Carta publicada en El País: Investigación y sexenios (…y correspondencia CNEAI)

Transcribo más abajo la carta que envié a El Pais (aquí) en la que, sin cuestionar el sello de excelencia que suponen los sexenios de investigación, sí criticaba que el sistema tiende a «menospreciar» la investigación en campos minoritarios, como puede ser el de la Historia del Pensamiento Económico.
Me explico:
En el Campo 8 «Ciencias Económicas y Empresariales» para obtener un sexenio la CNEAI establece que «Con carácter orientador, se considera que para obtener una evaluación positiva en las áreas de Ciencias Económicas y Empresariales, al menos dos de las cinco aportaciones deben ser artículos publicado en revistas con impacto significativo dentro de su área en el «Social Sciences Citation Index» o en el «Science Citation Index»; o bien que las cinco aportaciones sean artículos publicados en revistas recogidas en dichos índices.» Es decir, con dos publicaciones de»alto impacto» podría obtenerse un sexenio. Ahora bien, en campos como el Pensamiento Económico, al ser muy reducido el número de investigadores, el propio método de cálculo hace casi imposible que el factor de impacto sea alto; de hecho sólo hay cuatro revistas indexadas, y con un bajísimo nivel de impacto. En consecuencia, para obtener un sexenio si te dedicas al Pensamiento económico te va a «costar» siempre y en todas las ocasiones cinco artículos mientras que en otros campos podría «costarte» dos, y todo ello pese a publicar en las revistas más prestigiosas de Pensamiento Económico; con un proceso durísimo de revisión-publicación que se extiende entre 20-30 meses.
La nada sospechosa revista nature, que ocupa el número 2 en el ranking, crítica la excesiva dependencia del factor de impacto a la hora de orientar la investigación (aquí).
Los franceses, que en esto y en otras muchas cosas, nos llevan la delantera,  han solucionado el problema y la Comisión de Evaluación de la Actividad Científica Francesa creando su propio ranking de revistas lo que les permite contextualizar las investigaciones y sus impactos. (Aqui las de Economía y Gestión).

Carta al director. El País. 26 de junio.

Recientemente se han resuelto las evaluaciones de la actividad investigadora del año 2013. Los conocidos como “sexenios” de investigación se han convertido en el patrón de excelencia investigadora del profesorado universitario español. Un “sello” de calidad altamente valorado entre la comunidad científica. El sistema presenta muchas luces y alguna sombra, como la sacralización del “factor de impacto” como casi exclusivo índice de calidad.
Dicho factor, calculado a partir del número de veces que un artículo es citado, sirve de aproximación cuantitativa al interés y relevancia que dicha publicación suscita entre la comunidad científica. Los índices más utilizados son los de la empresa Thomson-Reuters. Este sistema provee a los evaluadores del ministerio de una herramienta precisa y barata para evaluar a los científicos. El problema es que tiende a infravalorar aquellos ámbitos de investigación minoritarios, en los que no existe una masa crítica de investigadores y publicaciones que eleven el número de citas.
¿Debemos por ello abandonar esos ámbitos o asumir que un “sexenio” nos va a “costar” siempre más publicaciones? El ministerio debería ser sensible a esta problemática y tomar ejemplo de Francia, cuyo Centro Nacional de la Investigación Científica elabora sus propios rankings de revistas, atendiendo a criterios más amplios que el del “factor de impacto” de la empresa Thomson-Reuters.—
Modificado el 14 de julio de 2014, para incluir la carta que remití al Presidente de la CNEAI sobre la problemática y la respuesta que me ofrecieron
La contestación tiene tienes esperanzadores, pero juzguen vds. mismos.

CARTA PRESIDENTE CNEAI
D. Fabio Monsalve Serrano
Profesor CD – Historia del Pensamiento Económico
Facultad De CC. Económicas y Empresariales
Universidad de Castilla-la Mancha
D. Jorge Sainz González
Presidente de la Comisión Nacional de Evaluación de la Actividad Investigadora
Estimado Sr.
Mediante la presente vengo, en primer lugar,  a reconocer el alto valor añadido que la Evaluación de la Actividad Investigadora encomendada al organismo que vd. preside otorga al profesorado universitario. El trascurso de los años ha dotado de prestigio a un proceso que, por su rigor, supone un reconocible sello de calidad al investigador que alcanza las evaluaciones positivas.
Ahora bien, y en segundo lugar, el sistema presenta algunas fallas, de no difícil subsanación, que en su corrección podrían aumentar cualitativamente su eficiencia, transparencia y rigor. Particularmente desearía atraer su interés sobre aquellos campos de investigación que, por minoritarios en la Academia, se ven necesariamente infravalorados. Esta situación afecta especialmente a la Historia del Pensamiento Económico con sólo cuatro revistas incluidas en el «Social Sciences Citation Index» y un bajísimo nivel de impacto; atribuible no tanto a la falta de calidad científica cuanto a su carácter minoritario. Tener en cuenta casi exclusivamente el factor de impacto -como parece deducirse de los criterios de evaluación vigentes en el campo 8- puede devenir en un importante agravio comparativo para ámbitos de investigación minoritarios. Es mi opinión que, el actual sistema de evaluación de la actividad investigadora desalienta los esfuerzos investigadores en determinados ámbitos
El “Comité National de la Recherche Scientifique” francés ha afrontado y resuelto el anterior problema elaborando anualmente una clasificación de revistas según dominios de investigación que permite contextualizar las publicaciones y sus impactos. Un sistema similar sería deseable en España pues de él se derivarían numerosos beneficios, entre ellos: no dejar languidecer la investigación en campos minoritarios, reconocer la calidad de revistas no incluidas en el SSCI y potenciar la investigación en castellano.
Esperando que mis consideraciones sean de su interés y contribuyan a mejorar la calidad de un sistema que tanto bien está haciendo a la investigación en España, me despido atentamente.
RESPUESTA CNEAI
Estimado Sr. Monsalve:
Hemos recibido su sugerencia presentada el 23 de junio […] en relación a que la CNEAI realice una clasificación de revistas según dominios de investigación que permita Contextualizar las publicaciones y sus impactos.
En primer lugar, queremos agradecerle la presentación de su escrito que nos ayudará a mejorar el servicio que ofrecemos. En cuanto al contenido de su sugerencia, le comunicamos la respuesta recibida desde la Dirección General de Política Universitaria:
Le agradecemos la sugerencia que nos hizo el 23 de junio de 2014, de que la CNEAI realice una clasificación de revistas según dominios de investigación que permita contextualizar las publicaciones y sus impactos. Tendremos en cuenta su sugerencia para futuras convocatorias y reformas de la Comisión Nacional Evaluadora de la Actividad Investigadora. La contestación a su consulta sólo tiene efectos informativos. La contestación a esta consulta no tiene carácter vinculante para la Dirección General de Política Universitaria. Por lo tanto, sobre la materia objeto de consulta, siempre prevalece lo que disponga la legislación administrativa y universitaria que sea de aplicación.
Cordialmente,
Dirección General de Política Universitaria,
Unidad de Quejas y Sugerencias
Oficina de Atención al Ciudadano.
Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

Deja un comentario