Docencia de Grado

La docencia de Grado en Medicina es la razón de existencia de nuestro centro. Con cuatro cursos de docencia clínica, sus 100 profesores asociados y dos cursos de docencia preclínica, es necesaria una coordinación meticulosa tanto a nivel organizativo como de contenidos. Durante estos años, dos de las señas de identidad del modelo docente han sido sus diferentes fases de enseñanza y la evaluación continuada. Parte de los buenos resultados de aprendizaje de nuestros estudiantes (contrastados con unas grandes calificaciones en el examen de acceso a la Formación Sanitaria Especializada, o las valoraciones de profesionales tutores de egresados y alumnos en prácticas) son debidas a este modelo de enseñanza tan exigente para profesorado y alumnado. A pesar de los buenos resultados académicos, históricamente nuestros estudiantes han reclamado una mayor cantidad de tiempo disponible para estudio y una disminución de la exigencia de las actividades docentes. Con el paso de las promociones nos encontramos en disposición de tener suficientes datos como para hacer una valoración de las debilidades, fortalezas, amenazas y oportunidades de la docencia de grado en la Facultad. Para realizar esta revisión queremos trabajar junto con los distintos estamentos del centro, y a distintos niveles, en:
1. Afrontar un análisis reflexivo sobre la mejora en la metodología de la enseñanza, sobre todo en las fases 2, 3 y 4.
2. Analizar las herramientas de evaluación para conocer las posibilidades de perfeccionamiento.
3. Fomentar la coordinación del profesorado para revisar los contenidos transversalmente entre distintas asignaturas y detectar coincidencias o carencias (coordinación vertical).
4. Impulsar la modernización de la simulación clínica, buscando siempre la vanguardia.
5. Realizar, en coordinación con la Facultad de Medicina de Albacete, la modificación del título para situar las asignaturas en los cursos óptimos para un mayor rendimiento formativo.
6. Realizar reuniones periódicas con la Gerencia de Atención Integrada y los distintos servicios asistenciales para asegurar una correcta colaboración entre instituciones.
7. Fomentar la implicación de nuevos centros asistenciales para la formación práctica de los estudiantes.
8. Colaborar con el Vicerrectorado de Ciencias de la Salud en la posible organización de docencia en el Hospital Universitario de Toledo, brindando nuestra ayuda sin que el grado en Ciudad Real sea damnificado.

Otro reto importante que se presenta próximo en el horizonte es la acreditación internacional de la WFME (World Federation for Medical Education). El pasado 2018 obtuvimos el informe FAVORABLE de la ANECA (Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación) para la renovación de la acreditación. Este año hemos sido elegidos, junto con otras 3 universidades, para participar en un proyecto piloto del Sello Internacional de calidad de los estudios de Medicina WFME, gestionado por la ANECA. Esto nos obliga a demostrar una vez más el buen hacer de nuestro centro en la docencia de grado. Para ello pretendemos:
9. Colaborar con la ANECA en la consecución del sello lo que permitirá la acreditación internacional de otras universidades españolas.
10. Realizar el autoinforme, plan de mejoras y búsqueda de evidencias detallando los descriptores incluidos en los estándares de la acreditación internacional.