– Envejecimiento progresivo y muy importante de la plantilla y necesidad de una planificación del reemplazo generacional. Pérdida de la capacidad de formación de investigadores en áreas en las que éramos pioneros. Se puede perder la tradición académica
– Pérdida de relevancia por dilución en el contexto de la UCLM. Pérdida de relevancia en el contexto social castellano-manchego. Pérdida de relevancia en investigación y desincentivación científica
– Estudios con demanda media/baja y un exceso de oferta en la UCLM y dificultad de buscar nuevos nichos de alumnos en un contexto en el que muchos estudiantes locales se van a otras universidades y no captamos estudiantes de otras comunidades
– Dificultad de disponer de oferta de prácticas de calidad suficiente y falta de conexión eficiente con la industria. Baja industrialización en comparación con otras zonas
– Escaso nexo común entre las tres ramas de la facultad acentuado por la dispersión de edificios y la especialización académica. Ausencia de proyectos comunes del Centro
– Baja conexión con profesores FP (no tenemos relación efectiva los ciclos formativos que dan acceso a las titulaciones de grado en la facultad)y de áreas no FQ (consolidando las relaciones que ya tenemos, debemos ampliar nuestro campo de acción hacia más profesores de secundaria)
– Algunos recursos materiales científicos infrautilizados por falta de proyectos financiados. Parte del personal desmotivado. Falta de involucración de muchos miembros bien activa o pasiva. No hay incentivos para ilusionar
– No disponemos de una oferta bilingüe competitiva que nos haga atractivos a alumnos de terceros países. Falta de programas académicos internacionales
– Poca colaboración grupos académicos/investigadores dentro de facultad
– Falta de singularidades distintivas con respecto a otros centros.