The Conversation

¿Se puede cumplir una pena de prisión fuera de la cárcel?

Profesora Titular de Derecho Penal, especialización en Derecho penitenciario, Universidad de Castilla-La Mancha
15 noviembre 2021 22:43 CET

Cuando desgraciadamente una persona en permiso de salida, tercer grado o libertad condicional comete un delito, se cuestiona la necesidad de estas figuras. Pero ¿qué sabemos del régimen abierto? Desmontemos algunos prejuicios y expliquemos algunas realidades.

La Ley General Penitenciaria española de 1979 establece un sistema progresivo de cumplimiento de la pena de prisión. A los penados se les clasifica en tres posibles grados que contemplan un régimen de vida acorde a los riesgos que pueden plantear en su convivencia dentro de la prisión y para la sociedad.

Si se trata de internos especialmente peligrosos, la clasificación en primer grado conllevará la aplicación del régimen de vida cerrado: 21 horas de aislamiento en celda individual, con importantes medidas de seguridad y limitación intensa de actividades y contactos con otros internos. Su extrema dureza y consecuencias devastadoras exige su uso excepcional y por el menor tiempo posible.

El régimen mayoritario de cumplimiento es el ordinario: se aplica a los penados clasificados en segundo grado y también a los preventivos y a los que esperan una clasificación. Se cumple entre los muros de la prisión, con una convivencia normalizada dentro de un módulo, realizando actividades o, en su caso, desempeñando un trabajo en el centro… (leer artículo completo aquí)