Proyecto

Visión general

El proyecto tiene como fin último la evaluación, validación y mejora de un prototipo software básico que
actualmente ya permite la supervisión remota de ejercicios de rehabilitación realizados por pacientes afectados por accidentes cerebrovasculares. Tras la ejecución del proyecto, el prototipo estaría orientado a una posible distribución comercial considerando especialmente países de renta media y baja, en los que los recursos dedicados a la supervisión de este tipo de pacientes es limitada. Adicionalmente, el resultado obtenido tendría un impacto significativo a nivel socio-económico, ya que permitiría incrementar la accesibilidad vinculada a la supervisión remota de pacientes y reducir los costes derivados de un esquema más tradicional, en el que es necesaria la presencia física del profesional médico. Es importante destacar incluso el escenario en el que para un paciente (o para un profesional médico) no es nada sencillo desplazarse físicamente a un centro de rehabilitación.

Objetivos

El objetivo general del proyecto es el de orientar adecuadamente, desde el punto de vista del desarrollo y del uso, un prototipo básico ya existente de herramienta de telemedicina en el ámbito de la supervisión remota de ejercicios de rehabilitación de personas afectadas por accidentes cerebrovasculares. Hasta ahora, este prototipo solo ha sido probado desde una perspectiva funcional, por personas sanas, y considerando un conjunto mínimo de ejercicios de rehabilitación.

Este objetivo general se divide en los siguientes subobjetivos:

  • Definición de un esquema de evaluación y validación incremental, estableciendo una serie de pasos que
    permitan mejorar el prototipo existente.
  • Incremento de la motivación de los pacientes y terapeutas a la hora de utilizar el prototipo, evaluando para ellos distintas técnicas, como por ejemplo las basadas en gamificación y juegos serios.
  • Evaluación y adaptación del sistema de análisis automático de ejercicios por parte de los pacientes, basado actualmente en el análisis de vídeo.
  • Validación y personalización de la interfaz de usuario, personalizándola en función de la discapacidad de cada paciente.
  • Personalización del sistema de asignación de ejercicios por parte del personal clínico para adaptarlo a cada paciente.

Metodología

El proyecto se desarrollará empleando una metodología de trabajo incremental, guiada por la fase 2 relativa a la ejecución de pruebas. Debido a que el punto de partida es un prototipo software básico ya desarrollado, esta fase 2 está situada al principio y tiene vigencia a lo largo de prácticamente todo el plan de trabajo.

  • Fase 1. Formalización del esquema incremental de evaluación y validación. Estudio de modelos existentes para evaluar y validar la integración de la tecnología. Elección de un modelo que se utilizará en la fase 2.
  • Fase 2. Validación y pruebas. Etapa transversal a prácticamente todo el proyecto que servirá para ejecutar pruebas y obtener el feedback necesario que guiará el desarrollo de la herramienta en las fases 3 y 4.
  • Fase 3. Estudio e integración de técnicas de motivación. Estudio de técnicas de gamificación y juegos serios con el objetivo de motivar tanto a pacientes como a terapeutas respecto al uso de la herramienta.
  • Fase 4. Desarrollo, mejora y adaptación del prototipo funcional. Se aborda la orientación del prototipo inicial, en términos de diseño y desarrollo, considerando la información obtenida de las pruebas y experimentos efectuados.
    • Fase 4.A. Desarrollo y ajuste del sistema de tracking e integración de sensores.
    • Fase 4.B. Diseño y desarrollo de la interfaz de usuario.
    • Fase 4.C. Personalización del sistema de adaptación de ejercicios.
  • Fase 5. Evaluación de resultados e impacto. Etapa de cierre del proyecto. Documentación técnica. 

Impacto

Según el Informe Anual del Sistema de Nacional de Salud 2016, el gasto en servicios de asistencia curativa y de rehabilitación alcanzó los 55.393 millones de euros en dicho año, absorbiendo en España más del 50% del gasto sanitario total. En este contexto, un indicador que se puede establecer de manera evidente en este proyecto es la reducción del coste dedicado a actividades de rehabilitación por parte de pacientes que hayan sufrido algún tipo de accidente cerebrovascular. La potencial evolución del actual prototipo de herramienta de telemedicina a una solución comercial contribuiría a una reducción de costes derivados directamente de la teleasistencia.

Por otra parte, otro indicador a considerar de manera significativa sería la accesibilidad al propio sistema tanto por los pacientes como por los profesionales médicos. En otras palabras, se trabajaría con la premisa de que el sistema incrementaría el número de estos que hacen uso de la herramienta de telemedicina. Para ello se hace necesario evaluar, validar y mejorar el prototipo actual.

El impacto de los dos indicadores anteriores sería incluso más acentuado en contextos de limitación de recursos personales o de accesibilidad física, como ocurre especialmente en países de renta baja. En este sentido se contemplan situaciones en las que la distancia física entre un centro de rehabilitación y el domicilio del paciente es una barrera real, de forma que el desplazamiento es un condicionante del proceso de rehabilitación.

Relacionado directamente con lo discutido en los párrafos previos estaría la posible mejora en la tasa de
utilización de herramientas de telemedicina por parte de los pacientes. Un mayor uso, continuado en el tiempo, redundaría en una mejora en la percepción y opinión de los ciudadanos en lo que se refiere a acceso al sistema de salud en función del medio de vida (rural o urbano). De acuerdo al informe citado anteriormente, y en el caso particular de España, el 40,7% de las personas encuestadas piensan que existen diferencias en cuanto a la prestación de servicios asistenciales dependiendo de dicho medio.