Entrada destacada

La morfología glaciar del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama

ESTAMOS HACIENDO CAMBIOS EN ESTE BLOG. DISCULPEN LAS MOLESTIAS

La singularidad de las morfologías glaciares de la Sierra de Guadarrama, tradicionalmente se ha considerado como uno de los paisajes referenciales en el estudio del glaciarismo pleistoceno del Sistema Central de la Península Ibérica. Desde finales del siglo XIX, ya se conocía que estas montañas habían sido modeladas por la acción de los glaciares. A lo largo del siglo XX aparecieron destacados estudios de Geomorfología Glaciar que han sido la base para los estudios actuales. Esos estudios aportaron valiosas cartografías, y una edad relativa de referencia que estableció la glaciación en Guadarrama en el Pleistoceno Superior en una fase equivalente al Würm alpino.

 

 

 

Esquema de la morfología glaciar del Macizo de Peñalara. Obermaier y Carandell , 1917

En estos momentos y junto a los trabajos tradicionales sobre la morfología y el paisaje glaciar, las nuevas técnicas permiten investigar con más precisión cuando aparecieron los hielos en la Sierra de Guadarrama, como evolucionaron y en qué momento desaparecieron. En este contexto se sitúa el Proyecto de Investigación Evolución del Glaciarismo Pleistoceno en la Sierra de Guadarrama (GLASIGUA).

Por otra parte, el Macizo de Peñalara presenta unas condiciones privilegiadas para la observación y comprensión de su morfología glaciar y los procesos que la generaron. Estas condiciones y la excelente definición de las grandes unidades morfológicas debidas al glaciarismo, permiten comprender fácilmente la secuencia de procesos ocurridos en estas áreas durante el último periodo glaciar del Pleistoceno. Por tanto El Parque Nacional de La Sierra de Guadarrama ( tiene, junto a otros valores y recursos, un aula natural en el Macizo de Peñalara.

 Agradecimientos:

Este Proyecto de Investigación está financiado por  el Ministerio de Agricultura, alimentación y Medio Ambiente – Organismo Autónomo Parques Nacionales