay personas que no nos saludan por el hecho de ser las mujeres de la limpieza”.

La última entrevistada de esta mesa fue Milagros Cifuentes, jefa de conserjes en la facultad de Periodismo. Itziar conversó con ella acerca de cómo cómo ha visto el papel de la mujer en la UCLM, donde lleva trabajando más de 25 años. Afirma que “en esta casa somos muy afortunadas, porque desde el minuto 0 se nos ha tratado de igual a igual”.

La segunda mesa estuvo orientada a la mujer y el arte y moderada por Vanesa Moreno, en la que pudimos contar con estudiantes de Bellas Artes y con Isis Saz, directora académica del Vicerrectorado de Cultura, Deporte y Extensión universitaria y profesora en la facultad de Bellas Artes. Fátima Zohra y Miriam Gascón fueron las primeras entrevistadas, por Clara y Vanesa. Ambas son artistas y nos dieron su visión sobre el feminismo y cómo una mujer puede vivir del arte. El colectivo LGTB “Funf” también estuvo presente en nuestro programa, representado por Juanma y David, estudiantes de Bellas Artes. Ambos coincidían en que no creían en los conceptos de “feminidad” y “masculinidad”: “ha llegado a un punto en que tenemos que olvidar lo masculino y lo femenino”. Por último, Isis Saz, en su entrevista con María Vecina, se pronunció acerca del “techo de cristal”, afirmando que en muchas ocasiones ese techo no era de cristal, “sino de hormigón, y nuestra labor es romperlo”.

La siguiente mesa redonda trató sobre el empleo, a la que asistieron estudiantes y miembros de la UCLM y fue moderada por Clara Visier. El primer entrevistado de esta mesa fue Enrique Soler Castellanos, licenciado en Derecho en el año 2015, que pudo conversar con Aroa Ruiz. Nos habló de la brecha salarial y de la regulación de los derechos de la mujer en el ámbito laboral, una perspectiva jurídica para aclararnos conceptos. La segunda conversación estuvo protagonizada por Teresa Arévalo, estudiante de Derecho, graduada en ADE, fotógrafa y además, trabaja en el hostal de su familia, entrevistada por Jennifer Bernal. Teresa nos contó una experiencia personal relacionada con su familia. Su madre acompañaba a su padre en la dirección del hotel y en su momento fue muy criticada, porque por aquel entonces no había muchas mujeres en puestos directivos. Tras las dos entrevistas, se desarrolló un debate entre los dos estudiantes e Isis Saz, acerca de la importancia de la educación para la erradicación del machismo.

Distintas protagonistas de diversas edades se reunieron en nuestra mesa de edad, donde cada una pudo aportar su visión personal del papel de la mujer en la sociedad y cómo el paso del tiempo ha producido cambios en el significado de ser mujer. Esta mesa estuvo moderada por Sandra López y Lola Izquierdo, que expuso los temas de debate a nuestras 7 participantes: Itziar Agudo, Marina Montero, Natalia Marín y Marta Sánchez.

La última mesa, que puso el broche final a una mañana emotiva y reivindicativa, fue protagonizada por nuestros estudiantes internacionales. Chicas de Corea, Chile y Colombia, por ejemplo, nos ofrecieron detalles de la cultura de sus países y la concepción que se tiene de la mujer en ellos. Finalizamos la mañana con un buen sabor de boca, ese que queda después de haber trabajado en un proyecto plural, diferente y reivindicativo. Apagamos las luces del plató con una sonrisa en la boca y con la ilusión de ver que el mundo está cambiando, de que las mujeres estamos luchando y de momento, vamos ganando.

Créditos del programa:

El estreno de “La Pasión según Nuestro señor Jesucristo” de Manuel Millán

El estreno de “La Pasión según Nuestro señor Jesucristo” de Manuel Millán

El pasado sábado, 4 de marzo, se estrenó en el Teatro Auditorio de Cuenca el Oratorio compuesto por Manuel Millán basado en el Evangelio Apócrifo de Pedro.

La orquesta Ciudad de Cuenca, la Escolanía y el Coro Ciudad de Cuenca han sido los encargados de interpretar sobre el escenario “La Pasión según Nuestro señor Jesucristo” en el Teatro Auditorio de Cuenca. El pasado 4 de marzo se estrenó la obra bajo la dirección de Ignacio Yepes, y el barítono Carlos Lozano fue el responsable de poner voz al Evangelista en una interpretación intensa y llena de matices musicales.

El texto del Evangelio de Pedro data del siglo II y fue hallado en el Alto Egipto en el sepulcro de un monje cristiano en la antigua Panópolis. Además, está escrito en primera persona y el propio apóstol se identifica en uno de los versículos como Simón Pedro. Esta ha sido la base sobre la que se ha inspirado el compositor conquense Manuel Millán para realizar la partitura que se estrenó ayer sobre el escenario conquense, ante un público que prácticamente llenaba el patio de butacas y la platea central. Al estreno acudió el propio compositor y muchas caras conocidas de la música conquense que no quisieron perderse este verdadero acontecimiento musical.

La obra fue interpretada por una orquesta de cámara que contaba con la participación de un acordeón, pues en palabras del propio compositor “el acordeón es el nexo entre el órgano positivo barroco y la contemporaneidad. Los colores sonoros tienen como intención ayudar a visibilizar todavía más el argumento”. Desde el primer momento la intensidad de la partitura interpretada con textos en castellano, que estaban incluidos en el programa de mano, contribuyeron a que los espectadores pudieran sentir con toda intensidad el dramatismo de los acontecimientos narrados. Una partitura que alternaba momentos más clásicos con otros muchos más innovadores y juntos transmitieron al público de una manera casi visual el juicio, crucifixión y resurrección de Jesús narrados por el propio Evangelista.

La obra tuvo una duración de una hora y concluyó con un unánime aplauso, con momentos especialmente brillantes como la del coro interpretando la Turba camino del Calvario, el espectacular silencio tras la muerte de El Salvador, la interpretación de alguno de los textos de los poetas del Siglo de Oro o los solos de algunos de los intérpretes. Asimismo, fue especialmente apreciada por el público la interpretación del percusionista de la Orquesta Ciudad de Cuenca, de la niña Ainara Muñiz Lara y del tenor Carlos Alcocer en una breve, pero muy celebrada, intervención como Jesús. El director de la Orquesta, Ignacio Yepes, fue también muy aplaudido y finalizó su intervención invitando al escenario al compositor Manuel Millán, el cual emocionado salió varias veces a saludar ante las solicitudes del público asistente.

Fotografías de Sergio Rubio para #makinguclm // Puedes ver más contenido de este concierto en este enlace.

 

 

Grabación del Curso «Enseñanza en la metodología comprensiva de los deportes: Formación de Entrenadores Deportivos»

Grabación del Curso «Enseñanza en la metodología comprensiva de los deportes: Formación de Entrenadores Deportivos»

El Curso «Enseñanza en la metodología comprensiva de los deportes: Formación de Entrenadores Deportivos» fue realizado en la Facultad de Educación de Cuenca (UCLM) con la colaboración de la U.B. Conquense y el Club de Balonmano Ciudad Encantada entre los días 16 de octubre y 2 de noviembre de 2017.

Introducción y desarrollo sobre la aplicación de la táctica según la estructura de la sesión del modelo comprensivo, Carlos Evangelio Introducción y desarrollo sobre la aplicación de la táctica según la estructura de la sesión del modelo comprensivo. D. Carlos Evangelio.

Conclusiones al curso Enseñanza en la metodología comprensiva de los deportes. Conclusión y evaluación del curso: Mesa redonda con los participantes del curso.

Diferencias entre enfoque horizontal y vertical, Eva Guijarro. Diferencias entre enfoque horizontal y vertical (2º con orientación al fútbol) y progresión en su aplicación en función de la edad y la experiencia de los jugadores. Dña. Eva Guijarro.

Introducción y desarrollo de los juegos modificados y small side games, Irene Rocamora Introducción y desarrollo de los juegos modificados y small side games. Variables que podemos modificar en función del principio a cumplir. Dña. Irene Rocamora.

Evolución física y cognitiva de los jugadores en función de la categoría, Jorge Marinho Evolución física y cognitiva de los jugadores en función de la categoría (etapas madurativas, zona de desarrollo próximo y periodos sensibles del aprendizaje). D. Jorge Marinho.

Influencia de la edad relativa en las condiciones de los jugadores, Jorge Marinho Influencia de la edad relativa en las condiciones de los jugadores (revisión de Jacob) y metodologías apropiadas para tratar de compensar dichas diferencias (enseñanza entre iguales, cooperativo, por roles…). D. Jorge Marinho.

Introducción a la enseñanza en la metodología comprensiva de los deportes. Por Sixto González Villora.

Créditos de la grabación:

Al fondo del Teatro. En los camerinos. Con Teatro Defondo.

Al fondo del Teatro. En los camerinos. Con Teatro Defondo.

Siempre que un artista nos concede una entrevista en el mismo lugar en el que poco después va a comenzar el show es algo muy especial para todo el equipo. Compartimos con Pablo Huetos y Vanessa Martínez de Teatro Defondo, esos mágicos previos a la gran transformación, a la mutación.

Dentro de un rato veremos en el escenario como Orlando muta y vive, veremos cómo Pablo Huetos se transforma vertiginosamente en biógrafo, en Otello, en sirviente o en joven dama, pero ahora está frente a nosotros, junto con la directora de Teatro Defondo, conversando y compartiendo sus ilusiones, su historia y el maravilloso proceso creativo que culminará en un rato sobre el escenario del Teatro Auditorio de Cuenca. No hay nada más estimulante que mirar a los ojos a un artista antes de que se levante el telón. Viva el ser humano. Viva el teatro.

Conversaciones en el Lab con el compositor Manuel Millán

Conversaciones en el Lab con el compositor Manuel Millán

Teníamos muchas ganas de que Manuel Millán nos visitara y pudiéramos compartir té mientras hablamos de música y del proceso creativo. Ayer estuvo el el Lab con ocasión del estreno este sábado en el Teatro Auditorio de Cuenca de su obra ‘Evangelio según Nuestro Señor Jesucristo’ basada en el evangelio apócrifo de San Pedro.

Hablamos, por supuesto, de esta obra en la que ha trabajado intensamente en los últimos tiempos y que tendrá su puesta de largo de la mano de la Escolanía Ciudad de Cuenca, el Orfeón Ciudad de Cuenca y la Orquesta Ciudad de Cuenca , bajo la batuta de Ignacio Yepes, pero también hablamos de su trayectoria musical y creativa. También hablamos de una ópera que ya está terminada esperando su estreno. El libreto es de Gustavo Villalba y en la actualidad está esperando financiación para su estreno.

Muy pronto podrás leer la entrevista que coordinó Fernando Morcillo en nuestra revista cultural.

Recordamos Disfrutando 2017 y comenzamos con Disfrutando 2018

Recordamos Disfrutando 2017 y comenzamos con Disfrutando 2018

Comenzamos a andar el caminó de lo que será Disfrutando Cuenca 2018. Un evento ciudadano en el que queremos reunir la mañana del día de la Madre a cuántos colectivos, asociaciones, agrupaciones o gentes quieran unirse a nosotros para disfrutar de esa mañana de domingo.

En este vídeo os queremos contar lo que fue la edición del año pasado de Disfrutando Cuenca y os invitamos a participar en esta nueva edición. Si quieres formar parte de esta aventura pincha en ESTE ENLACE, completa los datos y nos pondremos en contacto. En Disfrutando Cuenca todo el mundo tiene su espacio.

Un vídeo de Alex Basha para #makinguclm

 

Títeres en la Facultad de Educación: ¡Lee, (Re) Crea… Siente el Arte!

Títeres en la Facultad de Educación: ¡Lee, (Re) Crea… Siente el Arte!

La mañana del 20 de diciembre a partir de las 11,30 se presentaron los trabajos de los alumnos de 4 º de la Mención Lenguajes Creativos para la Educación Infantil, en el Aula de Música.

El Proyecto conjunto ¡Lee, (Re) Crea… Siente el Arte! , en su cuarta edición, estuvo compuesto por tres obras dramáticas representadas por títeres de guante, muppet y sombras chinescas.

¡Lee, (Re) Crea… Siente el Arte!: El molino encantado

Una obra creada e interpretada por María José Máñez, Marina Valle, Silvia Mariana, Beatriz Langreo y Pablo Gallardo

¡Lee, (Re) Crea… Siente el Arte!: Un (b)arco, dos (b)arcos, tres (b)arcos

Una obra creada e interpretada por Azahara Haba, Carmen Espert, Eva Hurtado y

Irina Sanjerónimo.

¡Lee, (Re) Crea… Siente el Arte!: Los colores del no

Una obra creada e intepretada por Eva Morales, Lucía García, Rubén García y Blanca Cardo

Ficha técnica de la Grabación:

Un día «cualquiera» en el Making

Un día «cualquiera» en el Making

El Lab es un lugar por el que no deja de entrar y salir gente. Las puertas están siempre abiertas y suele haber siempre un poco de té recién hecho. El movimiento es lo normal porque aquí todo el mundo es bienvenido. Últimamente lo de todo el mundo es cada vez menos metáfora y más literal. Gentes de todos los lugares acaban encontrándose en el making. A los días como ayer nos remitimos.

Comenzamos la jornada con la reunión semanal a la que ayer se incorporaron al equipo los tres.becarios de colaboración y algunos estudiantes de España, Chile, México, Argentina, Colombia, Bulgaria, Francia, Kirguistán y Bélgica que se han incorporado al equipo para hacer sus prácticas este cuatrimestre con nosotros.

Ya por la tarde, el equipo creativo tuvo la primera reunión con Marco Antonio de la Ossa, para empezar con el proceso de creación de la gráfica de Estival Cuenca 2018. Empezaremos a caminar en dos sendas bien distintas que liderarán Hache y Daliani.

Después de eso tuvimos un encuentro con los estudiantes taiwaneses que forman parte del programa de Español para Extranjeros en Cuenca con los que vamos a trabajar en un vídeo divulgativo de las actividades que realiza ESPACU destinado a su difusión en las universidades taiwanesas. Va a estar interesante como se organizan en este proyecto Carolina de Buenos Aires y Quico de Taiwán.

Esos son sólo algunos de los momentos puntuales en los que participó más gente, porque además durante todo el día hubo decenas de pequeñas reuniones para preparar grabaciones del CTED, la colaboración con un programa de CMM, el próximo programa de Radio Diferencia, el guión de varias entrevistas, visionados previos del concierto de la Soledad, hablamos de cómo mejorar la accesibilidad del Campus, escribimos sobre Café Quijano, debatimos sobre qué vamos a hacer el Día de la Mujer y mil asuntos más.

Esto es un día en el making. Bienvenidos al lugar donde nunca pasa casi nada.

• • •

Por cierto, si quieres colaborar con nosotros sólo tienes que pasarte por aquí a visitarnos. Estamos en la planta sótano de la Facultad de Periodismo o escribirnos a makinguclm@gmail.com

Lidia Peralta. África tiene nombre de mujeres

Lidia Peralta. África tiene nombre de mujeres

África solo existe cuando se la mira desde lejos. Cuando se la otea desde la lejanía de la Torre de la Vela. Después desaparece o se multiplica. Nadie sale ileso. El viajero es condenado a recorrer las mil y una rutas que cada vez te llevan a una África distinta.

Viajeros eternos que la recorren tratando de hacernos entender este mundo donde caben muchos mundos. Pedro Páez, Stanley, Burton, Livingstone, Mary Kingsley, Kapuściński o Javier Reverte. Una estirpe de vagabundos en África.

La documentalista, periodista y caminante Lidia Peralta es también uno de ellos. Se puso las botas con alas para contarnos en sus documentales historias de gentes de Dakar, Tombuctú, Sudán o Khartoum. En estos días expone en la sala Ricardo Ortega de la Facultad de Periodismo de Cuenca algunas de las fotografías de las mujeres que encontró durante sus vagabundeos por África. “Mujeres (que) machacan la mandioca, asan a la brasa bulbos de taro, cocinan algún plato, comercian con chicles, galletas y aspirinas, lavan y secan la ropa. Y todo ello a la vista de todos, como si rigiese una orden que obliga a los habitantes a abandonar sus casas a las ocho de la mañana y a permanecer en la calle.” (Ébano, 1998). Mujeres con nombres en África. Hechos cotidianos que cruzan los límites de los clichés que tenemos de África. Sin truculencia y sin paternalismos. Sin exotismos innecesarios. Gentes normales. Mujeres de África de las que Lidia conoce los nombres.

¿Cómo nace la exposición “África tiene nombre de mujer”?

La exposición no es un trabajo independiente de haber ido una sola vez a visitar varios países africanos, sino más bien es numerosas ocasiones en las que he estado allí. Es fruto de una atracción por África desde que era pequeña. Recuerdo decir a mi madre en el salón de mi casa que quería ir a África. Considero que se debe a la serie ‘Raíces’. Me marcaron mucho esos personajes, esas narrativas de la esclavitud. Después de varios años, terminé estudiando la serie y a día de hoy la critico porque no atiende a realidades históricas. Pero lo cierto, es que siendo niña me impresionó muchísimo. De modo que en cuanto tuve oportunidad de moverme y comencé a viajar, África era como mi destino preferido. Más tarde llegaron comentarios típicos como: ‘¿África? ¿Por qué África? ¿Qué se te ha perdido allí?’. Pero cuando llegar a África y realizas viajes por la zona, te das cuenta de que tus experiencias son radicalmente distintas a ese tipo de prejuicios que llevas a cuestas. Vuelves cargada de nuevas impresiones, de aprendizaje de diferentes culturas, filosofías y modos de ver la vida, maneras de enfocar las cosas… Todo ello te hace salir de tu zona de confort y de pensar que Europa es el ombligo del mundo. La exposición no obedece a una intención de voy a hacer una exposición de mujeres, sino que es un cúmulo de experiencias, de viajes, de países y de años. Hace ya veinticinco años que viajo por el continente africano.

Hay gente que va a África diez días con todo programado, y a la vuelta parece conocer ya todo el continente.

Me dan muchísima rabia ese tipo de cosas. Además, he constatado que los propios turistas cuando vuelven de los viajes se convierten así mismos en los propios héroes, contando sus experiencias y hablando de los robos, de las enfermedades, del miedo, del peligro… ¿Para qué hacen eso? Para generar una heroicidad propia del viaje, cuando yo lo que reivindico es lo contrario. Reivindico la normalidad en la vida diaria de estas personas. Después de haber realizado tantos viajes a África con lo que te quedas es con eso, con situaciones cotidianas que son universales, que las encuentras en cualquier parte del mundo. Todas las personas desean lo mismo: su felicidad, la de sus hijos, que sean buenas personas, la salud… Por ello con esta obra intento romper estereotipos y reivindicar la normalidad.  

A veces parece que sólo interesa África como naturaleza salvaje y cómo territorio en guerra.

No hay que caer en la polarización. África es un continente de cincuenta y cinco países con mil millones de habitantes (en España somos tan solo cuarenta y cinco millones). En un volumen tan inmenso de países y millones de habitantes, esto representa un hecho muy minoritario en el devenir cotidiano de las personas. Al final todo se acaba desvirtuando cuanto más lejos se esté de lo local. Los titulares de África son y siguen estando muy polarizados. Me alegra que haya medios, como en RNE ‘África hoy’, el Blog de Lola Huete ‘África no es un continente’ o Festivales de Cine como el ‘Festival de Cine africano de Tarifa’, que estén contribuyendo a generar otra imagen más positiva y normalizada. Pero África hasta ahora ha sido guerra, hambrunas, corrupción, el titular al fin y al cabo. Nuestra responsabilidad como comunicadores es alejarnos de los titulares para rescatar la normalidad. Hablamos del mayor genocidio del mundo y pensamos en los nazis, pero allí hubo cuatrocientos millones de esclavos comercializados. Lo que se ha hecho con África es un auténtico homicidio a todos los niveles.

¿Cuál de todas las facetas que ofrece África consideras que es la que más te apasiona, la que más influencia a tu fotografía?

Voy a ahondar en el pasado y me voy a centrar en un documental que hice sobre los manuscritos andalusíes, llamado ‘La caravana de los manuscritos andalusíes’. El protagonista principal es Ismael, propietario de la biblioteca andalusí de Tombuctú y el documental relata la ruta desde Toledo hasta Tombuctú y va buscando los manuscritos que se produjeron en la Hispania islámica. Ese documental me abrió toda la visión que hoy en día tengo del continente africano, porque me hizo comprender que en los siglos XII y XIII, cuando París y Londres eran auténticas podredumbres, en Mali estaba la universidad más prestigiosa de África. Cada familia tenía manuscritos en sus casas y había una cultura extraordinaria. Me dio muchísimo que pensar sobre qué representa África y por qué no ha podido llegar más a nuestra vista. A raíz de esta ruptura con los estereotipos a través del documental, empecé a ver a mujeres taxista, médico, bombero, modelo. Esa parte de África me atraer muchísimo. Además, es un continente que te desborda con tantas culturas diferentes. Luego regresas a Europa y observas que todos somos muy iguales entre sí. Para mí África es belleza, es todo lo que veo cada vez que la piso.

Hablando de belleza, Mali, por ejemplo, es el país musicalmente hablando, más rico del mundo. ¿Cuál es el papel de la mujer en este ámbito?

Es cierto, pero no me decantaría a decir que lo que más caracteriza a Mali es su música. África siempre se ha expresado con música y creo que la riqueza musical pertenece a cualquier esquina de su continente. África es música. La mujer africana que acaba en el mundo de la música, sobre todo la música tradicional, no solo tiene un rol musical de cara a la sociedad, es más que eso. Son iconos de religiosidad, son herederas de las personas que siempre estaban al lado de la nobleza y que iban contando lo que iba pasando en las cortes africanas. El equivalente en la actualidad serían las trovadoras, mujeres con una gran capacidad expresiva y creativa que improvisan letras.

¿Cómo es acercarse a ellos para conocer su cotidianidad desde dentro al ser una persona de Occidente?

No, a ese nivel no. Considero que el recelo de África hacia Occidente opera hacia otros niveles más institucionales, corporativos, más de discurso oficial. Las culturas árabes son famosas y son conocidas por su hospitalidad, por su gran acogida a aquel que lo necesita. Nosotros hoy en día no somos así, no acogemos a nadie ni le damos un plato de comida sin conocerlos. La verdad que yo nunca he tenido ningún problema para conectar con personas de otras culturas. Todo lo que he encontrado ha sido intercambio, enriquecimiento cultural y alegría. Mucha gente se pregunta cómo pueden ser tan felices con lo pobres que son y es ese el primer aprendizaje que te traes de allí.

¿Cuál es tu visión acerca frente a tradiciones como la ablación?

Lo veo muy mal. Yo misma he atravesado bastantes crisis de carácter personal con cómo yo me posicionaba con temas de género y feminismo. Existía ese debate interno de si hemos de dejar a las sociedades que vivan a su libre albedrío o hay temas por los que no se puede hacer la vista gorda. Para mí, nada es lícito, ni legal. Es una auténtica humillación para la mujer y es intolerante. Desposeer a la mujer de una fuente de placer tan vital como es la que recibe a través del sexo, ¿qué mayor humillación puede haber? Estoy radicalmente en contra a todos los niveles, tanto humano, como sanitario. NO en mayúsculas, sin ningún tipo de contemplación. Pero esta realidad patriarcal machista la tenemos en Europa también, por lejano que nos parezca. No nos hemos desecho del hecho de diferenciar a hombres de mujeres, porque durante siglos y siglos el hombre ha estado en el centro de la sociedad y todo ha girado en torno a él. ¿Cómo los hombres van a querer deshacerse de esos privilegios? Pero no deja de ser una injusticia.

Has comentado que fue un poco espontáneo hacer este tipo de fotografías exaltando la figura de la mujer, pero, ¿en tus viajes e investigaciones te has topado con mujeres que luchan por ser reconocidas en la sociedad?

Tengo un documental que te responderá muy bien a la pregunta, titulado ‘Alas sobre Jartum’. Es la historia de cuatro hermanas sudanesas que, por la situación de inestabilidad política que ha vivido Sudán en las últimas décadas entre norte y sur, tuvieron que separarse. Una de ellas se fue a vivir a Estados Unidos, dos a España y otra a Sudán. Cada una de ellas es una familia de artista y un documental en sí. La que vive en Sudán es profesora universitaria y desde allí lucha cada día para que valoren el papel de la mujer dentro de una sociedad que se ha calificado a sí misma como islamista. La cantante no pudo soportar la presión que su familia le ejercía para ponerse el velo y tuvo que marcharse. La actriz que vive en Estados Unidos hizo una obra de teatro que criticaba al gobierno, la amenazaron y tuvo que huir del país. La otra hermana ha hecho una tesis doctoral en Granada y en la actualidad vive en Cuba trabajando en una embajada. Estas mujeres son un monumento. Cada una de ellas, desde el sitio que haya sido, han sido mujeres luchadoras, empezando por enfrentarse con sus propias familias.

¿Qué te gustaría que se llevasen puesto en la mochila quiénes visitasen la exposición?

La inspiración, las ganas y el deseo de conocer África. Dar ese primer paso de ¿qué hago yo allí? o por qué ese destino. Es muy bonito poder inspirar a las jóvenes generaciones para que apuesten por un camino, por una especialización. Puede ser África, Asia, o cualquier otro lugar, pero con los años empiezas a recoger frutos y eres consciente del trabajo realizado. Que esas fotografías puedan inspirar a alguien a elegir su camino sería algo maravilloso. Ya sabes lo que dicen, una imagen vale más que mil palabras.

Nos despedimos de Lidia Peralta deseando que nos cuente más historias de África con sus documentales, con sus fotografías o con sus palabras. Así, nos quedamos pensando en aquello que dijo el Gato de Cheshire de lo especial de aquellas personas que encuentran el camino. Volvemos de nuevo a mirar a esas mujeres retratadas en la exposición “África tiene nombre de mujer” sabiendo que Lidia conoce sus nombres.

 

Esta entrevista es el resultado del encuentro con Lidia Peralta que se realizó en el Lab de MakingUCLM con motivo de la inauguración de la exposición «Africa tiene nombre de mujer» que puede visitarse durante el primer cuatrimestre de 2018 en la sala Ricardo Ortega de la Facultad de Periodismo de Cuenca. En él participaron los estudiantes de periodismo David Alexander V.Lola Izquierdo SuayDiana Villamizar RevolloMaría Natalia Palma IbáñezLaura Leiva VargasKathleen Pérez Flores y Josean Montero. La entrevista está redactada por Jennifer Bernal y Josean Montero. Las fotografías son de Ángel Alarcón Marchante y Laura Higueras

Lidia Peralta

Lidia Peralta es directora de numerosos documentales que nos cuentan historias de África. Entre ellos ‘La Caravana del manuscrito andalusí’ (2007) en el que se narra la historia de Ismael y el viaje de algunos de los libros que se realizaron en Al-Andalus y que fueron sacados de la Península para evitar destrucción.

Entre sus últimos trabajos encontramos el documental “Una casa para Bernarda Alba” (2011). La maravillosa historia de ocho mujeres gitanas que preparan la obra de teatro de García Lorca mientras nos acerca a la realidad de los barrios chabolistas sevillanos. Este documental obtuvo el Festival internacional de documentales “Santiago Álvarez in Memoriam” (Cuba, 2011) y el Premio Andalucía de Periodismo (2013) en el apartado de televisión.

Una casa para Bernarda Alba, de Lidia Peralta (2011)

La Caravana de los Manuscritos de Al-Ándalus, de Lidia Peralta (2007)

Vuelven las Jornadas de Zarzuela a Cuenca

Vuelven las Jornadas de Zarzuela a Cuenca

Durante la mañana del pasado miércoles 7 de febrero, nos visitó Alberto González Lapuente, director de las Jornadas de Zarzuela organizadas por las Fundación Jacinto e Inocencio Guerrero, institución encargada de organizar uno de los eventos a nivel musical más importantes de Cuenca: Las Jornadas de Zarzuela.

González La Puente nos contó acerca del programa previsto para la última semana de septiembre de este 2018, el que no sólo incluirá presentaciones musicales de zarzuela, sino que también exposiciones y conferencias relacionadas con la forma en que ha evolucionado la manera en que se le ha hecho publicidad a este género.

Así, el director de la Fundación Guerrero menciona que esta Jornada tendrá por nombre “La Zarzuela Mecánica, sobre todo porque pensamos en los medios de reproducción que ha habido en la historia de la zarzuela, la cual además, justamente, coincide con la historia del sonido grabado; desde el rollo de cera al disco de 78 revoluciones y otras técnicas más sofisticadas como el tocadiscos, cassettes hasta lo que ahora entendemos como zarzuela líquida, en que la música está en una nube y la reproducimos a través del móvil ”.

Se espera que durante Las Jornadas de Zarzuela dicha exposición esté habilitada a partir del miércoles. Le siguen además, espectáculos para el viernes y el sábado, los que estarán bajo la producción de “La Zarzuela Bella” de la Fundación Juan March.

Texto de Lola Izquierdo Suay y Fotografías de Alex Basha para #makinguclm

Más contenidos publicados por MakingUCLM sobre Zarzuela

Ruptura de cadenas: meeting point con Lucas Graciano del Pozo

Ruptura de cadenas: meeting point con Lucas Graciano del Pozo

Una vez más, el Making se convierte en un hogar para los artistas emergentes y se tiñe de claroscuros durante la visita de Lucas Graciano del Pozo, escritor “desde las entrañas” que trajo consigo su nuevo poemario Lobotomía de un demonio, con la intención de extraer de nosotros, durante el meeting point, esas astillas y cristales rotos que guardamos en nuestro subconsciente bajo nuestro yo más profundo, ese yo que nos hace pensar y querer revelarnos contra todo.

La sala acogía en círculo a Lucas, nervioso ante el público, toqueteando sus cadenas de plástico y su chupa de cuero, pero con chispas de ilusión en su constante sube y baja de rodillas y su sonrisa de lóbulo a lóbulo. Antes de lanzarme de cabeza a las vísceras de su libro y dar paso a las intervenciones, comencé por preguntarle el porqué de su afición por la escritura, de dónde viene y a donde se dirige su camino.

Su pasión, según el poeta, viene de esa “necesidad de contar algo”. Lucas, cuando comenzó el Máster en Educación, después de haber finalizado Bellas Artes, cayó en la cuenta de que, durante aquél año, aprendió a jugar más con las palabras y a componer sus cuadros mentales mediante retahílas de versos. Para él, este proceso de creación, era como “ir formando ese cuadro que tiene varios elementos y vas cogiendo de aquí y de allí, y un día dije, venga, pues voy a pintar pero con las palabras”.

La literatura, como lleva haciendo desde hace siglos, pretende despertar en nosotros un impulso mental que nos mueva a pensar y a romper y crear nuevos esquemas. El escrutinio cerebral del personaje de este libro, pretende abrirnos la conciencia a una sociedad dormida dentro de una pasividad mortal, una sociedad que ya no se levanta a reivindicar sus derechos con el acero de su voz. “Quiero que la sociedad se inquiete y diga, valiente gilipollas, qué me estas contando. Aunque despierten odio o asco hacia lo que yo escribo, al menos sé que no les resulta indiferente y ya están pensando”.

Conforme avanza el hilo de la conversación bajo las lentes de las cámaras, redirijo mis preguntas hacia la sinopsis de su libro y el significado que esconde tras esa frase de “un desafío personal por que impere esa parte racional sometida por los instintos primarios”. Lucas, con ella, pretende hacernos recordar ese momento de soledad en el que nos visitan esos fantasmas que todos guardamos bajo la cama, aquellos que nos arrastran a nuestro lado más pasional, a ese lado violento y primario que no responde a ninguna norma, ya que al fin y al cabo, todos poseemos un lado animal con ganas de salir al ruedo, significado que fusiona con las imágenes de los minotauros que gobiernan la portada del libro.

Llegados el autor que recita y explica el significado de uno de sus poemas, Proyecto Educativo. Bajo los versos, Lucas, expone su visión sobre la educación a todos los niveles, desde la botella y la calle, hasta la casa y los padres. Esta perspectiva, aborda la dejadez de algunos padres en la educación de sus hijos, y la influencia que pueden tener la figura, tanto paterna como materna, en el desarrollo de la personalidad. “Este país es el reflejo inconfundible, de una educación que fluctúa entre irse de putas los sábados y a misa los domingos”. A veces, si los padres dejan completamente a sus hijos al libre albedrío de la vida, y no mantienen un contacto cercano, la televisión y el barrio, aquellas que no están al alcance de la vista protectora de los progenitores, pueden llegar a absorber hasta la última gota de la forma de ser de personajes poco recomendables, sin posibilidad de vuelta atrás.

De nuevo, justo detrás de una pequeña muralla de sillas, una mano se alza con una pregunta en la palma, y, como si fuese una flecha, la cuestión fue directa a los intereses más profundos del poeta, ¿cómo le había influido su lucha interna para escribir y que pretendía extraer de las personas con su libro? “Aunque el libro parezca así oscuro siniestro y tétrico, que lo es, no es un libro pesimista, porque el pesimismo son las personas que realmente no quieren luchar por cambiar la situación, pero el personaje, no se sabe cómo, suena la campana y se levanta. Es la actitud de guerrero que le dice ‘por mucho que me machaquen yo voy a levantarme, pero no a levantarme de la forma súper positiva, sino por simplemente seguir vivo’. Y con este pack de frases, como si fuesen hachas, Lucas corta en pedazos la visión habitual que suele tenerse sobre el pesimismo, porque el pesimista no es aquel que llora un día gris, o se enfada y maldice al mundo porque justo ha cogido el coche y ha pillado un atasco en la autovía, sino aquel con las herramientas suficientes para entrar en batalla y luchar por lo que quiere, pero, vencido por la pereza y el miedo a perder, prefiere quedarse sentado viendo la vida pasar.

Los minutos se escapan sin posibilidad de atraparlos y alcanzamos los 30 minutos de entrevista colectiva y mis ganas de seguir analizando el doble fondo del poemario no quedan saciadas, realizo un salto y me coloco sobre mi siguiente objetivo, el prólogo y la historia sobre una bestia que les promete el cielo y la fama a cuatro alumnos de Bellas Artes. La bestia, o mejor dicho, cucaracha, vacía los bolsillos de los cuatro estudiantes y muere violentamente, masacre digna de un buen Thriller, un cadáver colgado con sus propias entrañas girando en un ventilador. A primera vista, puede parecer un simple adorno truculento y llamativo para captar la atención de los lectores más morbosos, pero, debajo de la sangre y el alcohol, se encuentra escondida la vida de Lucas y la de muchos artistas:

“Tú tienes un recorrido desde que entras en la facultad en el que te aseguran un puesto de trabajo fantástico, y luego te das cuenta de que no es así, de que acabas con el culo al aire, y es cuando tienes que afrontar la realidad, que toda esta gente te ha estado engañando, que te tienes que esforzar mucho, de que tienes que apostar por ti. Nadie te va a dar la receta del éxito, hay que pasarlo muy mal para pagar un mes de alquiler, te lo digo porque tengo un compañero de piso que acaba de vender un cuadro y, con ese dinero, tiene que pagarse el implante de una muela que le cuesta como el dinero de tres cuadros suyos”.

A partir del implante de una muela, conectamos con la oficina del INEM, a partir de un asesino, conectamos con otro. Continuamos con otro poema con truco de Lucas, Estado de sitio, donde la cucaracha que habíamos visto en el prólogo, se metamorfosea en un asesino cruel y sin piedad. En cada verso puede olerse la sangre coagulada de los pedazos de carne humana que gobiernan el hogar del psicópata, miembros de “frikis del diseño 3D” y cualquier tipo de persona que puedas llegar a imaginarte. Cuando llegas al final, cuando piensas que el poema no podía invadir todavía más tu mente, el verso se cierra de par en par con un “diríjase a la oficina del INEM más próxima”.

La muela del compañero, la visión del poeta, liga de una manera u otra con toda esta escena desagradable, ya que la miseria y la destrucción que impregna con viscosidad la violenta habitación, representa algo tan mundano como una oficina del INEM por la mañana. ¿Alguna vez os habéis fijado en las largas colas de caras apagadas y ojeras interminables que se forman en el INEM?, esos laberintos de Creta interminables donde ciudadanos de todas las nacionalidades buscan una oportunidad después de fichar, pero se vuelven con el alma por los pies cuando tan solo reciben un “ya te llamaremos” y al final, 1 de cada 10, recibe esa llamada desde un cielo inventado dentro de una oficina. “Ese desánimo, esa destrucción, es incluso peor que la del personaje”, sentenció Lucas, un segundo cierre a este análisis de su texto, un cierre que te hace pensar en la realidad del mundo en el que vivimos.

Ya resopla a lo lejos el final de este encuentro, y construimos un cierre a partir de una última reflexión sobre los últimos dos poemas, Caín y Abel y Mollie, donde aparece la figura de “el hermano”, y que mejor opción para finalizar este artículo que la respuesta textual del protagonista de la velada, una respuesta que, al igual que su libro, te guste o no, no te dejará indiferente.

“Esos son los poemas más duros en el sentido de que es buscar lo más profundo, y cuando buscas en lo más profundo, ves reflejado una persona, que esa persona eres tú pero no eres tú, porque es lo más destructivo que hay en ti, entonces yo hacía esa similitud, esa dualidad con el personaje, que se parte en un hermano, en el que los dos son hijos de un dios y son ángeles caídos, y uno de ellos se da cuenta de que no quiere pasar el calvario de ser un salvador por una sociedad tan miserable que no mueve un dedo por su propia existencia, entonces el salvador y el destructor se hacen uno, solo que uno destruye de manera directa y el otro actúa más por la espalda, de una manera más ruin y traicionera”.

“Es una movida tener 31 años, intentar miles de formas para poder dedicarme a algo que realmente me apasione, y algo que me llene porque no serviría para estar en una fábrica cargando sacos y ser un eslabón más de la cadena, pero es jodido porque se termina, apuesta todo, dejas el trabajo que tienes, vienes aquí a Cuenca, un lugar ajeno con la esperanza de terminar y hacer algo que realmente te llene pero pasan cuatro años que es la carrera y no hay nada, pruebas mil cosas y ahí estas, sin nada. Pero todo esto me sirvió para darme cuenta de que se puede crear con las palabras, de que toda mi vida sirve para algo, y esa fuerza es la que saco para seguir pal ante porque la única forma es seguir y luchar, apostarlo todo.”

Aquí llega, a partir de este párrafo textual del autor, una reflexión sobre la esencia de su obra. Esta cita, resume gran parte de las páginas de Lobotomía de un Demonio. Lucas, es una de esas personas que, con solo leerle, sabes que a sus 31 años, no se ha rendido aun estando en la nada. No solo nos construyen los buenos momentos, también los malos, los días con lágrimas saladas en los que nos regodeamos con la almohada.

Lucas supo desde el momento número uno que su libro también despertaría asco y tal vez odio hacia su persona, pero es el precio que hay que pagar por luchar contra el edulcoramiento que hoy en día nos invade para mantenernos quietos e impasibles ante las injusticias de nuestro alrededor. Todo lo que he destacado en este artículo, aunque puedan parecer temas independientes, se encuentran conectados uno con otro, creando temas que se encuentran en nuestra realidad. En este meeting point hemos visto esas esquinas oscuras del ser humano y de la sociedad que el positivismo hiperazucarado intenta taparnos para no aprender y despertar.

Lucas sufre por vivir fuera del círculo de confort en el que muchos vivimos, y este poemario, es una llamada de atención desesperada a la sociedad, un mensaje que no te dejará indiferente como he dicho repetidas veces a lo largo de estos párrafos. Todavía permanecemos equivocados en miles de cosas que dábamos por sabidas, como en nuestra concepción del positivismo. El positivismo no es sonreír a diario ni conseguir todas tus metas, el positivismo, como dice Lucas, es levantarse con el rostro triste y roto solo por “joder” al colectivo que te pisaba con fuerza para aplastarte. La sociedad todavía permanece dormida y sin ganas de mover un dedo por cambiar y lavarse las capas de protección ante el dolor de la pura realidad, la realidad de que ya comienzan a aparecer ángeles caídos que se cansan de pelear por un mundo que no actúa hasta que se ve en lo más profundo, que duerme en paz siendo uno más que obedece a cualquier convención, o que se conforma con parecer un rebelde sin causa sin salir a luchar a la calle. Vivimos en un mundo en el que damos una cara en la misa de los domingos y otra en los prostíbulos, en el que ya nos cansa incluso dar buen ejemplo y sentarnos a escuchar y a comprender al de al lado.

Nos estamos sumergiendo en una burbuja de pereza y anestesia que nos da el capitalismo con manzanas envenenadas y brillantes, como los móviles, las sonrisas estudiadas o la idea de vida perfecta para que no podamos ver que en la oficina del INEM, hay una persona que vuelve a casa con las manos vacías. Esa persona ya se dio cuenta de que nadie te regala la receta del éxito y que los mensajes de las tazas de “todo lo consigues, solo imagínalo” y los libros a un euro de autoayuda de coachings personales, no son suficientes si no renaces del dolor.

No hay subida sin bajada ni paz sin lucha. No hay buena reflexión sin este poemario escrito desde las entrañas.

Un texto de Aroa Ruiz Ruiz con fotografías de Nereida Dusten para #MakingUCLM

.

 

Esta mañana hablamos con Manos Unidas en Radio Diferencia

Esta mañana hablamos con Manos Unidas en Radio Diferencia

Esta mañana en Radio Diferencia hablaremos sobre la nueva campaña de Manos Unidas «Comparte lo que importa». Para ello contaremos con la presencia de Encarnación Pérez Martínez, delegada en Cuenca de Manos Unidas y el Padre Fermín Francisco Rodríguez López, misionero claretista en Kenia y Zimbabwe desde las doce de la mañana en el Plató de Radio de la Facultad de Periodismo del Campus de Cuenca.

Puedes escuchar todos los programas de Radio Diferencia a través del canal Radio Diferencia UCLM de Ivoox.