El pasado 6 de octubre de 2020 María Soledad Ferrer-Vidal Díaz del Riguero defendió su tesis doctoral en la Facultad de Letras de Ciudad Real con el título “Santa Eufemia de Cozuelos, el primer monasterio femenino de la Orden Militar de Santiago”, realizada en el Programa de Doctorado en Investigación en Humanidades, Artes y Educación de la Universidad de Castilla-La Mancha bajo la dirección de la Dra. Ángela Muñoz Fernández.

La tesis doctoral aborda el estudio monográfico del monasterio de Santa Eufemia de Cozuelos, la primera casa femenina de la Orden Militar de Santiago, fundada en 1186 sobre un cenobio preexistente. Dividida en dos partes, la primera aborda al monasterio en sus modos de inserción en la organización feudo vasallática propia del norte de Castilla en la Edad Media, atendiendo a su evolución histórica, a la territorial, a la económica, a través de la explotación del dominio monástico y a la sociológica, asociada a las relaciones institucionales del convento con otras instancias de poder.

La segunda parte de la tesis, denominada “Puertas adentro», estudia en profundidad el recinto monástico, hoy desaparecido, que se reconstruye por completo en base a la información proporcionada por los libros de visita, a elementos comparativos cercanos y a un estudio de georadar realizado sobre el terreno, a sus habitantes, hombres y mujeres de diversa condición, a la vida cotidiana desarrollada cabe sus muros y finalmente, al análisis de una profunda crisis económico financiera que en última instancia provoca el abandono del monasterio y el traslado de su comunidad a la ciudad de Toledo en 1502.

Esta tesis doctoral contribuye a enriquecer el conocimiento sobre la presencia de las mujeres dentro de la Orden Militar de Santiago en la Edad Media, especialmente en el entorno rural castellano, que hasta ahora carecía de un estudio realizado en profundidad. La investigación llevada a cabo incide también en otros campos de estudio como el monacato femenino, la historia económica, social y cultural de los espacios monásticos; dialoga igualmente con las actuales tendencias de estudio de la cultura material, la cultura escrita, la historia de la alimentación, el vestuario y el mecenazgo femenino, con los estudios sobre los procesos de reforma de las órdenes religiosas y en general, con la Historia de las Mujeres.

La tesis obtuvo la calificación de Sobresaliente Cum Laude.