Durante estas semanas estamos desarrollando el programa #CIPEdesdetuSofá, que consiste en una serie de webinars para ayudarte en tu búsqueda de empleo. A raíz de los mismos nos hemos dado cuenta de una serie de dudas básicas que se repiten de manera sistemática entre nuestros estudiantes. En la entrada de hoy vamos a hablar de los conceptos básicos que debes tener en cuenta si quieres trabajar fuera de España, dudas que se nos han repetido últimamente bastante en orientación.

La principal diferencia en materia de derechos y obligaciones de trabajo es geográfica. Por una parte tenemos aquellos ubicados en el Espacio Económico Europeo (EEE) y Suiza; por otra tenemos el resto. El EEE fue creado en 1994 para ampliar las disposiciones de la Unión Europea (UE) sobre el mercado interior a los países de la Asociación Europea de Libre Comercio (AELC): Noruega, Islandia y Liechtenstein forman ahora parte del EEE. Suiza no forma parte del EEE, sí de la AELC, pero  mediante un complicado sistema de tratados se ha equiparado casi en igualdad de condiciones, incluyendo la movilidad laboral. Es decir, siendo español tienes libertad de movilidad laboral en el EEE (los 28 Estados de la UE, más la extensión a los Estados citados). El Reino Unido dejó de formar parte de la UE el pasado 1 de febrero, pero al menos hasta el 31 de diciembre de 2020 se mantiene la libre circulación de trabajadores.

Por ello siendo ciudadano español te puedes encontrar ante tres situaciones diferentes para firmar un contrato de trabajo:

TRABAJO DENTRO DEL EEE (o SUIZA)

No necesitas ningún permiso especial, será suficiente que aportes tu DNI o pasaporte en vigor. No obstante, en función de tu profesión necesitarás acreditar tus estudios y, en su caso, si es una profesión regulada, deberás cumplir con la normativa del país de destino.

Si además necesitas información, ayuda o apoyo en tu búsqueda de un puesto cuentas con los servicios de EURES (EURopean Employment Services). EURES es una red de cooperación creada en 1993 para el empleo y para la libre circulación de trabajadores, uno de los principios fundamentales de la Unión Europea (UE), como queda indicado en los artículos correspondientes del Tratado que crea la Comunidad europea.

Además de acceder a información sobre todas las ofertas que surgen en las oficinas de empleo de Europa, EURES te ofrece información de utilidad para cambiar de país, el portfolio EUROPASS para acreditar tus conocimientos, asesoramiento de los consejeros EURES o ayudas económicas para traslados o gastos en procesos de selección….

Recuerda que también cuentas con toda la información ofrecida por la UE a través del Portal Europeo de la Juventud, un portal no pensado específicamente para trabajo pero en el que podrás obtener múltiples datos de interés para lograr tu objetivo.

TRABAJO FUERA DEL EEE (o SUIZA)

Si el puesto que piensas ocupar se encuentra fuera de Europa hay diversos aspectos a tener en cuenta. Para empezar necesitas pasaporte (ojo, que algunos países exigen que tenga una vigencia superior a 6 meses) y visado (no siempre se exige pero es mejor que lo revises). En caso de necesitar visado estos son diferentes  según el motivo y su vigencia es temporal. Por ello te recomendamos dos fuentes de información:

  • Embajadas del país de destino en España. Consulta la información que ofrecen las diferentes misiones diplomáticas del país de destino en España. Puede parecer sencillo, pero localizar la fuente oficial no es sencillo realizando una búsqueda, dado la cantidad de ofrecimientos comerciales de empresas privadas para obtener visados. La única forma de estar seguro de la fiabilidad de la información hay que recurrir al documento oficial del Gobierno de España que resume todas las delegaciones con sus enlaces.
  • Embajadas de España en el país de destino. España es el 10º país del mundo con más embajadas, consulados, misiones permanentes y otras representaciones. En total estarás cubierto en más de 200 países. Los enlaces de cada representación las encontrarás en el Ministerio de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación. Pero además, para obtener información más específica puedes consultar las diferentes http://www.mitramiss.gob.es/es/mundo/consejerias/, ubicadas dentro las misiones diplomáticas, en las que encontrarás información de trabajo y el contacto directo con funcionarios españoles especializados en materia laboral. Algunas de estas Consejerías mantienen diversas webs de empleo, en total 16 en la actualidad, con información específica para lograr un puesto de trabajo en ese país.

Hay un caso especial y es el de los trabajadores desplazados. Si te contrata una empresa española y te envía a trabajar a un país dentro de Europa, adquirirás el estatuto de trabajador desplazado y disfrutarás en parte de los mismos derechos y condiciones laborales que los trabajadores del país de destino hasta que termine tu desplazamiento. Si los derechos del país en el que trabajas son mejores que en España, se atenderá a los más favorables, por ejemplo el salario, los periodos de descanso, etc. Tampoco necesitarás reconocimiento de cualificaciones profesionales, ni trámites de Seguridad Social (la del país de destino no interviene)

El desplazamiento puede durar todo lo que sea necesario para realizar una tarea determinada. Cuando finalice el desplazamiento, deberás regresar al país de la UE de origen. La Unión Europea reune en su web toda la información al respecto

En el caso de ser un trabajador desplazado fuera de Europa regirán los diferentes convenios bilaterales en materia de trabajo y seguridad social que tenga firmados España con ese país. No obstante, como norma general la empresa debe comunicarlo fehacientemente a la Seguridad Social española y se deben respetar, al menos, las condiciones mínimas de protección establecidas en el ordenamiento jurídico del país de destino. Hay toda una variada casuística que va desde que existan las máximas facilidades para llevar a cabo el proceso, hasta la prohibición total de esta figura, debiendo la empresa española constituir una filial en destino.

Tenemos otras cuestiones interesantes que son frecuentes cuando hablamos de trabajos fuera de España y que podríamos tratar, como el reconocimiento de títulos, las profesiones reguladas en otros países, la cobertura sanitaria o el permiso de circulación, pero por su extensión lo veremos en próximas entradas del blog. Mientras tanto ponemos a vuestra disposición nuestro servicio de orientación para aclarar cualquier duda.