Luché contra la ley

Luché contra la ley

Según el Real Decreto 505/2007, de 20 de abril, ‘‘por el que se aprueban las condiciones básicas de accesibilidad y no discriminación de las personas con discapacidad para el acceso y utilización de los espacios públicos urbanizados y edificaciones’’, la Constitución Española establece en su artículo 49 que ‘‘los poderes públicos realizarán una política de previsión, tratamiento, rehabilitación e integración de los disminuidos físicos, sensoriales y psíquicos, a los que prestarán la atención especializada que requieran y los ampararán especialmente para el disfrute de los derechos que este Título otorga a todos los ciudadanos’’.

¿Suena bien, verdad?, pero, ¿qué pasaría si usted asistiese a un concierto y pretendiesen llevarlo a una zona donde, como mínimo, podría ver a su grupo favorito a través de una pantalla?, ¿qué pasaría si tras horas de cola un vigilante de seguridad le expulsase de la zona aunque le intente explicar que sus entradas son para la zona de pista? Pues bien, esta situación la experimenté hace un mes.

El pasado viernes 15 de diciembre, Loquillo celebró en el ‘‘Wizink Center’’ (antiguo ‘‘Palacio de los Deportes’’ de Madrid) el último concierto de su gira ‘‘Salud y Rock and Roll’’. Por este motivo, una servidora se trasladó a la capital de España. Una vez allí, coincidí con Paula de ‘‘Loquillo Fan Club’’, quien me apuntó en una lista para reservarme sitio en la fila. Después me marché al hotel. Más tarde, cuando todavía quedaban dos horas para la apertura de puertas, mi madre (quien me acompañó al concierto) y yo volvimos a la fila. Para nuestra sorpresa, el personal de seguridad los había echado de la fila y los encontramos enfrente del recinto. Entonces, cuando hacía apenas 10 minutos que esperábamos junto con el resto de seguidores, el vigilante se acercó a nosotras y nos dijo que no podíamos estar ahí, que tenía que ir a la zona de movilidad reducida. En ese momento, le explicamos mi caso: que llevaba 9 conciertos de esta banda y todos en primera fila; además, la silla de ruedas la utilizaría solo para los desplazamientos y al comienzo del concierto se quedaría plegada donde no molestase. Al parecer, al guardia no le satisfizo nuestra respuesta, aunque insistió en que dejáramos la silla en el acceso de movilidad reducida y después no fuésemos a la pista. A las siete y media de la tarde, cuando abrieron las puertas, otra persona de seguridad incidió en que mi silla de ruedas debía quedarse ahí. Una vez dentro, quien nos revisó las entradas nos dijo que con dejar la silla de ruedas en el guardarropa era suficiente. Mientras, alguien del personal del Wizink se llevó nuestras entradas y ya se veía a muchos fans dentro del recinto. Afortunadamente, mi padre y mi hermana que venían con nosotras pudieron sacar la silla a la zona, pues ellos tenían asientos reservados y no tenían que preocuparse por si alguien les quitaba el sitio. Cuando nos devolvieron las entradas, nos colamos delante de todo el mundo y al llegar a la pista nos encontramos con gran parte del club de fans, entre ellos Silvia y Jesús, quienes me hicieron hueco en primera fila.

Fotografía de Richard Polom.

Como ya he explicado, no es la primera vez que voy a un concierto. Sin embargo, no deja de sorprenderme la falta de empatía, sensibilidad y adaptaciones en este tipo de eventos. Además, esta situación supone un acto de discriminación hacia cualquier persona con diversidad funcional.

No obstante, estas no fueron las únicas limitaciones con las que me encontré en mi periplo por  Las Calles de Madrid. Al día siguiente, a la hora de comer, fuimos a un bar situado cerca de nuestro hotel: ‘‘Jacaranda’’. Para mi sorpresa, este local contaba con un gran escalón a la entrada. Por este motivo, cuando la camarera se dispuso a atendernos le pedí una hoja de reclamaciones: ‘‘¿Por qué, cariño?’’- fue su respuesta. En ese momento, mi madre (más calmada que yo) le explicó la situación. Pasados unos minutos llegó el dueño de la instalación y su respuesta fue que desde la Junta del Barrio de Salamanca le habían obligado a retirar la rampa que había anteriormente. También intentó decirnos que cuentan con una rampa portátil y que podríamos haberla solicitado. Más tarde, todo transcurrió con aparente normalidad: comimos y nos marchamos sin que nos dieran una hoja de reclamaciones.

Así, a este respecto varias dudas vagan por mi mente, ¿cómo podría desenvolverse una persona con discapacidad ante situaciones como esta?, ¿cómo pretenden hacernos creer que todos somos iguales si, en la práctica, esto no es real?, ¿somos todos iguales?

 

Cantos (navideños) de nuestra tierra

Despedimos las Navidades de 2017-18 compartiendo la grabación de la pieza “Cantos de nuestra tierra: suite de Navidad” de Pedro Pablo Morante realizada el pasado 21 de diciembre en el Paraninfo Universitario del Campus de Cuenca de la UCLM durante la celebración del tradicional Concierto de Navidad organizado por el Vicerrectorado de Cultura, Deporte y Extensión Universitaria.

Esta Suite de Navidad recoge villancicos populares de la provincia de Cuenca adaptados por Pedro Pablo Morante e interpretados por el Coro del Conservatorio de Cuenca y la Camerata de Cuenca (OSCU). La piezas incluidas en esta Suite son: Dios Niño ha nacido, Serafines del cielo, La Virgen va caminando, En el portal de Belén, Yo, como gitanilla, La Virgen se está peinando, Aprisa, pastores e Iba la Virgen.

Aquí puedes ver la crónica completa de este concierto realizada por Vanesa Moreno titulada «Gran concierto de Navidad en el Campus de Cuenca».

Coro del Conservatorio de Cuenca
Camerata de Cuenca (OSCU)

Director: Pedro Pablo Morante Calleja.

Ficha técnica de la grabación.

Puedes ver más fotos de este concierto en este álbum de Flickr

Otras colaboraciones con Pedro Pablo Morante

[display-posts tag=»pedro-pablo-morante» posts_per_page=»300″]

Otras colaboraciones con el Coro del Conservatorio de Cuenca

[display-posts tag=»corodelconservatorio» posts_per_page=»300″]

Vayas donde vayas hay vallas

Vayas donde vayas hay vallas

Oíd, las palabras en el límite del mundo

Oíd, la tormenta de miedo en las bocas del hombre

Oíd, oíd

Exquirla, Europa Muda

 

Hemos llenado el mundo de límites y fronteras. Constantemente trazamos líneas para dividir el ellos del nosotros y así vamos recorriendo el mundo. Convertir el micrófono en un pequeño borrador para tratar de difuminar alguna de ellas. Un proyecto pequeñito como este es como tratar de romper el alambre de espinos con un cortauñas. Pero al menos hay que intentarlo y tratar de que sean cada día más los que lo intenten.

Comienzo el año sobre lo que era el fondo de un pantano. Hoy está casi seco. En lugar de agua y peces, sólo hay tierra agrietada y botellas de plástico. Un puente abandonado y semiderruido nos cuenta historias de caminantes antiguos. Restos de algunas edificaciones de gentes que ya se marcharon.

Estas son las historias que quiero que me cuenten. Descubrir distintas formas de mirar la realidad nadando contra la corriente. Rescatar lo mejor de cada uno para tratar de por lo menos ver lo que hay al otro lado del muro.

Buscar la riqueza del mundo. La otra riqueza. La riqueza de formas las naturales y humanas diversas. Escuchar a las gentes del campo y a los que vienen del otro lado. De cualquier otro lado.

Aquí en el fondo de este pantano lleno de basura y vacío de agua, el cambio climático es algo que ya ha pasado, aunque no queramos verlos desde nuestros jardines de césped artificial.

De estas cosas quiero oír hablar a los caminantes. Quiero oír a los que quieren cambiar las cosas a pesar de todo, a los que quieren seguir soñando, a los que todavía saben de semillas autóctonas y de soberanía alimentaria. Quiero oír  las historias de los que estuvieron allí afuera. Sentarme a escuchar a los que tienen cosas que decir. A los músicos orgánicos y a los contadores de historias. Al que sabe lo que dice y al que cree que no tiene nada que decir. Hablar en voz baja para que haya que prestarles atención. Escuchar al que sabe senderos que nos acerquen a la soberanía de la alegría. Caminos secretos que puedan sortear esas vallas. Gente que no se rinde.

De eso me apetece oír hablar este año en Radio Diferencia. Lo mejor de este proyecto es que cada uno podrá sentarse a escuchar a quien quiera, porque hay tantos senderos como participantes en este proyecto. Cada uno tendrá que recorrer el suyo, pues para eso queremos estamos aquí.

#nulladiessinelinea

Notes about life in Spain: что бы вы хотели узнать

Notes about life in Spain: что бы вы хотели узнать

Скоро будет ровно год, как я прилетела в прекрасную Испанию, а воспоминания об этом прекрасном приключении все еще свежи. Прожила там всего пол года. Пусть это совсем и немного, но за это время я успела почувствовать вкус жизни испанцев, побывать на самом крупном фестивале света, остаться без ночлега, поучавствовать на конкурсе искусств и даже пойти в полицейском участке.

Захотелось как-то запечатлеть эти воспоминания и может посоветовать ищущим приключения людям, как недорого и самое главное весело путешествовать, рассказать секреты и лазейки музеев, кафешек, о традициях и особенностях некоторых народов. И тут я вспомнила, что у меня есть блог. Почему бы и нет?

Надеюсю вам будет интересно читать об этом и первый спот, о котором я расскажу в новом посте, прекрасный Мадрид. Если вам интересно, ставьте лайк и пишите комментарии, что бы вы хотели узнать.

Style from the heart of Asia

Grabación Concierto de Navidad 2017

Grabación Concierto de Navidad 2017


Grabación del Concierto de Navidad celebrado el 21 de diciembre a las 20:30 horas en el Paraninfo Universitario del Campues de Cuenca organizado por el Vicerrectorado de Cultura, Deporte y Extensión Universitaria y por el Centro de Iniciativas Culturales. La grabación se realizó con en vídeo 4k y en sonido Dolby 5.1. Será publicado próximamente. Consultar al final de esta entrada.

PROGRAMA

  • “La Anunciación”. P. Morante
  • “Preludio y Ave María”. J. Arcadelt
  • “Hodie Christus natus est”. H. Schutz
  • “Puer natus in Bethlehem”. J. Rheinberger
  • “Cantos de nuestra tierra: Suite de Navidad”. P. Morante
  • “Acuarela Navideña” (sobre obras tradicionales). P. Morante

Coro del Conservatorio de Cuenca
Camerata de Cuenca (OSCU)

Director: Pedro Pablo Morante Calleja.

Ficha técnica de la grabación.

Esta es la crónica publicada por Vanesa Moreno y publicada en diversos medios.

Gran concierto de Navidad en el Campus de Cuenca

En próximas fechas se podrá disfrutar de este concierto íntegro en vídeo ya que fue grabado en 4k con calidad de audio Dolby 5.1 por los estudiantes de la Escuela Politécnica de Cuenca del equipo de MakingUclm, Sergio Rubio y Daniele Padovano.

Como cada año, el Paraninfo del Campus de Cuenca acoge el concierto de Navidad organizado por la UCLM. Este año se ha celebrado el pasado 21 de diciembre a las 20:30 y al que asistieron más de trescientas personas. La Vicerrectora del Campus de Cultura, Deporte y Extensión Universitaria, Mª Ángeles Zurilla y el director del Coro del Conservatorio de Cuenca y la Camerata de Cuenca (OSCU), Pedro Pablo Morante, dieron la bienvenida a los asistentes, aprovechando la ocasión para felicitar las navidades musicalmente como ya es tradicional en todos los campus de la Universidad de Castilla-La Mancha.

En primer lugar, la Camerata de Cuenca interpretó en solitario “La Anunciación”, compuesta por el propio Morante. El Coro del Conservatorio de Cuenca se incorporó para la interpretación del «Preludio y Ave María» de J. Arcaldelt. Seguidamente, en compañía únicamente de las voces blancas del Coro del Conservatorio, comenzaba a sonar «Hodie Christus Natus est». Esta primera parte, finalizó con «Puer nathus in Bethlehem», de J. Rheinberger.

Una segunda parte del programa estuvo formada por «Cantos de nuestra tierra: suite de Navidad» y «Acuarela navideña (sobre obras tradicionales)” ambas piezas recopiladas, arregladas y enlazadas por el propio Pedro Pablo Morante. Dos hermosas recopilaciones que fueron las grandes estrellas de la velada. La primera de ella se interpretaba por primera vez en su versión con Camerata y llegó a emocionar al público esta bella interpretación de canciones populares de la provincia de Cuenca. El programa finalizó con “Acuarela navideña” en la que fueron desfilando algunas de las piezas navideñas más conocidas.

Tras la finalización del programa el Coro del Conservatorio de Cuenca y la Camerata de Cuenca ofrecieron a los asistentes un bis repitiendo un fragmento de la pieza «Cantos de nuestra tierra: suite de Navidad», en concreto la parte dedicada al villancico “Aprisa”, una magnífica pieza tradicional de las contenidas en el cancionero recogido en los años setenta por el profesor de la entonces escuela de Magisterio de Cuenca, D. José Torralba.

El Coro del Conservatorio de Cuenca nació en 1980, con Fortunato Saiz como fundador y director. Desde el año 2000, tiene como director a Pedro Pablo Morante Calleja, profesor Superior de Composición y director de orquesta y solfeo. Su repertorio cuenta con más de 275 obras polifónicas, que comprenden desde el siglo XI al siglo XX. Ha desarrollado una gran labor de investigación, recuperación y puesta en escena de diversas obras y ha participado en numerosos eventos nacionales e internacionales.

La Camerata Ars Nova nace en el año 2000 como un proyecto de una orquesta de cámara con objetivos musicales, culturales y humanos, cuyo fundador fue Pedro Pablo Morante. El año 2001 fue el año decisivo en el que este proyecto se hizo realidad, con un primer concierto dedicado a autores barrocos. No es la primera vez que actúa con el Coro del Conservatorio y también ha tenido la oportunidad de compartir escenario con los coros del Conservatorio Profesional de Música «Pedro Aranaz».

El Vicerrectorado de Cultura, Deporte y Extensión Universitaria y el Centro de Iniciativas Culturales pretenden con este concierto musical felicitar las fiestas y el nuevo año a la comunidad universitaria y a la ciudad de Cuenca en general.

Puedes ver más fotos de este concierto en este álbum de Flickr

Otras colaboraciones con Pedro Pablo Morante

[display-posts tag=»pedro-pablo-morante» posts_per_page=»300″]

Otras colaboraciones con el Coro del Conservatorio de Cuenca

[display-posts tag=»corodelconservatorio» posts_per_page=»300″]

 

Hoja al viento, por Jael Uribe

Hoja al viento, por Jael Uribe

¿Será qué sólo merecemos silencio, yacer adentro de una fosa de cemento en donde gritan justicia desde fondo nuestros huesos? ¿Cuantas más debemos ser semilla en el centro de los ojos para que se nos reconozca fruto, vida, flor, esencia? ¿Serán que somos menos importantes, que no valemos un peso, y qué la única manera en que nos nombren sea para desearnos el descanso eterno en un trozo de papel amarillo al viento?

No sé. Quizá divago y me pierdo creyendo que todo puede ser diferente. Que no necesitamos de tantas, las mártires, para que se reconozca nuestra voz y se velen por nuestros derechos, sin ser partes de una lista constante que devela nuestra breve existencia, un rosario de inagotables cuentas que nos muestra estadísticas, en lugar de heroínas, nos muestra polvo en vez de carne y músculo donde se apoya el futuro de nuestros pueblos. ¿Hasta dónde? ¿Hasta cuándo? Justicia para las que somos menos, para las que esperamos en el borde de nuestras palmas por el trozo de universo que ganamos con nuestra sangre desde hace tiempo.

Ser mujer (justicia) en un mundo ciego, en un mundo donde un ser humano capaz de dar vida merece el mismo tratamiento que un perro, o menos; En un lugar donde se degüellan sin piedad nuestros cuerpos y dónde nuestras almas no merecen el descanso eterno, dentro de un basurero ¿Por qué? ¿por qué somos menos? Las otras, las proscritas, las denunciantes, las abusadas, las rebeldes, las “malditas” mujeres, portadoras de este karma interminable, de una ira sin sentido, hijas de la muerte.

Seguimos aquí, esperando que sea luz en nuestro encierro. Por la mano del hombre, amigo, hermano, amante, para aunarnos en la lucha por un premio que sabemos nuestro. Por la otra mujer indiferente que se esconde en su temor y en vez de ayudarnos a ser frente, calla y desaparece. Esperando que nos dejen de tratar como objeto, para disfrute de los bajos instintos de los perversos, para vender en las vidrieras y revistas el lado oscuro que nos “conviene” para el mercado local y extranjero. Porque nos negamos a ser carne, porque somos VIDA y no muerte. Porque merecemos crecer sabiendo que valemos, más que un contrato para exhibirnos a los buitres, más que sensacionalismo para vender periódicos a nombre nuestro, sin que con ello se contribuya con nuestro desarrollo, sin ninguna utilidad a favor nuestro.

Llegó el tiempo de pensar “señores”. Tiempo de pasar factura a los pasos que formaron este camino de sangre que ahora vivimos las mujeres. Tiempo de dejar de ser estadística, “señoras”, de dejar de ser menos y de ser las suficientes, de ser bastantes, de ser todas  a contra viento y contra de lo que nos oprime desde adentro. ¡Tiempo de ser UNA, fuertes!

 

Jael Uribe. Presidente Movimiento Mujeres Poetas Internacional MPI, Inc. y Fundadora Festival Internacional de poesía y Arte Grito de Mujer. 

Jael Uribe es una escritora de nacionalidad dominicana. Ha colaborado con varias revistas tanto impresas como digitales, eventos culturales y programas de radio y televisión en diferentes países Latinoamericanos. Ha formado parte y colaborado con diversos movimientos y grupos, siendo de mayor relevancia su labor como líder del Movimiento Mujeres Poetas Internacional (MPI) el cual fundó en el año 2009 con la misión de promover la labor de la mujer contemporánea en la poesía y la creación del Festival Internacional de Poesía “Grito de mujer” realizado en diferentes países en homenaje a la mujer y en contra de la violencia.

Jael es egresada en Artes Publicitarias, posee un diplomado en Relaciones Públicas y Comunicación Corporativa y actualmente cursa un Máster en Diseño Gráfico y Editorial en la Escuela Superior de Diseño de Barcelona, entre otros estudios relacionados. Poemas y escritos suyos forman parte de decenas de antologías a nivel nacional e internacional. Es autora del poemario De La Muerte al Fénix, publicado por el Ministerio de Cultura y la Dirección General de la Feria del Libro Dominicana. En el 2017 recibe en Oslo el prestigioso premio “Libertad de Expresión 2016” (Ytringsfrihetsprisen) otorgado por la Unión Noruega de Autores con el aval del Ministerio de Cultura de Noruega por su labor como activista cultural.  Ese mismo año gana el 1er. Lugar del Premio de Poesía Vicente Rodríguez-Nietzsche del Festival Internacional de Poesía de Puerto Rico. Ha ganado otros premios y reconocimientos.

Puede conocer una pequeña muestra de poemas y escritos de Jael Uribe en su blog: http://jaeluribe.blogspot.com o siguiéndola en Facebook y Twitter, además conoce su proyecto en www.gritodemujer.com

ADACE-CLM: Hola, ¿te acuerdas de mí?

ADACE-CLM: Hola, ¿te acuerdas de mí?

El Daño Cerebral Adquirido (DCA) afecta a más de cuatrocientas mil personas en España. Has leído bien. Cuatrocientas mil. Ictus, traumatismos craneoencefálicos o tumores cerebrales son algunos de los cisnes negros que nos esperan detrás de cualquier esquina.
Cuatrocientos mil cualquieras que ayer pudieron pasear a nuestro lado, ser nuestro compañero de pupitre, de barra, de confidencias, de amores o de todo al mismo tiempo, hoy están afectados por este mal ignorado al que le hemos puesto el aséptico nombre de DCA.

Ejercicio de manos. Fotografía: Marta Cuenca Rufián para #makinguclm

Como cada 26 de octubre las asociaciones que luchan por hacer la vida más digna de los afectados por el daño cerebral y de su familiares organizaron múltiples actos de sensibilización y concienciación en todas las poblaciones en las que se encuentran presentes.

Este año, ADACE-CLM organizó un interesante encuentro-taller de teatro en colaboración con la Escuela Municipal de Música y Artes Escénicas Ismael Martínez Marín. El acto era entrañable, como tantos. Comenzaron hablando los políticos, como tantas veces. Un usuario afectado por DCA leyó un emocionante y sentido manifiesto. Sentado en la última fila tomaba apuntes rutinarios y sentimentales para una nota de prensa como tantas. Alguien se sentó a mi lado. Llevaba garrota y gorra. Tenía un tic incómodo y me miraba fijamente. Lo miré a los ojos. Miré sin ver y callé. Agaché la cabeza y seguí escribiendo.

Imagen: Marta Cuenca Rufián para #makinguclm

Una voz rota y confusa me dijo: “Hola, ¿te acuerdas de mí?” y me llamó por mi nombre. Quería recordar su rostro. Quería recordar su voz.

  • Soy Juan Carlos. Tuve un accidente de coche. Yo estudiaba en el Alfonso contigo.

Demoledor. Él, supuestamente afectado por DCA, me recordaba y yo, ciudadano supuestamente estándar, apenas lo había convertido en un vago recuerdo.

Siguió el acto y comenzó el taller. Hice alguna entrevista. Pero ya no pude dejar de pensar en Juan Carlos y en el cisne negro que un día se cruzó en su camino y lo cambió todo. Quise saber más y aprovechando el disfraz de periodista con cámara y micrófono incorporados me puse a preguntar a todo el que se cruzaba en mi camino, intentando encontrar las respuestas que sabría que no encontraría.

Me senté a hablar con Jorge Auñón, miembro de la asociación, que aprovechó la grabadora y la atención para contarme que “no hay suficientes infraestructuras para que las personas con Daño Cerebral se puedan desenvolver en su vida cotidiana” y que es muy importante recordar más a menudo que existe este problema “porque hay gente que no puede deambular por la vida después de sufrir este problema, tenemos que ayudarnos entre todos, darnos la mano para solucionar esos pequeños problemas que nos permitan vivir mejor”.

Irene Valencia es la responsable del Centro de Atención Directa en Cuenca y ha sido la encargada de dirigir el protocolo del acto. Destacó la importancia de este tipo de actos para que se “sensibilice la población sobre las secuelas y las distintas capacidades que tienen las personas con daño cerebral. Se intentan eliminar tanto las barreras sociales como las arquitectónicas.”

Tras los discursos, manifiestos y fotografías de rigor desaparecen los representantes políticos del escenario y la atención se centra en el patio de butacas donde las sillas bailan y parecen colocarse ellas solas ordenadamente contra la pared. Es el momento de hacer teatro y todos los movimientos corporales se convierten en emociones.

Los alumnos de la Escuela Municipal de Teatro se mezclan con los miembros de ADACE en la realización de distintos ejercicios actorales. “La escucha, la acción-reacción, el control del cuerpo, la emoción. El teatro tiene aquello que nos enseña a ser mejores personas y a construir una sociedad mejor, donde nos escuchemos unos a otros de una manera emocional”, con estas palabras nos resume Patricia González, directora de la escuela, las actividades que están desarrollando esta tarde.

Imagen: Marta Cuenca Rufián para #makinguclm

“Es una maravilla ver cómo han logrado trabajar juntos a pesar de las dificultades, y es emocionante ver a las familias en esto”. Son más de cincuenta alumnos los que integran la escuela de teatro. Algunos de ellos, como la propia Patricia, especialmente sensibilizados con este problema pues lo han vivido de cerca con familiares y amigos.

Pilar Romero es una de ellas. Alumna de la Escuela de Teatro, lo ha vivido de cerca porque una sobrina suya es terapeuta con personas con daño cerebral adquirido y nos habla de lo intensa que ha sido la sesión de ejercicios actorales de hoy.

En un respiro, hablamos con José Emilio, cuya mujer sufrió un ictus tras una operación. Nos cuenta lo desorientado que estaba al principio. Cómo tuvo que volver a aprender a entenderla y cómo la asociación le ayudó a no sentirse solo. “Los dos primeros años han sido muy duros. Quieres que ella se sienta cómoda, que no sufra y no sabes cómo hacerlo. Afortunadamente, los últimos meses su conducta es otra y ya se siente mucho mejor. En cierta forma ha aprendido a reconocer sus limitaciones y se ha adaptado a ello. Eso nos ayuda mucho en el día a día.”

Los seres humanos somos mucho más grandes de lo que nos creemos. Mucho más fuertes, mucho más generosos y mucho más humanos cuando la vida nos pone al límite. Podemos perder la movilidad, el habla, la memoria. Podemos confundirnos, podemos cambiar nuestra personalidad, tener tics, no saber decir lo que queremos decir. Y eso no nos elimina como seres humanos, sino que nos convierte en más humanos si cabe. Y eso no es una cosa tan extraña. Eso pasa y pasa ciento cuatro mil veces al año. Ciento cuatro mil personas con ciento cuatro mil familias. Sólo en España.

Hola, ¿te acuerdas de mí?

Pues va siendo hora de que empecemos a acordarnos de ellos.

Texto de Josean Montero, entrevistas de Carlos Rodríguez Urra y fotografías de Marta Cuenca Rufián y María Bajo Picaporte para MakingUCLM. Puedes ver todo el reportaje fotográfico en la página Flickr de MakingUCLM.

Ave rara como el cisne negro.

Imagen: Wikipedia

Juvenal escribió a finales del siglo I aquello de rara avis in terris nigroque simillima cygno, que podemos traducir como “un ave rara en la tierra, y muy parecida a un cisne negro”. En el siglo XVIII se descubrió en Australia la existencia de los cisnes negros (Cynus atratus). Aves raras verás en la tierra.

Según Nassim Nicholas Taleb esos cisnes negros existieron siempre y se cruzan en nuestro camino desde el principio de los tiempos. Remiten a sucesos inesperados que cambian el rumbo de la historia y que con el paso del tiempo tratamos de racionalizar y explicar.

Texto de Josean Montero, entrevistas de Carlos Rodríguez Urra y fotografías de Marta Cuenca Rufián y María Bajo Picaporte para MakingUCLM. Puedes ver todo el reportaje fotográfico en la página Flickr de MakingUCLM.

Radio Diferencia reivindica los derechos de las personas con discapacidad

Radio Diferencia reivindica los derechos de las personas con discapacidad

El pasado 3 diciembre tuvo lugar la celebración del Día Internacional de las Personas con Discapacidad a cargo de la Asociación Roosevelt. Dicho acto citó a multitud de personalidades de distintas instituciones como el Alcalde del Ayuntamiento de Cuenca, Ángel Mariscal Estrada, la subdelegada del Gobierno en Cuenca, María Lidón Lozano o el Presidente de la Diputación Provincial, Benjamín Prieto. Asimismo asistieron representantes de la Universidad de Castilla-La Mancha como el Decano de la Facultad de Periodismo, Ángel Luis López Villaverde o el de la Facultad de Educación, Sixto González.

Radio Diferencia se desplazó hasta las inmediaciones del Hotel NH Ciudad de Cuenca para apoyar este día en el que se reivindica la normalización de personas con capacidades distintas. Las encargadas de presentar la ceremonia fueron Arancha Hortelano y Sandra Megías, miembros de la Junta Directiva de nuestra emisora.

Tras las palabras de agradecimiento y bienvenida de Ángel Mariscal, José Ignacio Benito, María Lidón Lozano y Benjamín Prieto, llegó el turno de la UCLM. Así pues, alumnos de Periodismo, Educación Social y Arquitectura leyeron sus respectivos manifiestos; al igual que Eduardo Domínguez Suay en representación de la Universidad de Mayores José Saramago y un grupo de niños del Consejo de Infancia.

Llegó el momento del reparto de premios de la Asociación Roosevelt. En primer lugar el galardón para el turismo accesible y el ocio inclusivo fue para el Hotel Spa & Sport Hotel Mar y Sol  un complejo de Tenerife que dispone de 166 estudios y apartamentos accesibles para personas con movilidad reducida o en sillas de ruedas.

Seguidamente se premió al compromiso con la cultura y a la educación inclusiva. En este caso se galardonó al Museo Thyssen-Bornemisza que cuenta con un proyecto integral para que, tanto sus instalaciones como los servicios prestados al público, sean universalmente accesibles.

 

Arancha Hortelano y Sandra Megías, presentadoras de la gala

En tercer lugar, premio Roosevelt a un medio de comunicación para “En lengua de signos” de La 2. Un programa que llega a todos sin exclusiones, rompiendo el silencio informativo incluyendo subtítulos, así como traducción en lengua de signos.

A continuación, galardón a la integración laboral para Carrefour Cuenca. De los cerca de 100 trabajadores de la cadena de hipermercados, el 5% son personas con discapacidad.

En cuarto lugar, premio a una institución comprometida con el colectivo para la Universidad de Extremadura. Dicha universidad cuenta con un servicio propio que tiene como función garantizar la igualdad de condiciones de todos sus estudiantes.

Por último, premio Roosevelt al esfuerzo y a la superación personal para Dafne Lavilla Núñez, por su capacidad para sobreponerse a las adversidades y luchar contra la discriminación por su tartamudez.

Para cerrar este acto tan emotivo y cargado de mensajes alentadores, intervino Lidio Jiménez, entrenador del Balonmano Liberbank Ciudad Encantada que leyó el manifiesto de la Asociación Roosevelt.  En último lugar, intervino el presidente de dicha asociación, José María Martínez, para agradecer la presencia a todos los asistentes y animar a todo el mundo a seguir reivindicando los derechos de las personas con capacidades distintas.

Créditos:

 Puedes ver todo el álbum de fotos de esta gala en el álbum de Flickr

Carolina Rueda: «Cuando los dragones caen en pena»

Carolina Rueda: «Cuando los dragones caen en pena»

Fue un día frío en nuestra pequeña ciudad, como es normal un diecisiete de noviembre, en el Auditorio, cuando la magia de los cuentos para adultos de Carolina Rueda llegó desde Colombia. Fue gracias a la pequeña Asociación de Amigos del Teatro de Cuenca, pero valiosa por las iniciativas culturales que aporta a la ciudad.

Durante la entrevista pudimos conocer sobre su obra y sobre ella un poco más.

Carolina nos contaba, que en sus obras relata literatura, hace versiones de textos de autor y de tradiciones orales, pero que lo hace a través de recopilaciones. Siempre parte de lo que el autor con el que está trabajando le enseña como narrador, no tiene un referente único sino que cada uno de los narradores le enamora de una manera y ella intenta descubrir la herramienta con la cual el autor lo ha logrado, y de reproducir esa manera de enamorar al público también.

El espectáculo de aquella noche serían cuentos contemporáneos, argentinos y colombianos, junto con un tejido de cuentos fantásticos sobre dragones, cuentos urbanos, cotidianos, de parejas, cuentos  para adultos. Nos descubría que, ella en sus relatos no quiere transmitir ningún valor, lo que ella quiere es contar historias y desde esas historias, generar preguntas, inquietudes, posturas, que la gente se cuestione o que detecte las cosas que a todos nos pasan. Pero ella no es moralista, “yo no soy moralista, cuestiono como todo artista todas las posturas de la vida, la reflexión, la inquietud y más bien es como generarte una pregunta en vez de darte respuestas”, Carolina.

En cuanto a su filosofía de vida, ella quiere “vivir, el disfrute, el encuentro y andar el mundo”.

Este año cumple treinta años en el mundo de la oratoria. Empezó cuando tenía veinte años, estudió literatura y teatro. El teatro y la palabra son, para ella, las maneras con las que entra en contacto con el mundo, son sus caminos de abordaje y sus formas de trabajo, además de gasto de su capacidad de crear, construir y de aportar. Por esto, quiere seguir narrando, su trabajo como artista es una necesidad personal, vital. Desde los distintos puntos de vista que encuentra, desde los distintos oficios como actriz o narradora, escritora, gestora cultural, dice ser la manera con la que ella se puede relacionar de la mejor forma con el mundo.

Después, escuchamos sus cuentos atentamente, nos hizo olvidar todo lo demás y centrarnos solo en sus palabras, en sus gestos. Fue algo muy diferente a todo lo que había ido a ver en aquel Auditorio, se creó una atmósfera especial en torno a sus relatos, que mezclando unos separando otros, consiguió mantenernos atentos a sus palabras, su manera de expresarse y a  nada más.

Al terminar tuve la oportunidad  de preguntarles a un grupo de Erasmus colombianos por los cuentos que acabábamos de escuchar, por sus experiencias durante la narración y por las tradiciones que habían encontrado de su país. Todos coincidían en que les encantó, pues fueron historias muy originales, una representación de lo que es Colombia, la particularidad de su literatura que hace que la imaginación termine volando por su magia y fantasía, en este caso como auditores. Les hizo sentirse como en casa.

Carolina Rueda presentó su narración oral «El de las sombras» en el Teatro-Audiotorio de Cuenca el día 17 de noviembre de 2017 dentro de la programación de la Asociación de Amigos del Teatro de Cuenca.

Texto de Alba María Martínez Vicente y fotografía de Sergio Rubio para Makinguclm

Actividades más recientes de la Asociación de Amigos del Teatro de Cuenca contadas por MakingUCLM:

[display-posts tag=»amigos-del-teatro» posts_per_page=»20″]

Últimas actuaciones en el Teatro-Auditorio de Cuenca contadas por MakingUCLM:

[display-posts tag=»teatroauditorio» posts_per_page=»20″]

“Para un niño con trece años, una situación así constituye una inmensidad que da mucho miedo”

“Para un niño con trece años, una situación así constituye una inmensidad que da mucho miedo”

Las personas con discapacidad tienen que enfrentarse a diario a innumerables barreras físicas, psicológicas y sociales. Julio Higueras es un maestro jubilado por incapacidad que a sus 58 años sigue siendo un ejemplo de superación, tenacidad, entusiasmo y optimismo. Es un hombre comprometido socialmente y polifacético. A la edad de 13 años sufrió un accidente con un explosivo de dinamita y como consecuencia perdió casi toda la visión y tres dedos de la mano izquierda. Tiene como afición la pintura, que le ayuda a canalizar su energía positiva y a encontrar la fortaleza que le permite seguir adelante. Charlando con Julio descubrimos realmente la fuerza, firmeza y positividad que emana. Sin temor a equivocarnos, podemos decir que es un experto en enfrentarse a la vida y un “maestro” en sonreír a la adversidad.

Lo que empezó como un simple juego de niños se convirtió en la mayor pesadilla para la vida de Julio Higueras. Una tarde, él y sus amigos, decidieron encender una hoguera en el campo y lanzar unos cartuchos de dinamita que previamente uno de los niños había cogido a su padre. Tras esperar un tiempo, estos no explotaron e Higueras decidió coger una de las cargas e introducir una cerilla, con tal mala suerte que no le dio tiempo a soltarla y el estallido se produjo en sus propias manos. “Como consecuencia de la explosión tuvieron que amputarme tres dedos de la mano izquierda pero lo más grave fue que también afectó seriamente a mis ojos”, perdiendo la visión total del derecho y quedando el izquierdo bastante dañado, indica. Además de estas terribles consecuencias, en su cara y en su pecho quedó alojada metralla procedente del detonador.

Tras el accidente  que le podría haber costado la vida, tuvo que permanecer más de tres meses en Madrid, dos de ellos ingresado en el hospital y posteriormente en casa de sus tíos porque debía acudir diariamente a consulta para que le realizaran las curas oportunas. Julio ha señalado que volver a su vida diaria le resultó muy duro y complicado, tanto en la reincorporación a sus estudios, como en el resto de actividades diarias. Había perdido muchas capacidades y había pasado mucho tiempo y “si a todo esto añadimos que me encontraba en plena adolescencia…”

Julio rememora su recuperación como una etapa dolorosa, compleja y muy dura, así lo sentencia: “Recuerdo que me costó muchísimo tiempo mentalizarme y adaptarme a la nueva situación”. Asimismo, resalta que hace 45 años el reconocimiento que se les daba a las personas discapacitadas era prácticamente nulo, permaneciendo olvidados en el ámbito personal, educativo, sanitario…lo que establecía una gran barrera para el desarrollo de su vida cotidiana.  “Para un niño con trece años de edad, -indica Julio- una situación así constituye una inmensidad que da mucho miedo”. Durante aquella fase tan complicada, siempre tuvo el apoyo incondicional de sus padres, los cuales sufrieron tanto o más que él mismo toda aquella situación tan desgarradora. En este sentido, Julio declara que “Aunque viviera mil años no tendría tiempo suficiente para agradecerles todo lo que han hecho por mí”.

Resulta sorprendente que, aunque Julio se ha encontrado con numerosos impedimentos en su vida, siempre los ha superado con optimismo y nunca se ha dejado derrotar por la adversidad. Él mismo afirma que estudiar con limitaciones visuales es bastante complicado, en este sentido declara: “En mi caso, nunca veía bien lo que los profesores escribían en la pizarra y tenía que copiarlo de mis compañeros”.

Con los ojos en agua y repleto de emoción, Julio relata que sus padres, tíos y primos  siempre fueron  su pilar y su fuerza cuando ocurrió el fatídico suceso. Más tarde, cuando formó su propia familia, encontró un nuevo impulso por el que seguir luchando. En este aspecto indica, repleto de ternura, que sus hijas son increíbles, muy cariñosas y la mayor recompensa que podría haber tenido. Pero sobre todo destaca a su mujer, afirmando: “Siempre me ha cuidado con esmero”.

No podemos decir que la vida de Julio Higueras  haya sido fácil precisamente. Ha tenido que someterse a lo largo de su vida a varias intervenciones quirúrgicas en sus ojos. La primera se la realizaron cuando se produjo el accidente, quedándole un residuo visual mínimo en el ojo derecho. Al estar gravemente dañado, poco tiempo después perdió la visión de este por completo. Por otro lado, declara: “En el ojo izquierdo se formó una catarata traumática que me fue mermando progresivamente la visión”.

“Tener que jubilarte con 39 años es algo que no se supera con facilidad”

En el año 1990, cuando su primogénita apenas alcanzaba los dos meses de vida, tuvo que desplazarse a Barcelona –donde lo tratan desde hace 35 años- para que le intervinieran esa catarata. En el año 2003, en ese mismo ojo, se le produjo un desprendimiento de retina del que tuvieron que operarle de urgencia también en la Ciudad Condal.

Para Julio la enseñanza era uno de los motores de su vida, pero una vez más su camino se complicó. Como consecuencia de un agravamiento en la vista debido a la tensión ocular (glaucoma) que padece, se vio obligado a dejar la docencia. Una vez más, denota optimismo en sus palabras indicando que lo único que podía hacer era sobreponerse y mirar el lado positivo de la situación a la que tenía que enfrentarse. “No obstante –asegura- tener que jubilarte con 39 años es algo que no se supera con facilidad”.

Julio, debido a su condición, está afiliado a la ONCE la cual le proporciona un apoyo integral. La organización está cerca de cada uno de los miembros mediante los centros que se encuentran en toda España. A través de estos, brindan a los afiliados apoyo psicosocial, rehabilitación integral para aprovechar el resto visual o necesidad de perro-guía entre otros.

Optimismo ante todo

Colmado de auténtica energía, insiste en propagar mensajes alentadores. Según él, la clave para superar los percances o contratiempos está en no perder nunca la esperanza, asegurando que de las situaciones más adversas han crecido las raíces más fuertes y que lo que no nos mata nos fortalece. En su caso, confirma: “Creo que gracias a los obstáculos que siempre he tenido que vencer he conseguido superarme y lograr lo que me he propuesto”. En este sentido, Julio indica una serie de pautas que para él son indispensables a la hora de sonreírle a la vida como son autoestima, paciencia o constancia entre otras.

Julio asegura que en su mente no se ve como una persona discapacitada, sino con unas capacidades diferentes, “es decir –explica- yo me considero una persona como las demás, miro a todo el mundo de igual a igual y me gusta que los demás hagan lo mismo.” Julio lo tiene muy claro, asegura que la verdadera discapacidad no está en él mismo sino en la mirada de los otros. Considera que el hecho de padecer una discapacidad no le hace inútil, ni siquiera es un obstáculo insalvable; lo más importante, según él, es centrarse en buscar sus oportunidades sin perder el tiempo en lamentarse. En su caso, expresa: “Nunca he esperado un trato preferente por ser discapacitado y he luchado por mis opciones como cualquier otra persona”.

Además de ilusión, aliento y energía positiva, Julio derrocha humildad. Tras todo lo sufrido, todo lo superado, todo lo luchado y todo lo ganado, asegura: “No creo que la historia de mi vida tenga nada de especial, sino que la historia de cada uno es especial en sí misma”. Se muestra como si la suya no fuera una historia de superación, como si sobrevivir a una explosión de dinamita con tan solo 13 años, reanudar los estudios y ser un maestro adorado por alumnos y compañeros fuera tarea fácil. No es que sea una historia de superación, para mí eres un héroe, papá.

Los Fizzy Soup no entienden de etiquetas

Los Fizzy Soup no entienden de etiquetas

“Cocinan canciones, viajan en un coche escacharrado, son bajitos, desayunan café y cenan sopa» así se define el grupo Fizzy Soup que paso a paso está dejando de ser conquense para convertirse en un pedacito de cada ciudad que pisan. Desde Cuenca hasta Bilbao pasando por Badajoz o Madrid, Javier Cotorro y Sonia García, las caras más visibles del grupo, llevan desde 2014 encima de los escenarios. Pero no lo hacen solos, les acompañan Carlos Bueno (bajo) y Eduardo Martínez (batería). Cuatro años han pasado ya desde su primer trabajo “Wood Room”, y cuántas cosas han cambiado desde entonces. Un sonido mucho más limpio, han cambiado los sintetizadores por un bajo y una batería y han conseguido, con mucho trabajo, “crear un sonido diferente. Algo propio. Algo que la gente oiga y lo reconozca” nos contaba Javi durante la Feria de Albacete antes de salir a tocar.

El Stand de la UCLM durante la Feria de Albacete se convirtió, durante unas horas, en un escenario callejero con mucho talento. Cogiendo el relevo al grupo Zarandea, los Fizzy Soup dieron el toque final a la noche presentando su álbum “Not so far”, el nuevo LP con el que llevan recorriendo carreteras desde abril del 2017 y con el que han tocado en grandes salas como La Riviera de Madrid, en Radio 3 o pequeños espacios como un instituto de Valencia. Como ellos dicen, “somos un grupo de contraste. Un día estás tocando en un festival para miles de personas y otro día estás tocando para tu madre y tu prima que han venido a verte. Pero el caso es tocar y presentar este disco que ha sido un salto muy loco.” Y de saltos consiste esta profesión; a veces más alto, otras hacia atrás y en alguna ocasión incluso caer en un agujero, así lo definía Sonia. Lo que está claro es que no se rinden y nunca paran de reinventarse buscando su identidad en cada tema que componen y convirtiéndose poco a poco en un grupo distinto al resto.

El grupo aprovechó la oportunidad para agradecer a todos los presentes y en especial a la universidad de Castilla-La Mancha, el apoyo incondicional y por apostar por la música emergente de la región. Son esos pequeños detalles los que marcan la diferencia, pero también los grandes proyectos como esa campaña de crowdfunding para financiar su disco con la que la banda consiguió doblar el objetivo inicial del proyecto. Inquietos, incapaces de parar, y convirtiendo en algo propio y diferente todo lo que se proponen. Después de conseguir esto con tanto esfuerzo los Fizzy Soup lo tienen claro, “nos sentimos preparados para cualquier cosa”, nos contaban minutos antes de coger sus instrumentos.

Además de todo esto, un añadido: el inglés. No componen en su lengua materna por lo que Sonia asegura que para componer en otro idioma es necesaria mucha experiencia, aprendizaje, leer mucho y escuchar todo tipo de música e interpretarla. Pero ellos han conseguido comunicarse en un idioma que no es el suyo.

Y hacen poesía. Pura poesía:

Far, sometimes it means being strong

Far, sometimes is being sick and tired

Far, sometimes is about being alone and walk

Far is being down or up on the hill

FAR, Fizzy Soup (https://www.youtube.com/watch?v=KnNkBNgWFZM)

Texto de Andrea García y fotografías de Sergio Rubio

Puedes ver más contenidos sobre feria de Albacete en:

[display-posts tag=»feria-de-albacete-2017″ posts_per_page=»300″]

Zarandea en el Stand de la UCLM en la Feria de Albacete

Zarandea en el Stand de la UCLM en la Feria de Albacete

La feria de Albacete nos dió para mucho. Tanto es así que pudimos disfrutar de algunos conciertos, como el de “Zarandea”, un grupo conquense formado por Lara (voz), Eduardo “Chuti” (batería) y Carlos “Grus”(bajista). Con sus versiones inundaron el stand de la UCLM y sus alrededores, con tan solo guitarra, batería y voz. Pudimos charlar con ellos tras el concierto y descubrimos de donde viene este nombre tan peculiar. “El nombre surgió una noche en la que estaba con unos amigos en un bar, pero ni Chuti ni Grus estaban con nosotros. Comenzamos a pensar en varios nombres para el grupo, hicimos una lista y después votamos. El nombre que salió fue Al norte, pero al día siguiente recapacitamos y decidimos que debía ser Zarandea”, nos contaba Lara.

A pesar de que son malos tiempos para vivir de la música, se cumplen 3 años del nacimiento de Zarandea, 3 años de aquella noche en la que Lara y Chuti coincidieron: “Una noche en casa de unos amigos coincidí con Chuti, el batería, y congeniamos muy bien musicalmente y decidimos formar un grupo. La cosa funcionaba muy bien, pero nos faltaba un bajista, una base, y se unió Grus. Desde entonces no paramos de dar conciertos , la verdad es que Cuenca ha sido un ciudad que nos ha acogido muy bien.”

Por el momento, conquistan al público con versiones de autores españoles e internacionales, en las que se pueden ver los toques característicos de cada uno. Tal y como nos contaba Grus, “lo chulo de la banda es que cada uno tenemos influencias diferentes. Lara es más cantautora, a Chuti le gusta mucho el tema de la música latina y a mí me va un poquito de todo. Entre los tres hacemos una especie de fusión un poco peculiar pero que queda bien”.

Lo que tienen claro es que van a seguir tocando y en un futuro, componiendo, ya que como nos contaba Lara, tienen proyectos sin acabar, pero la idea es buena y quieren seguir adelante con ella, aunque resulta bastante complicado. Seguiremos viéndolos tocar en la calle, como a ellos les gusta, y luchando por evolucionar y seguir trabajando.

Texto: Vanesa Moreno

Fotografía: Sergio Rubio Luque

Puedes ver más contenidos sobre la UCLM en la Feria de Albacete en:

[display-posts tag=»feria-de-albacete-2017″ posts_per_page=»