Formación online Proquest Central – febrero 2013

La empresa ProQuest, especializada en bases de datos bibliográficas, organiza una sesión de formación online para el día 15 de febrero a las 12:00 h. La sesión formativa se centrará en ProQuest Central. Esta base de datos es por agregación la más grande del mercado hoy en día, incluye más de 19.717 títulos – con más de 12.000 a texto completo – cubriendo más de 160 áreas temáticas tales como economía y negocios, salud y medicina, noticias, temas de actualidad global, ciencias sociales, tecnología y otras. ProQuest Central proporciona acceso a más de 800 periódicos estadounidenses a texto completo, periódicos canadienses y del resto del mundo, más de 56.000 tesis doctorales a texto completo y miles de informes de mercado además de miles de revistas académicas. La Biblioteca Universitaria de la UCLM ha suscrito recientemente esta base de datos.Para realizar la inscripción, pulse aquí
http://feeds.feedburner.com/BibliotecaUniversitariaUclm

Nuevas bases de datos de ProQuest

La Biblioteca Universitaria ha suscrito ProQuest Central, un recurso multidisciplinar que ofrece 23 bases de datos con más de 19.000 títulos de publicaciones, de las que 13.000 son a texto completo. Cubre áreas temáticas como economía y empresa, salud y medicina, ciencia y tecnología y ciencias sociales. Destaca entre ellas la base de datos ABI/INFORM relacionada con las áreas de economía y empresa. Pulse aquí para acceder a ProQuest Central.
http://feeds.feedburner.com/BibliotecaUniversitariaUclm

Celebradas las Jornadas TICE en la Facultad de Educación de Toledo

Hoy en día, las TIC, y en especial Internet, se han convertido en los grandes recursos educativos para la experimentación y desarrollo de innovadores planteamientos pedagógicos y didácticos.
Después de años de experiencia en la formación de estudiantes en la aplicación de las TIC como recurso educativo, nos encontramos actualmente en un proceso inverso; es decir, en cómo integrar los procesos educativos con las TIC.
Desde siempre, el objetivo de la educación ha sido alfabetizar al ciudadano. En este sentido seguimos buscando esa aspiración. Ahora bien, actualmente no podemos limitar esa instrucción a la enseñanza del lenguaje escrito sino que muy al contrario, se hace imprescindible aprender en las Tecnologías: aprender nuevas alfabetizaciones.
 El pasado 12 de diciembre en la Facultad de Educación de Toledo se desarrolló una jornada dedicada a las Tecnologías de la Información y Comunicación en Educación (TICE).
I_Jornada_TICE_-_cabecera
Durante la Jornada se analizaron los diferentes contenidos y servicios que ofrece la Web 2.0 y las potencialidades tecnológicas de los dispositivos actuales de movilidad, el cómo educar en ellos y qué habilidades y competencias se necesitan para aprender con ellos.
 El formato de ponencias y mesas redondas permitió que los ponentes dispusieran de un tiempo suficiente para contar el contexto de la experiencia, sus características, el modo de ponerla en práctica y desarrollarla, y sus principales resultados.
Se puede acceder a las presentaciones de las Jornadas en:

Resumen fotográfico de la I Jornada TICE celebrada en la Facultad de Educación de Toledo, organizada por la Universidad de Castilla La Mancha, la Asociación científica ICONO14 y el grupo de investigación Ciberimaginario. Dirigida por Felipe Gértrudix, Ricardo Fernández, José Francisco Durán y Julio César Cisneros. Jornadas TICE – UCLM (Resumen fotográfico)

 

http://feeds.feedburner.com/BibliotecaUniversitariaUclm

La UCLM acogerá las XIII Jornadas Españolas de Documentación de FESABID

La Federación Española de Sociedades de Archivística, Biblioteconomía, Información, Documentación y Museística, (FESABID) celebrará en el próximo mes de Mayo las XIII Jornadas Españolas de Documentación, en colaboración con la Universidad de Castilla-La Mancha, que ejercerá de anfitriona. El encuentro tendrá lugar en la antigua Real Fábrica de Armas de Toledo, actual campus científico tecnológico los días 24 y 25 de Mayo (aniversario de la Reconquista de la ciudad por Alfonso VI), aunque habrá una prejornada el día 23.
 
Las Jornadas se celebrarán bajo el lema «Creando valor«, para hacer ver el valor de la información y la documentación y de las organizaciones que las gestionamos: los archivos, las bibliotecas y los museos.
 
 
Paralelamente se celebrará una nueva edición de la feria DOCUMAT, como punto de encuentro entre las empresas proveedoras de servicios para archivos, bibliotecas y museos, y las instituciones que los posean.
 
Ya está operativa la web del evento, disponible para todos los profesionales interesados en http://www.fesabid.org/toledo2013. La inscripción tiene cuota reducida hasta el 31 de Marzo. También para jóvenes y desempleados.
 
También en las redes sociales. En Facebook podéis seguir la página de FESABID. También se puede seguir a FESABID en Twitter. El hastag será #fesabid13.

http://feeds.feedburner.com/BibliotecaUniversitariaUclm

En breve comienzan en Jumilla las Jornadas Bibliotecas 2029

La reputada localidad vinatera de Jumilla, cabecera de una denominación de origen que se extiende por las comunidades autónomas de Castilla-La Mancha y Murcia, será dentro de unos días la anfitriona de las Jornadas «Bibliotecas 2029«, organizadas por las asociaciones profesionales ANABAD de Murcia y de Castilla-La Mancha, por la SEDIC y la Comunidad Autónoma de Murcia a través de su Red de Bibliotecas Públicas y su Escuela de Administración Local, y patrocinada por la empresa Baratz, Servicios de Teledocumentación (creadora de los softwares Absys para bibliotecas y Albalá para archivos), el Ayuntamiento de Jumilla y Bodegas Carchelo.

El título es un guiño a un clásico de la ciencia ficción (el año desde el cual el Terminator T-800 fue enviado a 1984) y se plantea cómo serán las bibliotecas y documentación en tal fecha, dentro de diecisiete años. Es decir ¿hacia dónde han de dirigirse los profesionales? ¿Cuál es el funturo de la profesión?

Las jornadas han sido coordinadas por el Grupo Durga (integrado por Mª Jesús del Olmo García, documentalista de la Embajada de EEUU, Lorena Gómez Méndez, bibliotecaria de la Universidad de La Coruña, Pilar Navarro Arteaga, bibliotecaria de la Universidad de La Rioja, Honorio Penadés de la Cruz, de la Universidad Carlos III, y Pedro Quílez Simón, de la Biblioteca Regional de Murcia), y cuenta con reputados ponentes, empezando por los integrantes del propio Grupo Durga. También se contará con la presencia de Luis Anglada Ferrer, director del Consorcio de Bibliotecas Universitarias de Cataluña, Villar Arellano Yanguas, directora de la biblioteca de Caja Navarra, José Pablo Gallo León, Director de la Biblioteca de la Universidad «Miguel Hernández», de Elche, Francisco Jarauta, catedrático de la Universidad de Murcia, Alberto Soler Soto, técnico del Ayuntamiento de Cartagena y Julián Marquina Arenas, creador de RecBib, BiblogTecarios e InfoTecarios, y administrador de comunidades de Baratz.

También se contará con el punto de vista de dos profesionales extranjeras, Karen Hartman, Documentalista de la Embajada Norteamericana en Roma, y Zuza Wiorogórska, bibliotecaria de la Universidad de Varsovia.

En resumen, un evento para  avivar y enriquecer el debate sobre el futuro de las bibliotecas, un tema muy en boga por cuestiones diversas como son el imparable incremento de la digitalización de textos, los cambios en las industrias y productos culturales y formas de acceso y consumo electrónico de información, lectura y aprendizaje o el auge de la concepción de estos centros como «tercer lugar», es decir, como un espacio para la vida social que no sea el hogar ni el trabajo.

Para saber más:
Accede al programa de «Bibliotecas 2029».
Accede a la hoja de inscripción (la Comunidad de Murcia reconocerá las Jornadas como Curso de 12 h.).

http://feeds.feedburner.com/BibliotecaUniversitariaUclm

La UCLM lanza la campaña «Aquí es posible» para los preuniversitarios

Se trata de una plataforma de comunicación en redes sociales y a través del Buzón del Estudiante.
La Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) está desarrollando una nueva edición de su campaña «Aquí es posible», un servicio de información dirigido específicamente a los preuniversitarios y que se articula a través de las redes sociales y del denominado Buzón del Estudiante, radicado en la web de la institución académica.
Notas de corte, oferta académica, servicios, horario de bibliotecas, salidas profesionales… Son muchas las dudas que se plantean los estudiantes de Bachillerato o Formación Profesional cuando deciden comenzar sus estudios superiores. La Universidad de Castilla-La Mancha pretende despejar esta incertidumbre con una nueva edición de la campaña “Aquí es posible”, una plataforma de comunicación soportada por canales de redes sociales y por el denominado Buzón del Estudiante.
Concretamente, los estudiantes preuniversitarios pueden informarse o plantear sus dudas o sugerencias a través del blog www.aquiesposible.net, el perfil de Twitter @aquiuclm, la página de Facebook facebook.com/aquiesposible, la cuenta de Tuenti www.aquituenti.com o por whatsapp, en el número 619 251 608. Asimismo, pueden recurrir al Buzón del Estudiante de la Universidad regional, desde la página web de la uclm (www.uclm.es), o a través del portal del Estudiante http://www.uclm.es/estudiantes/
Organizada conjuntamente por el Gabinete de Comunicación, el Centro de Investigación de la Imagen (CIDI) y el Vicerrectorado de Estudiantes, la iniciativa puede materializarse gracias a la colaboración de profesionales de la Universidad, así como de estudiantes y becarios.
Gabinete Comunicación UCLM. Ciudad Real, 11 de junio de 2012.

http://feeds.feedburner.com/BibliotecaUniversitariaUclm

Curso sobre la Web 2.0 en el Campus de Toledo

La Facultad de Educación de Toledo y la Asociación Profesional ANABAD-CLM han organizado el curso Web 2.0 y herramientas colaborativas. Una actividad dirigida a profesionales en ejercicio de las bibliotecas y otros centros de información y documentación, pero también a los futuros docentes a los que puede tocar algún día la organización y gestión de una biblioteca escolar utilizando las TICs y las redes sociales, algo que será imprescindible en el nuevo entorno docente del Espacio Europeo de Educación Superior. Y por supuesto, para cualquier persona interesada en profundizar en el conocimiento y manejo de las redes sociales y las herramientas digitales.

El curso será impartido por el Dr. Jesús Tramullas, profesor de Documentación Automatizada de la Universidad de Zaragoza, y tratará sobre Facebook, Twitter, Delicious, Flickr, Youtube, Vimeo… Diferentes recursos con los que se puede poner en el universo virtual a nuestros centros de trabajo a la par que conseguimos aplicar el paradigma 2.0 a la gestión de cada día.

Accede al programa en la Revista Digital «El Recreo», de la Facultad de Educación de Toledo.

En la sección «Cursos» de la propia página de la Asociación Profesional ANABAD-CLM

O en la página del Programa de Amigos y Antiguos Alumnos de la UCLM, los cuales pueden matricularse a precio reducido, igual que los alumnos actuales y los socios de ANABAD.

http://feeds.feedburner.com/BibliotecaUniversitariaUclm

«Ser Bibliotecario Hoy», por Milagros del Corral

Por ser de interés general, se reproduce un extracto del interesante artículo de Dª Milagros del Corral, Directora de la Biblioteca Nacional de España en el catálogo de la Exposición «Sic vos non vobis», conmemorando el 150 aniversario de la Creación del Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos del Estado.

Hace 150 años se creaba el Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos con la misión de preservar y difundir el rico patrimonio bibliográfico, documental y artístico de nuestro país. No es que antes no hubiera bibliotecarios en el mundo. Claro que los hubo. […] Pero ahora se trata de España y del aniversario de la creación de uno de los más antiguos cuerpos especiales de la función pública, que viene a definir los perfiles profesionales de tan antigua tarea a la que tanto debe el estudio y la investigación. […]
La misión del bibliotecario, a la que Ortega y Gasset dedicara un corto pero interesante ensayo con ese título, no ha cambiado. La que sí ha cambiado, y mucho, ha sido nuestra profesión a lo largo de los últimos 150 años de su reconocimiento oficial. Más aún a lo largo de la casi tres veces centenaria historia de la Biblioteca Nacional. […]. En aquellos tiempos, que coinciden con la incorporación profesional de muchos de nosotros hoy todavía en activo, la profesión bibliotecaria concentraba sus preocupaciones más en el tratamiento y estudio de las colecciones y de sus contenidos que en las necesidades de los usuarios, pocos de los cuales tenían acceso a un miembro del Cuerpo Facultativo.
Tan extraña situación, bien distinta a cuanto acontecía ya entonces en gran número de bibliotecas europeas, forma hoy parte de un pasado de luces y sombras que en nada se parece a la vida actual de los profesionales de las bibliotecas aun cuando quede aún un buen trecho por recorrer para que nuestros centros se incorporen de lleno al siglo XXI.
Nuevas generaciones de profesionales han impulsado gradualmente el cambio que ha afectado positivamente a las instalaciones, a las colecciones, a los presupuestos, a los procesos del trabajo, a la preocupación por los usuarios y a la propia idea que tenemos de nosotros mismos y de nuestro quehacer profesional.
El cambio que queda aún por hacer tiene que ver con la imagen social del bibliotecario en España, todavía más próxima a estereotipos del pasado que a la realidad presente. Porque lo cierto es que, como tantas otras profesiones, la del bibliotecario se ha visto sacudida por el imparable tsunami tecnológico y está aprendiendo a marchas forzadas a trabajar de forma multidisciplinar. Aquellos antiguos ficheros, con fichas aún primorosamente escritas a mano hoy todavía inspiran cierta nostalgia a quienes peinamos canas, pero en la mayoría de los casos ya no son sino elementos decorativos, casi objetos de museo.
Ahora el proceso técnico se ha racionalizado sustancialmente en una búsqueda constante de acortar los plazos en que el libro puede ser accesible y de optimizar resultados gracias a la cooperación interbibliotecaria procurando evitar la multicatalogación y multiclasificación de aquellas obras cuyos registros bibliográficos están ya en la red y pueden ser descargados con un clic de ratón. Ahora el usuario ha pasado a ser objeto de estudio y la preocupación mayor de los bibliotecarios es dar respuesta puntual y adecuada a sus nuevas expectativas y necesidades.
En el binomio colección/usuario, cuya intersección ocupa el bibliotecario, cambió primero el usuario. De la mano de Internet y de los buscadores “estrella”, el usuario ha aprendido – o cree haberlo hecho – a encontrar por sí solo ingentes cantidades de información sobre cualquier tema. Demasiado ingentes casi siempre para ser útiles. Demasiado diversas en sus orígenes, además de anónimas, para ser fiables. De acuerdo. Pero tan tentadoras ofertas han cambiado su percepción acerca del acceso a la cultura y el usuario ahora exige una información completa, veraz, pertinente, inmediata, servida a domicilio y, por supuesto, gratuita. Y además este cambio de percepción se ha producido en un tiempo record.
También ha cambiado la percepción pública en cuanto al respeto al patrimonio en general y las bibliotecas españolas – sobre todo aquellas que cuentan con importantes colecciones patrimoniales- han venido tecnificando su adecuada conservación y preservación en los depósitos encontrando en la digitalización un aliado de excelencia, que además permite una difusión sin precedentes del fondo antiguo.
Procesar, preservar y promover estas colecciones, atender en las Salas de Consulta a los lectores e investigadores presenciales, responder a las cuestiones formuladas a distancia por los internautas pero también difundir y promover las colecciones mediante exposiciones, publicaciones y actividades culturales, son otras tantas tareas inscritas en el núcleo duro de la actividad de los bibliotecarios […]. Las funciones del personal de la biblioteca se extienden a la administración, informática, mantenimiento y seguridad de los edificios; a la planificación de obras de construcción; a la atención e información de usuarios, a la gestión de derechos de autor y a la organización de actividades culturales para adultos, jóvenes y niños incluyendo las realizadas por el Museo de la Biblioteca; y, por supuesto, a las relaciones institucionales e internacionales del centro, cada día más intensas y diversificadas.
Pero, salvo por lo que respectada a las abultadas cifras de la Biblioteca Nacional, nada de ello constituye propiamente una excepción por lo que se refiere al tipo de cometidos que cualquier bibliotecario desarrolla habitualmente. Ser bibliotecario hoy requiere vivir con su tiempo mirando al futuro con la vista puesta en el retrovisor. Ser bibliotecario facultativo hoy es saber gestionar y preservar colecciones – a las que hoy se añaden las de los frágiles y vulnerables objetos digitales – administrar recursos económicos, gestionar equipos humanos, manejar varios idiomas, ser especialista y generalista y saber moverse con naturalidad entre varias disciplinas aparentemente ajenas a nuestra profesión y a nuestra formación, tales como la automatización, la digitalización, la arquitectura, la seguridad o el derecho, sin dejar de lado la psicología del lector ni perder de vista la respiración cultural de nuestra época.
El bibliotecario hoy es un promotor creativo del libro y un animador de la lectura, un tecnólogo atento a la gestión óptima de la información pero también a la vertiginosa evolución de las tecnologías y a la aparición de nuevas soluciones de gestión bibliotecaria y de equipos de seguridad, un avezado experto en estadísticas comparadas, un interlocutor válido para informáticos, arquitectos, juristas, diseñadores, periodistas… pero también un experto en relaciones públicas y un aprendiz de diplomático en los foros internacionales en los que se dirimen importantes proyectos de carácter profesional que nos atañen. Y, sobre todo, psicólogo para atender a una amplia gama de usuarios, desde niños de corta edad que todavía no saben leer hasta prestigiosos investigadores que detestan utilizar lectores de microfilm u objetos digitales y esperan encontrar en el bibliotecario un auténtico cómplice de su sofisticada investigación en curso.
En pleno siglo XXI es también necesario acercar las bibliotecas a todos los ciudadanos, hacerlas transparentes y atractivas a sus ojos, desarrollar el interés público por el patrimonio bibliográfico y documental, y la conciencia social de la importancia de su preservación y de su traspaso a las generaciones futuras. Y ello porque el patrimonio es un proceso acumulativo que no conoce fronteras temporales. Es hoy el de ayer, y mañana lo será también el de hoy, incluyendo las obras de creación que ya “nacen digitales” y probablemente no conocerán nunca otro soporte.
La consecuencia previsible del tsunami tecnológico que nos invade será la reducción gradual del número de lectores e investigadores presenciales mientras que una magnitud impensable de nuevos usuarios remotos, cada vez más globales y habituados a las tecnologías, reclamará nuevos servicios personalizados hasta ahora inimaginables y todavía inimaginados. Se trata, pues, de avanzar simultáneamente en un mejor conocimiento de las nuevas necesidades de los usuarios e innovar en la concepción y ejecución de nuevos servicios, virtuales y convencionales, en respuesta a las demandas y expectativas detectadas.
Entre las múltiples nuevas tareas a realizar gana cada día mayor importancia la captación de nuevos públicos, presenciales y virtuales, sobre todo jóvenes que corren el riesgo de ignorar la cultura de lo impreso, en quienes despertar talentos creativos y vocaciones de estudio e investigación. Nuestras exposiciones, debates, talleres, jornadas, encuentros de toda índole y nuevas modalidades de relación fluida con los medios de comunicación deben poner el énfasis en quienes serán los estudiosos, los investigadores, los científicos y los líderes del mañana.
Todos debemos ser conscientes de que, en la era de las bibliotecas digitales capaces de constituir colecciones virtuales sobre la base del “diálogo” entre máquinas, la importancia de las bibliotecas no estará ya tanto ligada a la riqueza de las colecciones que custodian sino, sobre todo, a la calidad y variedad de servicios que proponen. El concepto de “competitividad” será así cada día más relevante para el futuro de nuestra profesión a lo largo del siglo XXI si queremos estar a la altura de la noble misión que nos ha sido encomendada y de la utilidad social de nuestra función hoy, mañana y en todos los tiempos.
Milagros del Corral
Directora General de la Biblioteca Nacional de España
para saber más:
Sobre la Exposición «Sic Vos non Vobis» en la BNE
Sobre el 150 Aniversario del Cuerpo Facultativo del Estado
Ficha ExIT de Milagros Del Corral
Sobre la figura del Director de la BNE, en Documentados
El artículo reseñado, a texto completo en FaceBook, un recurso 2.0 también para bibliotecas
http://feeds.feedburner.com/BibliotecaUniversitariaUclm

La Biblioteca Universitaria publicará su nueva página Web en septiembre

El nuevo Web de la Biblioteca Universitaria pretende ser un portal de recursos de información para todos los miembros de la comunidad universitaria. Se ha apostado por la accesibilidad como punto fuerte del mismo.

http://feeds.feedburner.com/BibliotecaUniversitariaUclm