Adiós PEP, hola ACADEMIA

ANECA¡Por fin! Después de casi cinco meses de espera (las cosas de la ANECA van más despacio que las de palacio), he recibido la evaluación positiva para las figuras de profesor contratado doctor y profesor contratado de universidad privada. Aunque a priori cumplía todos los requisitos, en estas cosas de las evaluaciones nunca se sabe qué puede pasar. Es un alivio mayúsculo, y una gran satisfacción personal, al fin y al cabo es un indicador de que estoy haciendo las cosas bien.

Como digo en el título de la entrada, esta acreditación es una llave para las siguientes puertas. Por una parte, ya estoy dándome de alta en el programa ACADEMIA de la ANECA para ir añadiendo méritos hasta conseguir la siguiente acreditación. Esto queda aún lejos, pero llegará si sigo perseverando, al fin y al cabo depende principalmente de mí, en quien tengo mucha confianza.

La segunda parte en cambio es una nueva fuente de incertidumbre, y que depende de otros factores no controlables, que diría un diseñador de experimentos. La acreditación como profesor contratado doctor sirve para poder optar a plazas de profesor contratado doctor. Esto sí que significará un gran salto, para el cual la acreditación es condición necesaria pero no suficiente. Un gran salto porque el paso de profesor ayudante doctor a profesor contratado doctor significa tener vinculación permanente con la Universidad (sin ser funcionario), y poder hacer cosas para las que me siento preparado y ahora no puedo hacer, como solicitar el sexenio de investigación, dirigir tesis doctorales (ahora solo puedo codirigir), formar parte de tribunales de tesis, o acometer proyectos de investigación o transferencia sin el horizonte de la temporalidad. En todo caso, aunque este siguiente hito no dependa de mí, tengo esperanza en que llegue pronto.