Si quieres, puedes

//Si quieres, puedes

Pablo Picaso ya lo manifestó con su célebre frase: “Cuando llegue la inspiración, que me encuentre trabajando

aa

Está claro que emprender no es una tarea fácil. La RAE define el verbo emprender como “acometer y comenzar una obra, un negocio, un empeño, especialmente si encierran dificultad o peligro“. Y esta idea de algo “peligroso” es lo que a veces nos puede frenar a la hora de poner en marcha nuevos proyectos.

Cuando la sensación de amenaza nos paralice y nos entren dudas respecto a lo que de verdad queremos hacer, tal vez tengamos que echar mano de nuestras emociones, ya que estas pueden ser el impulso que necesitamos para lanzarnos a esa nueva aventura. Lo fundamental será QUERER hacer las cosas y estar a gusto con lo que hacemos. Nuestra motivación será fundamental, y gracias al trabajo y el aprendizaje podemos prolongarla.

Y también podemos utilizar estos consejos que nos ayudarán a no abandonar nuestra idea de emprender si es eso lo que de verdad queremos hacer.

  • Encuentra un foco concreto y relevante, y sé el mejor en él.
  • No lo hagas solo. Rodéate de un gran equipo y habla con mucha gente.
  • No dudes en recabar la información y asesoramiento que precises en entidades, organismos o personas que te merezcan crédito y/o confianza.
  • Tienes que creer en tu proyecto, te tiene que gustar su actividad, debes disfrutar con ello. Requiere mucha dedicación y esfuerzo, pero merece la pena cuando ves que de ese sacrificio se obtienen grandes resultados.
  • Prueba, cambia, prueba otra vez, cambia otra vez y después de eso… prueba más.
  • Aprende a delegar, no lo puedes hacer tú todo.
  • No compitas por precio, sé innovador, creativo y valiente.
  • Lo más difícil es tener una buena idea, realizarla es cuestión de esfuerzo, motivación y persistencia.
  • El control financiero y la elección de proveedores son dos puntos críticos, pero cuando crees en algo, consigues encontrar a las personas que también “lo ven” y te apoyan.
  • Todo nuevo proyecto requiere mucha ilusión, mucho esfuerzo y preparación mental para aceptar los fracasos.
  • Fuera prisas, no te dejes nunca llevar por ellas. Los beneficios no surgen de la noche a la mañana. Los primeros meses, incluso años, de la mayoría de los negocios suelen ser duros.
  • La creencia en uno mismo y en el potencial de tu proyecto es lo que te puede llevar al éxito. Si te vas a rendir a la primera, no emprendas.
  • Sé imaginativo y ponte en el lado del cliente para estar seguro de que lo que quieres vender es algo que apetece comprar.
  • Trabaja, trabaja, trabaja, trabaja y cuándo no puedas más ….. Trabaja !!!!

“Ser emprendedor no es un trabajo, es un estado”

2017-05-18T10:00:28+00:00