Como contó Jesús Vega hace unas semanas en nuestro programa «Salto al empleo» la automatización es un proceso irreversible al que tenemos que enfrentarnos. Para confirmar su predicción, el Foro Económico Mundial (WEF), también llamado Foro de Davos, publicó hace un par de semanas la 3ª edición de su Informe sobre el Futuro de los Empleos. Esta circunstancia no sorprende ya a nadie, lo que sí impacta es que esta vez se le pone fecha: 2025. Según el WEF la pandemia, que ha obligado a millones de personas a teletrabajar, también ha terminado por sobredimensionar la importancia de lo digital, acelerará la llegada de la Cuarta Revolución Industrial, y en 2025 el empleo robotizado ya será tan habitual como el humano. Hasta ahora teníamos sospechas, ahora tenemos certezas.

Las empresas no están dudando en adoptar la inteligencia artificial y la robotización, dos de las principales características de esa revolución ya iniciada, pero que ahora avanza más rápido. El 33% de robotización de la actualidad pasará a representar un 47% en solo un lustro, motivo más que suficiente para estar alerta.

Curiosamente la WEF observa esta circunstancia como una oportunidad y, aunque reconoce que las principales economías del mundo destruirán 85 millones de puestos de trabajo, la nueva realidad creará 97 millones. Lógicamente diversos factores, entre los que destaca la capacidad de adaptación y la formación, influirán notablemente en el devenir de cada individuo. La famosa «brecha digital», de la que se viene hablando desde 1982, está más presente que nunca. No obstante se abren muchas oportunidades en muchos sectores, también previa adaptación digital, como la educación, la sanidad, el ocio o el bienestar. El futuro del trabajo no solo es digital, sino también muy humano.

También te damos datos para la esperanza. No solo tú, que estas comenzando tu carrera o la vas a comenzar en breve deberás afrontar esta situación cambiante: el 50% de los trabajadores actuales necesitan una actualización crítica de competencias antes de 2025 si quieren conservar su posición.

Si ha habido un momento de la historia del mercado laboral en el que resetear y poner el contador a cero, ese es 2020. La rapidez de los cambios hace cada vez es más difícil adelantarse al futuro, pero estamos seguros que si te quedas parado siempre estarás demasiado atrás como para alcanzarlo. Así que nuestro consejo es claro: en marcha y sin miedo, tienes información, argumentos y habilidades de sobra para caer en el lado bueno, el de los 97 millones de nuevos puestos de trabajo.

¿Hay algo que podamos hacer para mejorar nuestra posición en el mercado? Sin duda y la WEF también nos da 10 claves que os hemos resumido en la siguiente infografía.