Utilidad de las Autoinstrucciones en alumnos con TDAH

El trabajo por autoinstrucciones es especialmente conveniente para alumnos con TDAH y, en cualquier caso, para alumnos con dificultades para organizar y planificar la tarea. Se debe sistematizar este proceso en los contenidos curriculares. De esta forma, deberá seguir estos pasos, que se acompañarán de su imagen ilustrativa:
1. Antes de hacer nada digo/pienso todo lo que veo:
2. ¿qué es lo que tengo que hacer?
3. ¿Cómo lo voy a hacer?
4. Recordaré y diré en alto o en voz baja: “tengo que estar muy atento y ver todas las posibilidades de respuesta”
5. Evaluaré el resultado y diré:
1. Si es correcto: “¡me ha salido bien!, ¡estupendo!”
2. Si no es correcto: ¡vaya!, ¿Por qué me ha salido mal? He de analizar en qué paso he fallado? “Ahora que lo sé, la próxima vez me saldrá mejor”.