UCLM

MMMM Blog

Todos a lo largo de la vida hemos pasado apuros económicos, bien ante situaciones de falta de liquidez para hacer un viaje, arreglar un electrodoméstico, el coche o pagar una deuda de forma urgente, y para dar solución al tema existen…los créditos o préstamos rápidos.

Ante tales situaciones tradicionalmente acudíamos a la familia, a pesar de que no era plato de buen gusto reconocer nuestra necesidad imperiosa de dinero) o bien acudíamos a la banca tradicional, aunque en muchas ocasiones por su tardanza en resolver las peticiones de préstamo o por la cantidad de requisitos que debíamos cumplir no nos solventaba nuestro problema.

Dinero rápido

Pero en los últimos años se ha producido un auge en la aparición de muchas empresas crediticias que conceden créditos en menos de 15 minutos, siempre y cuando las cantidades no sean muy elevadas.

Por citar alguna de estas empresas podríamos enunciar a Vivus.es, Okmoney.es, Cofidis.es y comparadores como Prestamosrapidosweb.com que analizan y comparan las diferentes condiciones y requisitos de cada una de ellas con lo que el trabajo de investigar y saber cuál es la que te conviene se reduce drásticamente.

Las principales ventajas por las que se han popularizado es que la aprobación y la entrega de la cantidad de dinero solicitada se produce en apenas unos minutos y lo que es más valorado por el consumidor es que todo el tramite se realiza de forma online sin papeleos y burocracia que siempre retrasa la aprobación del préstamo.

Muchas de estas empresas financieras para otorgar el préstamo no requieren ni siquiera la presentación de una nómina o pensión.

Es tal la competencia existente entre las empresas concesoras de préstamos que alguna de ellas al nuevo cliente en su primer crédito no le cobran ningún tipo de intereses o comisiones. Lo que pretenden actuando así es darse a conocer al gran público y tratar de captar futuros clientes, para cuando éstos necesiten otra cantidad de dinero. Si bien es cierto que las cantidades que se entregan sin cobro de honorarios, no es muy elevado, muchas de ellas fijan como tope máximo los 500 euros.

Este tipo de empresas ya es conocido por todos, incluso son habituales de los anuncios publicitarios de las principales cadenas de televisión y radio, como por ejemplo Cofidis o Vivus, que suelen tener contratado a diario algún spot publicitario.

La necesidad de disponer de dinero urgente se puede presentar en cualquier época del año, como puede ser la vuelta al cole de los niños, la época de las Navidades o la insufrible Cuesta de Enero, pero lo cierto es que en cualquier momento podemos necesitar de forma inmediata una cantidad de dinero para hacer frente a un arreglo doméstico o a un gasto totalmente imprevisto.

Al contratar este tipo de microcréditos queda totalmente claro cuál es la cantidad que hay que devolver y en qué fechas devolverlo (la tónica general es que el plazo de devolución es de un mes, aunque hay empresas que permiten devolverlo en cuotas a lo largo de 12 meses)

Si el consumidor devuelve el dinero en tiempo y forma, aumenta la confianza de la empresa crediticia en él y en futuras solicitudes le concederán créditos por cuantías de dinero más elevadas, aunque si incumpliera incurriría en gastos de demora y penalizaciones.

Las cantidades de dinero objeto de crédito oscilan entre los 100 y los 800 euros dependiendo a quien se lo pidas e incluso hay empresas que conceden préstamos hasta 1500 euros.

Este tipo de microcréditos que se contratan de forma online están orientados a las pequeñas compras o gastos imprevistos, no a la compra de una vivienda o similar. Es por ello por lo que son muchos millones de personas las que usan esta forma de obtención de dinero rápido para “tapar agujeros” sin, como decíamos al principio, tener que acudir a familiares o a los bancos tradiciones.

Por regla general los requisitos son mínimos:

Mayoría de edad

Tener el vigor el DNI o NIE

Teléfono y cuenta de correo electrónico de contacto

Ser titular de una cuenta bancaria (que es dónde te trasferirán el dinero solicitado)

Y muchas de ellas te exigen no estar incluido en ninguna lista de morosos como RAI o ASNEF, aunque hay empresas que incluso a estas personas les conceden los créditos pero con unos intereses un poquito mayores a los normales.

Lo más recomendable es visitar alguno de los sitios web que se dedican a recopilar, aglutinar y comparar las ventajas, inconvenientes y valoraciones de estas empresas que se dedican a la concesión de créditos rápidos.