Los libros han superado la prueba del tiempo y, como señala Umberto Eco, pertenecen a la misma categoría que la cuchara, el martillo o la rueda, que una vez inventados no se puede hacer nada mejor. Así es como los libros han sido nuestros aliados desde hace muchos siglos registrando nuestras palabras y nuestros pensamientos, dejando constancia de los hechos que han ido construyendo nuestra historia. Y todo esto tiene un mayor eco en los niños, donde los libros de cuentos se convierten en formación y juego, una actividad conjunta que les ayuda a crecer para ir encontrando su lugar en el mundo.

Así es como recoge la Biblioteca Universitaria del Campus de Cuenca la exposición: “La magia de los libros pop-up”, pertenecientes a la colección particular del bibliófilo y coleccionista Antonio Escamilla Cid. Los libros que forman parte de esta exposición,  más una numerosa cantidad de estos libros pop-up editados en todo el mundo, han sido donados para que formen parte de la Biblioteca del CEPLI y de la Biblioteca General del Campus de Cuenca.

La colección que supera de largo el centenar de obras, abarca un periodo desde 1930 a 1970 e incluye tanto cuentos clásicos como otras historias, con una variada muestra de los mecanismos que consiguen llamativos efectos de transformación. movimiento y tridimensionalidad.

“La magia de los libros pop-up” llega a la Biblioteca Universitaria del Campus de Cuenca a través del CEPLI y de la Facultad de Ciencias de la Educación y Humanidades y, aunque se tenía prevista su inauguración para el mes de octubre, ha habido que esperar por motivo de la pandemia al 19 de marzo para ver su presentación oficial; que, además, se ha hecho coincidir con el acto de donación de la colección a la biblioteca del CEPLI.

Este generoso y entusiasta coleccionista y experto bibliófilo, que es Antonio Escamilla, gusta decir que “los libros son su verdadero tesoro” y, en su caso, los que acompañan y definen su propia vida. Compartir estos tesoros del ayer y recuerdos de hoy es lo que podrán hacer, a partir de ahora, los estudiantes, investigadores y educadores que deseen profundizar en su formación en este género bibliográfico que es, sin duda, el precursor de la multimodalidad actual.

Abrir las páginas de cualquiera de estos libros nos descubre ilustraciones que se transforman creando profundidad y tridimensionalidad, todo gracias a la utilización de diferentes técnicas de “arquitectura del papel” que permiten a los lectores interactuar con los libros y participar intensamente de las historias. En la exposición se repasan distintas técnicas artesanas del papel que han sido empleadas en estos libros, y se realiza un recorrido histórico que nos acerca a los principales autores y editores que han difundido este género bibliográfico.