Seminario «Aplicaciones prácticas de la estadística en la industria de la moda»

El pasado 30 de octubre tuve el placer de impartir el seminario “Aplicaciones prácticas de la estadística en la industria de la moda” en el Campus Industrial de la Universidade da Coruña. La audiencia eran estudiantes de los grados en Gestión industrial de la moda y Gestión digital de información y documentación que se imparten en la Facultad de Humanidades y Documentación. Asistieron también algunos profesores del Campus interesados en el tema. Me encantó el interés que mostraron las alumnas (en su mayoría chicas, aquí la brecha de género está invertida) y también la valentía de la UDC en implantar titulaciones innovadoras enfocadas a cubrir las necesidades de la sociedad más próxima (la industria de la moda es sin duda la más importante en Galicia, o al menos en Coruña). Esto me hace pensar si no debíéramos plantearnos algún día un Grado en gestión de empresas agroalimentarias (o algo así) en la UCLM.

Quien me conoce sabe que me encanta compartir conocimiento1. Estoy muy agradecido por la invitación a Javier Tarrío y Salvador Naya, y por el estupendo día que pasé con ellos en Ferrol. Máxime teniendo en cuenta la apretadísima agenda de Salva como Vicerrector de Política Científica, Investigación y Transferencia de la UDC. La mayor satisfacción es que nuestra colaboración surgió de su interés en mis trabajos sobre metodología Seis Sigma y software estadístico R publicado en mi primer libro, Six Sigma with R2. Saber que se utiliza tanto en docencia como en aplicaciones reales de la industria es el mayor royalty que puedo recibir. De aquél libro surgieron otras colaboraciones, alguna que estoy retomando ahora vía contrato de transferencia y de la que escribiré pronto (quiero escribir al menos una vez a la semana sobre las cosas que hago, que no son pocas).

1 Los materiales del seminario se pueden encontrar en el apartado Investigación de este blog
2 Después vino Quality Control with R.

El no-Big Data y las oportunidades profesionales

Ayer, después de mi clase en la asignatura Técnicas Estadísticas Aplicadas a la Empresa, de cuarto curso del grado en Administración y Dirección de Empresas, un alumno vino a preguntarme por Masters en Big Data. Ve oportunidades, pero lo que ha estado viendo no le termina de convencer. Esto me ha provocado un montón de ideas en la cabeza que intento ordenar.

  1. Efectivamente, hay muchas oportunidades profesionales relacionadas con los datos.
  2. Hay un montón de problemas empresariales, económicos, y de todo tipo, que se pueden solucionar con un adecuado análisis de datos
  3. Se habla mucho de Big Data, cuando en realidad Big Data es solo un subconjunto muy específico de técnicas
  4. La mayoría de los problemas que se pueden abordar NO son Big Data.
  5. No basta con saber un usar un software estadístico que usemos como una «thermomix» para aplicar las recetas estadísticas
  6. Hace falta: systems thinking, modelización, tratamiento y análisis de datos. Vamos, mente anaĺítica y «ver» los datos cuando nos están contando el problema.
  7. Y lo que más van a valorar las empresas: la capacidad de entender el problema de negocio (en un sentido muy amplio). Lo que Deming llamaba «subject knowledge». Vamos, saber de lo que estamos hablando, ya sea producir queso o vender en Amazon.
  8. Hay realmente una falta de profesionales en análisis de datos
  9. En los años 90, había una falta de profesionales de la informática. Muchos estadísticos aprendimos más informática de la que tocaba, y cubrimos esos puestos
  10. Hoy, hay una falta de profesionales de la estadística (big data, analytics, llamémosle como queramos, pero es estadistica). Estos puestos están siendo cubiertos por informáticos, economistas, físicos, etc. … que están aprendiendo más estadística de la que les toca.

Bueno, me hubiera gustado decirle a mi alumno que tenemos en la UCLM un Master en Modelización y Análisis de Datos, pero de momento es solo una utopía. Igual alguien me copia el nombre, pero es lo que tiene ser un «open source» nativo, que no me puedo guardar nada para mí solo. Y no digo en Big Data, por lo abusado del término. Podemos ver títulos de «Experto en Big Data«, donde solo el último tema de ocho es sobre big data. Debo confesar que no soy inocente. En ocasiones, al ofrecer a las empresas nuestra investigación como transferencia del conocimiento, tengo que «colar» el término big data en algún sitio para que sepan de lo que estoy hablando.