Estamos preparando un Special Issue sobre PRÁCTICAS LITERARIAS DIGITALES bajo la coordinación de Daniel Cassany (Universitat Pompeu Fabra – Barcelona) y Cristina Aliagas (Universidad Autónoma de Barcelona)  que verá la luz en enero de 2021.

La diseminación de internet como un espacio de socialización y creación ha provocado cambios relevantes en las prácticas literarias más allá de la mera digitalización de la literatura de élite, con la proliferación de varios artefactos de lectura (móviles, tabletas, apps, etc.), facilidades de autopublicación (Amazon, blogs, whattpad, etc.) y nuevas redes de comentario y crítica (Goodreads, foros literarios, etc.). Muchos jóvenes aprovechan espacios y herramientas de la web 2.0 para desarrollar sus intereses lectores “al margen de la ley”, con sus prácticas letradas, formatos y recursos lingüísticos y narrativos más allá del canon literario, de una lengua materna particular o de los valores sociales o estéticos convencionales.

Son prácticas literarias multimodales (que integran texto, vídeo, fotografía, audio, interactividad, hipermedia), plurilingües (que incorporan lenguas y variedades diversas, translingüismo, code switching), interculturales (que suman referencias y elementos procedentes de comunidades diversas y a menudo alejadas), cooperativas (con remix, lectores betas, grupos de lectores, sistema de comentarios y valoración), transgresoras de la tipología tradicional de géneros, a menudo vinculadas con comunidades de práctica de fans (cuentas de fans de libros, films o grupos musicales, de videogamers, otakus, fanfiction).

Participando en este tipo de actividades, los jóvenes aprenden contenidos literarios y desarrollan destrezas lingüísticas y literarias que influyen su competencia verbal, aunque no sea un propósito ni primordial ni intencional. Al incorporarse a una comunidad de práctica, los jóvenes leen y escriben (y escuchan y dialogan) con otros jóvenes con intereses afines y comparten sus recursos culturales, narrativos y lingüísticos, que también comentan y discuten. Este monográfico se propone explorar estas nuevas formas de creación, aprendizaje, consumo y socialización literaria, con una mirada inclusiva, abordando algunos ejemplos más actuales:

  • Booktubers: creación de canales de promoción y crítica de libros, formación de redes de lectores, concursos de booktubers, etc.
  • Fanfiction y literatura popular. Lectura, comentario y creación de fanfic y otras narraciones en plataformas digitales especializadas: fanfiction.net, Wattpad, etc.
  • Grupos de fans musicales. Participación en grupos de fans de un cantante o grupo musical, con actividad de gestión del grupo, creación de contenido (por ejemplo, en forma de fanvids o vids, en que se solapan canciones, música e imágenes, traducción, divulgación, etc.)
  • Creación de obras narrativas o poéticas audiovisuales (cuentos, cómic, fotonovela, vídeopoesia, poesía dibujada, etc.), audiolibros, etc.
  • Memes, frases, postales.Creación y propagación de breves textos literarios o paraliterarios, con frases, pensamientos o citas auténticas o apócrifas, que los jóvenes crean, toman y reutilizan y comparten en la red por varios canales (móvil, web, etc.).
  • Apps literarias. Aplicaciones con historias digitales que se leen en pantallas táctiles y que desarrollan narraciones multimodales en las que la participación del lector es clave para el desarrollo de la historia.
  • Otros

¿Estás interesado? Puedes enviar tu propuesta hasta el 30 de Junio de 2020 a través de la página web de nuestra revista, donde también podrás consultar toda la información sobre el monográfico

¡Esperamos vuestros trabajos!