Presentación Vi-SMARt

Nuestra sociedad es cada vez más consciente de la necesidad de tomar acciones que ayuden a aquellos más vulnerables y para ello el uso de aplicaciones y soluciones TIC es esencial. Muestra de ello es la convocatoria Retos de la Sociedad en la que se encuadra este proyecto y dentro de ella sus Retos: “Economía y Sociedad Digital” y “Salud, Cambio Demográfico y Bienestar”. En este contexto, uno de los colectivos que necesitan especial atención son las personas que, debido a un accidente o por sufrir un proceso degenerativo, requieren procesos de rehabilitación para recuperar capacidades físicas, cognitivas e incluso sociales. Debido tanto a la duración como a la frecuencia de dichos procesos de rehabilitación, surge la necesidad de realizar parte de los mismos fuera de las clínicas. Esto ha motivado la aparición de los soluciones TIC de tele-rehabilitación.

Estas soluciones TIC suponen diversos desafíos tecnológicos. El primero es la necesidad de adaptar la rehabilitación a cada paciente ya que la diversidad e intensidad de las lesiones ocasiona gran variabilidad en cuanto a discapacidades. Esta variabilidad requiere procesos de rehabilitación en los que puedan utilizarse diferentes estímulos sensoriales adaptados a cada paciente. Por otra parte, una de las principales ventajas de dichos sistemas, como es la posibilidad de reducir visitas a las clínicas, reduciendo el coste de la rehabilitación, implica otras consecuencias no tan deseables. Así, existen estudios que alertan de las consecuencias asociadas a la tele-rehabilitación como son el aislamiento social o la falta de motivación al enfrentarse a ejercicios complejos. Otro desafío especialmente significativo, es la necesidad de evaluar no ya su usabilidad o funcionalidad, sino la Aceptación de la Tecnología, es decir, si los especialistas y pacientes aceptan y aplican con éxito dichos sistemas. De otra manera, estarán condenados al fracaso. Finalmente, pero no menos importante, los avances tecnológicos y los entornos en los que realizar las tareas de rehabilitación hacen que estos sistemas evolucionen constantemente y, por tanto, requieran un diseño adecuado de la arquitectura software que facilite su evolución.

En base a los anteriores desafíos se ha definido este proyecto. Así, se estudiará cómo la introducción de tecnologías Post-WIMP, mediante la activación multi-sensorial, pueden ayudar en la rehabilitación de los pacientes. De igual manera, se estudiará cómo afecta la introducción de estímulos de tipo háptico y propioceptivo en el desarrollo de los sistemas de tele-rehabilitación, y en las tareas de rehabilitación diseñadas por los especialistas. Además, se planteará convertir dichos sistemas en Entornos Virtuales de Colaboración (EVC) que permitan a los pacientes interactuar con otros pacientes y especialistas, mejorando la sensación de presencia individual y social y determinando cómo afecta para mitigar el aislamiento y mejorar su motivación. Además, se realizarán evaluaciones de Aceptación de la Tecnología, que permitirán a investigadores y empresas del sector de la salud conocer si dichas tecnologías ofrecen potencial para futuras investigaciones y desarrollos. Igualmente, se estudiarán técnicas de adaptación específicas para estos EVC. Finalmente, se definirá una arquitectura robusta que permita la incorporación de las diferentes tecnologías Post-WIMP que faciliten el desarrollo de entornos Virtuales Sociales, Multi-sensoriales y Adaptativos para la Rehabitación (Vi-SMARt).