El sector de la aeronáutica ha sido uno de los más castigados por la crisis del COVID-19.  Dos tercios de la flota actual de aviones se encuentra en tierra, lo que afecta no solo a las aerolíneas, que luchan por su supervivencia, también a los aeropuertos, la industria aeroespacial, la industrial auxiliar y, por su puesto al turismo. Paralelamente, este sector se ha volcado en  la lucha contra la pandemia, poniendo en marcha vuelos solidarios, transportando material e , incluso, fabricándolo para donarlo a los centros sanitarios de toda Europa.

Elena Mayoral, directora de Planificación y Medioambiente de Aena, quién explica como ha hecho frente a esta situación de crisis:

«Desde el primer momento, Aena se ha volcado en la operativa esencial para hacer frente al Covid-19. Como decimos: nunca tan pocos vuelos han sido tan valiososNuestros aeropuertos han centrado sus esfuerzos principalmente en la operativa de carga de material sanitario, vuelos que no pagan las tarifas aeroportuarias porque las asume Aena; también en los de abastecimiento de la población y en aquellos que han permitido el retorno de los españoles que se encontraban en el exterior y la salida de extranjeros hacia sus países de origen. En definitiva, operaciones que han permitido que todo el mundo pueda regresar a casa. Asimismo, y dentro de la movilidad permitida, estamos garantizando la conectividad interislas y con la Península, además de atender otros vuelos de carácter crítico como pueden ser las operaciones de la Organización Nacional de Trasplantes, vuelos de emergencia, traslado de pacientes oncológicos o de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, entre otros.

La seguridad de los trabajadores y de los pasajeros también ha sido nuestra prioridad. Facilitamos el trabajo no presencial incluso antes de decretarse el estado de alarma para todos aquellos puestos cuya presencia en los aeropuertos no era esencial. También potenciamos el trabajo en equipo con videoconferencias y reforzamos la comunicación interna, que nos mantiene informados diariamente y nos hace llegar comunicados del Presidente con regularidad. En las instalaciones críticas para el funcionamiento de los aeropuertos, reforzamos las labores de limpieza y desinfección de las instalaciones. Un esfuerzo que se ha trasladado también a las zonas públicas utilizadas por los pasajeros. Para ellos, además, se potenció la información por todos los canales y se trabajó en controlar el mantenimiento de la distancia social.

En cuanto a la gestión de las infraestructuras, nuestra compañía ha puesto en marcha un plan de racionalización de espacios y servicios para ajustar la capacidad a las necesidades concretas de la operativa actual y a las medidas de movilidad adoptadas por el Gobierno de España. En este sentido, hemos reorganizado las instalaciones en diversos aeropuertos para conseguir una gestión más eficiente y, en alrededor de una veintena de instalaciones, la operación de vuelos se ha establecido a demanda bajo petición previa de las aerolíneas. Los aeropuertos siguen, por tanto, dando servicio a la sociedad, con la premisa de facilitar la reanudación de la actividad cuando sea posible.

Tampoco nos hemos olvidado de nuestros clientes y concesionarios, con los que hemos mantenido contactos desde el principio y a los que hemos escuchado y atendido sus demandas. Conscientes de la afección de la emergencia sanitaria en todo nuestro sector, porque en Aena también estamos muy impactados, hemos tratado de aliviar en la medida de nuestras posibilidades su efecto en compañías aéreas, operadores de carga, agentes handling, operadores comerciales, empresas de servicios y asistencias con actividad en nuestros aeropuertos y helipuertos.Para ello, Aena ha aprobado una batería de medidas adaptadas a cada uno de ellos, entre las que se incluyen descuentos de hasta el 75% en arrendamientos o el aplazamiento del pago de determinadas tarifas.

Todo suma en esta lucha contra el Covid-19 y en hemos hecho una contribución de más de dos millones de euros al Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) para desarrollar proyectos que luchen contra la propagación del virus. Un reto al que nos hemos sumado los empleados con la iniciativa “nómina solidaria”, que supone una aportación voluntaria del salario del mes de abril.»

FUENTE: https://ellasvuelanalto.com/mujeresreferenteseva-nunca-tan-pocos-vuelos-han-sido-tan-valiosos/