RAQUEL MODROÑO LÓPEZ

Graduada en Ciencias Ambientales (2014)

Técnico de gestión ambiental y gestión de calidad

 

¿Por qué decidiste estudiar Ciencias Ambientales? En Bachillerato dudaba sobre qué estudiar. No me decidía, Biología, Química, Farmacia… hasta que descubrí que existía esta carrera. Empecé a ver los contenidos  de las asignaturas y  me llamó mucho la atención que podía estudiar un poco de todo, adquirir conocimientos de muchas áreas diferentes. Empecé a indagar sobre las posibles salidas y pensé que cada vez era mayor la importancia que se le daba al medio ambiente. Era una opción que se ajustaba mucho a mis inquietudes ya que a mí siempre me ha gustado la naturaleza y me parecía muy interesante estudiar las interacciones y reacciones que en ella se daban y poder aprender a cuidarla y respetarla.

¿Cuál ha sido tu trayectoria profesional?  Mientras estaba preparando el Trabajo Fin de Carrera, conseguí hacer unas prácticas en una empresa de Artes Gráficas. Habían creado un Departamento de Calidad y Gestión Ambiental y teníamos que conseguir la certificación en la norma de medio ambiente ISO 14001. Adquirí muchos conocimientos sobre la gestión ambiental en empresas  lo que me llevó a hacer un Máster en Gestión Integrada de la Calidad, el Medio Ambiente y la Prevención de Riesgos Laborales. Actualmente sigo trabajando para la empresa en la que hice estas prácticas, donde llevo ya 3 años.

¿Qué funciones desempeñas en tu trabajo actual?  Estoy en el Departamento de  Gestión Ambiental y Gestión de  Calidad. En la gestión ambiental nos encargamos de la administración de los residuos, de los indicadores ambientales de consumo, de la concienciación de buenas prácticas ambientales por parte del personal de la empresa, del cumplimiento de la legislación ambiental, etc…

¿Qué te ha aportado ser titulado por la UCLM?  Realmente quedé encantada con muchos de los profesores,  ya que hacían lo posible por ayudarnos con las asignaturas. Además, tuve la suerte de tener unos compañeros extraordinarios con los que hoy en día sigo teniendo contacto.Tengo que destacar la personalización de las prácticas, con  grupos reducidos  y con profesores muy dispuestos a enseñar, lo que me permitió adquirir muchos conocimientos, tanto en las prácticas de laboratorio como de campo.  Además,  hay que destacar el entorno del Campus de la Fábrica de Armas, de alto valor paisajístico y que daba pie a muchas salidas con diferentes asignaturas.

.

Share
Share