– Importancia histórica en el contexto de la universidad. Hemos sido el buque insignia durante muchos años y seguimos siendo referencia. Indicadores numéricos de excelencia.
– No existencia de elementos de tensiones relevantes entre el personal. Hay mucho respecto entre compañeros aunque sí hay elementos de discrepancia internos
-Organización y procedimientos administrativos que funcionan. Relevancia y operatividad real de las comisiones organizadas por Junta de Facultad. Muy destacado el papel de las comisiones de grado, máster y garantía de calidad que han conseguido acreditaciones positivas incluyendo tres sellos europeos.
– Personal de administración y servicios integrado en la vida académica y formando equipo con el personal docente e investigador
– Centro con dos ramas de conocimiento y ciclos formativos completos (grado-master-doctorado)
– Recursos humanos de gran calidad y con capacidad de adaptación. Recursos materiales de gran calidad. Capacidad digital creciente reflejada en la impresionante adaptación a los nuevos sistemas de comunicación con la pandemia, al ser capaces de cambiar la metodología en días (uno de los pocos centros UCLM que lo consiguió en tan poco tiempo)
– Inquietud emergente. Grupos de innovación educativa incipientes. Inquietud científica del personal joven
– Relaciones externas bien planteadas. Buena conexión con profesores F/Q. Buena relación con empresas pero falta de materialización en contratos y en programas de prácticas permanentes