Los horarios poco habituales en La Liga reducen la asistencia en más de un 5%

Autores: Laura Bermejo Camacho, Julio del Corral y Carlos Gómez-González

Arrancaban los platos fuertes del campeonato nacional de liga correspondientes a la quinta jornada; y lo hacían un día laborable (miércoles) en horario inusual. El Real Madrid recibió al Villareal en el Santiago Bernabéu a las 20:00 h ante 67.328 espectadores, una entrada muy por debajo de la media que habitualmente registra el equipo blanco. El partido tenía el atractivo añadido para el Real Madrid de superar el récord de 16 victorias consecutivas del FC Barcelona de Pep Guardiola. Por otro lado, el Camp Nou albergó el encuentro entre el FC Barcelona y el Atlético de Madrid dos horas más tarde, a las 22:00 h. Empezaba el encuentro marcado por la noticia del acuerdo entre el FC Barcelona y Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) para ampliar el horario del metro de la ciudad hasta la 1 de la madrugada; con el fin de proporcionar una alternativa “sostenible” y “segura” a los asistentes al estadio. El Camp Nou registró finalmente una buena entrada pero lejos del lleno (89.421 espectadores) para ver el choque de dos llamados a alzarse con el título liguero esta temporada.
En cualquier caso, se puede afirmar que el domingo ha dejado de ser el día del fútbol en nuestro país. Poco a poco nos hemos acostumbrado a ver a nuestros equipos jugar los sábados (más tarde o más temprano), los viernes e incluso los lunes. Además, las jornadas entre semana aprietan aún más si cabe un calendario a rebosar. Se quejaba Luis Enrique al finalizar el partido de lo difícil que va a ser cuidar de sus estrellas, en referencia a Leo Messi, con este calendario. Sin embargo, al aficionado nunca se le ha llegado a explicar de forma clara la motivación de estos horarios tan poco usuales. Con más o menos certeza, se intuye que los derechos televisivos han tenido algo que ver.
El año pasado, La Liga de Fútbol Profesional Española (La Liga) hizo públicos los términos del contrato que regulaba la venta de derechos televisivos. Hoy sabemos que La Liga es la única competición europea que ingresa más dinero por derechos televisivos en el extranjero que en el territorio nacional. La inversión procedente únicamente de América y Asia/Oceanía, con compañías como ESPN, beIN SPORTS y PPTV, alcanzó los 206 y 178 millones de euros respectivamente el curso pasado. En consecuencia, los equipos de la Primera y Segunda División están percibiendo unos ingresos mucho mayores. Pero, ¿qué pasa con la asistencia a los estadios? ¿Cómo se comportan los aficionados ante este baile de horarios?
Un grupo de investigadores de la Universidad de Castilla-La Manchaha realizado un estudio para averiguar cómo afectan los horarios de los partidos al número de asistentes en los estadios de la liga española desde la temporada 2008-2009hasta la 2014-2015. Para ello se dividieron los horarios de acuerdo al número total de partidos en usual (más de 200 partidos), poco usual (entre 50 y 200 partidos) e inusual (menos de 50 partidos)[1]; así como en fin de semana y entre semana. Los horarios representan, por tanto, la principal variable independiente del estudio. La asistencia a los estadios, definida como el número de espectadores en relación a la capacidad máxima del estadio o porcentaje de ocupación (share), conforma la variable dependiente. Los números de asistencia para cada partido se obtuvieron de la página web www.worldfootball.net[2].
Este estudio, perteneciente al Trabajo Fin de Grado de la estudiante Laura Bermejo, arroja algunos resultados interesantes. La relación entre los números de asistencia media a los estadios y los horarios, sin tener en cuenta ningún otro factor, es la siguiente: horario usual (29.533 espectadores), horario poco usual (24.626espectadores) y horario inusual (25.689 espectadores). La Figura 1 muestra de forma gráfica estos resultados. Así, se observa que los partidos jugados en horario inusual registran un mayor número de asistentes que aquellos disputados en horario poco usual, en contra de lo que cabía esperar. Finalmente, los encuentros en horario usual presentan la media más alta de espectadores.



Figura 1. Media de asistencia según el tipo de horario (Temporadas 2008-09
a 2014/15)
No obstante, para comprobar que no existiesen factores que pudieran interferir en esta relación y completar el análisis, se utilizó un modelo de regresión lineal[3].
El análisis incluyó, además de los números de asistencia (share), el día de partido (fin de semana o entre semana) y los diferentes horarios(horario usual, poco usual e inusual), otras variables de control típicas de un análisis de demanda. La variable probabilidad de victoria del equipo local, construida a partir de cuotas de apuestas deportivas, controla el efecto que pueda tener sobre la asistencia la superioridad del equipo que juega en casa. Se espera que la asistencia a los estadios sea mayor cuando el equipo de casa tenga más probabilidades de ganar el partido. Además, para controlar la influencia que puedan generar en el análisis las diferencias existentes entre los diferentes equipos de La Liga, se incluyeron los efectos fijos del equipo local y los efectos fijos del equipo visitante. El análisis incorporó, también, la variable mes de partido para identificar la época del año en la que se disputan los encuentros. En este caso, se prevé una mayor asistencia durante el primer mes de competición (debido a la novedad de la temporada que comienza) y el último (debido a la incertidumbre por conocer el desenlace de la misma). Finalmente, se crearon hasta 6 modelos diferentes que permitiesen incorporar las variables de control de forma gradual a la regresión, con el fin de identificar su influencia en los números de asistencia.

Tabla 1. Resultados del análisis de regresión con variable dependienteshare de asistencia
Variables
Modelo 1
Modelo 2
Modelo 3
Modelo 4
Modelo 5
Modelo 6
Coeficiente
Coeficiente
Coeficiente
Coeficiente
Coeficiente
Coeficiente
Día de Partido
Fin de semana
0,026 ***
0,030 ***
0,037 ***
Tipo de Horario
Horario Poco Usual
-0,012 *
-0,021 ***
-0,014 **
-0,025 ***
-0,026 ***
-0,039 ***
Horario Inusual
-0,030 ***
-0,054 ***
-0,032 ***
-0,059 ***
-0,034 **
-0,067 ***
Probabilidad Victoria Equipo Local
Efecto Fijo
Equipo
Local
No
No
Efecto Fijo Equipo Visitante
No
No
No
No
Mes de Partido

<!–[if gte msEquation 12]>R2<![endif]–>

0,975
0,975
0,972
0,972
0,954
0,954

<!–[if gte msEquation 12]>R2Adj<![endif]–>

0,974
0,974
0,972
0,972
0,954
0,954
N
2.660
2.660
2.660
2.660
2.660
2.660
Nota: * p<0,10; ** p<0,05; *** p<0,01

La Tabla 1 muestra los resultados del análisis de regresión.[4] Uno de los resultados principales del estudio es que los partidos en fin de semana tienen una asistencia media significativamente mayor que entre semana (p<0,01). En cifras, esta diferencia, que supone un 2,6% del total de la media de asistencia, superaría los 1.200 espectadores. Además, los resultados muestran claramente cómo los partidos que se disputan en horario poco usual e inusual presentan una afluencia de espectadores significativamente menor que aquellos jugados en horario usual (p<0,01). Este desequilibrio refleja una pérdida de espectadores del 2,1% de media en los partidos disputados en horario poco usual y del 5,4% en horario inusual. Nótese la disminución gradual de los números de asistencia conforme a lo inusual de los horarios cuando se incluyen todas las variables de control en el análisis. Los resultados del resto de variables, que no comentaremos en profundidad, se corresponden con las hipótesis previstas.
Estos resultados son importantes por dos motivos. Primero, aunque los equipos aumenten sus ingresos televisivos, la taquilla en día de partido, que supone una media del 30% de los ingresos totales de los mismos, podría verse alterada por estos nuevos horarios. Segundo, la satisfacción de los aficionados, que tienden a asistir más a los partidos en horarios usuales los fines de semana, podría verse deteriorada.
Si el objetivo de los nuevos horarios es atraer más inversión procedente de televisiones extranjeras; y que La Liga (540 millones de euros) alcance a la Premier League (1,5 billones de euros) en ingresos para los equipos, se antoja complicado, al menos de momento.
¿Estamos dispuestos a vender nuestros horarios a cualquier precio? Y si este fuera el caso, ¿dónde establecemos el límite?
Equipo investigador conformado por:
Profesor Julio del Corral Cuervo
Estudiante de Doctorado Carlos Gómez González
Estudiante de Grado Laura Bermejo Camacho y en búsqueda activa de empleo

[1] Los horarios inusuales serían: Domingo: 22h., 23h., Lunes: 17 h., 19 h., 20 h., 22 h., 23 h., Martes: 12 h., 18 h., 20 h., 21 h., 22 h., Miércoles: 18 h., 19 h., 21 h., 22 h., Jueves: 20 h., 21 h., 22 h., Viernes: 20 h., 22 h., 23 h., Sábado: 17 h., 19 h., 23 h. Los horarios poco usuales serían Lunes 21 h., Miércoles 20 h., Viernes 21 h., Sábado: 16 h., 21 h., Domingo: 12 h., 16 h., 18 h., 20 h.
[2] La no disponibilidad de los datos de asistencia a nivel de partido de forma telemática en la web oficial de La Liga y la posterior confirmación vía telefónica propició el uso de esta página web alternativa por parte del equipo investigador.
[3] El equipo investigador está dispuesto a replicar el estudio con los datos oficiales de asistencia de La Liga si pudieran ser rastreados.
[4] En el Trabajo Fin de Grado de Laura Bermejo que puede descargarse aquí hay otro conjunto de estimaciones donde la variable dependiente es el número de espectadores.

Relación entre eficiencia en universidades de los países y eficiencia en los JJOO

En junio 2016 fue presentado, bajo mi punto de vista, el mejor Trabajo Fin de Grado que he dirigido hasta este momento. La alumna se llama María Moraga (aquíun enlace al trabajo). El tema del trabajo era analizar la eficiencia de los países en tener universidades de élite según el ranking THE, que es uno de los más prestigiosos y que en su edición de 2015 incluía a 800 universidades, y por otro lado analizar la eficiencia de los países en el desempeño olímpico, analizando los Juegos de Londres 2012. Como este verano se han desarrollado los Juegos Olímpicos de Río esos cálculos han quedado obsoletos. Sin embargo, con motivo de un congreso de Economía del Deporte he actualizado los cálculos de la eficiencia de los países en los Juegos Olímpicos calculando la eficiencia tanto en participantes como en número de medallas (aquíenlace al artículo del blog y aquíenlace a las transparencias usadas en el congreso).

Una pregunta que me he hecho estos días es ver si hay alguna relación entre ambas eficiencias. La forma más fácil es hacerlo a través de los siguientes gráficos:
Nota: las barras indican la media en la muestra

Nota: las barras indican la media en la muestra
Como puede verse no se aprecia ninguna relación entre ambas eficiencias, de hecho las correlaciones son de 0,16 entre eficiencia en número de medallas y eficiencia en el número de universidades y de 0,04 entre la eficiencia en el número de participantes en Río y el número de universidades. Esta relación es muy baja, y por tanto se puede concluir que no hay relación entre ser un país eficiente en el éxito de las universidades y en el éxito de los deportistas.
Al ver la situación de España en ambos gráficos aparecen las buenas noticias, pues se sitúa en el cuadrante de eficiencia alta. De hecho la eficiencia de España es mucho más alta en universidades que en el deporte donde en niveles de participación si obtiene niveles muy altos pero en el número de medallas se sitúa sólo un poco por encima de la media.