Objetivos

El proyecto de investigación pretende alcanzar los siguientes objetivos:
– Generar estándares de cumplimiento normativo en esta materia que faciliten a
las empresas españolas su indudable compromiso con los derechos humanos,
incrementando la preocupación y sensibilización de sus dirigentes. El aumento
de la cultura de legalidad conllevaría una mejor inserción en su entorno,
circunstancia que las haría más competitivas.
– Establecer las bases de la diligencia debida en materia de derechos humanos
con el fin de generar una mayor seguridad jurídica para las empresas españolas
a la hora de enfrentarse con requisitos legales de contratación que exijan
contar con políticas de esta naturaleza.
– Mejorar los sistemas de reporte, auditoría y control interno en esta materia.
– Integrar las visiones de la responsabilidad social corporativa y el cumplimiento
humano, que hasta el día de hoy, pese a su paralelismo, no han sido
debidamente conectadas.
– Buscar los cauces para la participación de portadores de interés (stakeholders)
y trabajadores tanto en el cumplimiento normativo de empresas
transnacionales como de responsabilidad social.

– Establecer el marco jurídico de los programas de cumplimiento
transnacionales, que se desarrollan en una situación de interlegalidad y por
tanto de incertidumbre jurídica.
– Facilitar la transposición de la Directiva sobre estados no financieros a nuestro
ordenamiento.
– Reformular cuál es el interés de la empresa, de manera coherente con las
propuestas de la responsabilidad social empresarial, y extraer las
consecuencias jurídicas que de ello se derivan en la regulación de las
sociedades de capital. Determinar la responsabilidad de las empresas por los
comportamientos de filiales, proveedores y subcontratistas, especialmente
cuando estos desarrollen su actividad fuera del territorio español.
– Incrementar la seguridad jurídica de los directivos y administradores de
empresas multinacionales por las irregularidades.
– Reflexionar sobre el fundamento de la aplicación extraterritorial del derecho
penal en materia de derechos humanos, a partir de la jurisprudencia de los
tribunales regionales en esta materia.
– Introducir en el debate político criminal la necesidad de generar una respuesta
penal para las sociedades multinacionales que parta de su capacidad de
autorregulación y compromiso con la legalidad.
– Establecer las bases de un derecho penal internacional del medio ambiente.
– Diseñar sanciones adecuadas tanto desde el punto de vista de la gravedad del
injusto, como de las especiales características que tiene una gran empresa
multinacional como sujeto infractor, contribuyendo a la superación del too big
to jail.
– Mejorar la posibilidad de acceso de las víctimas, residentes en terceros países,
a los mecanismos de reparación y al procedimiento penal.
– Establecer mecanismos de reparación de las victimas inspirados en la filosofía
de la justicia restaurativa y en la resolución negociada de conflictos.
– Poner de manifiesto la imperiosa necesidad de que España retome su política
en materia de derechos humanos y generar conocimiento científico que le
pueda ayudar a realizar aportaciones relevantes al respecto.