Una biografía personal, la mejor aliada de tu curriculum

//Una biografía personal, la mejor aliada de tu curriculum

La búsqueda de empleo resulta cada vez más cambiante y dinámica. Cualquier parecido con lo que existía hace una década es pura coincidencia.

Tanto candidatos como reclutadores forman parte de una inmensa red de personas, en la cual oferta y la demanda tiende a encontrarse de maneras cada vez más informales. Las redes sociales siguen aportando un gran valor añadido a estos procesos.
En esta situación nos podemos plantear ¿sigue siendo el curriculum la mejor manera de entrar en contacto con los círculos que decidirán nuestra futura incorporación a una organización?. La respuesta es , pero ahora ya no es la única. En los últimos años se han ido haciendo un hueco dentro de las herramientas de búsqueda de empleo las denominadas biografías profesionales. Y de ello queremos hablaros en la presente entrada.
¿Qué es una biografía profesional?
Un complemento a tu curriculum. Mientras los curriculums describen  qué y dónde has estudiado, qué experiencia profesional tienes o los idiomas y programas informáticos que manejas, todo ello de manera resumida y esquemática, la biografía personal aporta una visión global de ti. Es decir, hacia donde pretendes enfocar tu carrera y cuáles son las habilidades que puedes destacar de tu persona. Y además no sólo te dedicas a describirte, sino a demostrar lo que relatas con ejemplos lo más prácticos posibles. Podríamos definirla como una carta de presentación global, no para una oferta de trabajo sino sobre una persona. Junto a tu curriculum, la biografía será la herramienta que venda una marca personal coherente capaz de ponerte en valor como candidato idóneo.
¿Cómo redacto una biografía personal?
Lo primero que debes decidir son los contenidos. Nuestra recomendación es que sigas los siguientes pasos:
  • Paso 1. Recopilar  y seleccionar datos destacados sobre ti. Haz una especie de tormenta de ideas introspectiva sobre ti; puede participar más gente si lo ves necesario pero tú eres la persona que dirige el proceso. Ese hecho fundamental que te decidió a estudiar una carrera, esas prácticas en las que conseguiste integrarte perfectamente en un grupo de trabajo, esa estancia en el extranjero en la que mejoraste tus competencias, ese logro del que estás satisfecho y te hace sentir bien, esa descripción que suelen hacer de ti tus amigos, qué esperas de tu vida profesional, etc. Que no se te olviden publicaciones que hayas hecho, artículos o entradas en blogs, colaboraciones… Sólo son unos ejemplos, seguro que encuentras más y mejores.
  •  Paso 2. Redactar frases describiendo los datos que has seleccionado. No hacen falta que vayan seguidas ni tengan conexión. Mejor que sean cortas, directas e impactantes que largas y difíciles de leer. Con tranquilidad, sin prisa, como si escribieras un diario. Nadie sabe más de ti que tú mismo/a. Sólo tienes que analizarte y pensar en tu trayectoria vital.
  •  Paso 3. Coge y une de la manera más coherente posible las que más te gusten. No debe ocupar demasiado, no más allá de un folio, mejor si es medio. Si tienes dudas con la ortografía o gramática, busca en diccionarios o internet. Ten cuidado de no repetir mucho una palabra, utilizar frases hechas y procura que te guste lo que lees. Un buen truco es imprimir lo escrito y corregir sobre el papel; otra buena idea es pasar lo redactado a otra persona para que opine. Un último consejo es que dejes pasar unos días y lo leas de nuevo, ya que visto con esa perspectiva temporal seguro que se te ocurre alguna manera de hacer más brillante tu biografía. Y por supuesto no cometas el error de olvidar lo más importante, el cómo contactar contigo, bien sea un teléfono, un mail, tu blog o página personal.
No hay un formato estándar y puedes consultar los cientos de biografías que encontrarás en una breve búsqueda en internet. Precisamente por ello no te ponemos aquí ningún ejemplo, para que seas capaz de hacerla de manera personal partiendo desde cero. Recuerda que cuanto más sincero/a y original seas más impacto causarás en tus potenciales clientes, los empleadores. Y el impacto va directamente relacionado con las probabilidades de que te llamen. También decirte que algunos expertos recomiendan utilizar la tercera persona a la hora de redactar, por considerarse más profesional, pero la decisión es tuya.
¿Cómo difundo mi biografía personal?
Tampoco hay nada escrito al respecto. Utilízala de la manera en que consideres que va a ser más productiva. Tenla siempre a mano, tanto cuando navegas por internet como cuando consideras probable contactar en persona con alguna persona interesante de tu red. Siempre lo expresarás mejor de palabra, pero lo que queda al final es el texto.
Si tienes un blog o una página personal debes colocarla en lugar destacado. Si no lo tienes siempre encontrarás algún servidor gratuito al que subirla; después apunta la dirección URL y difúndela (si es muy larga utiliza algún acortador gratuito de URLs). En tus perfiles en redes sociales siempre tendrás también opción de colocarla. En otros lugares como tu curriculum o perfil en Twitter siempre puedes colocar un resumen, o mejor aún un enlace para que lo lea quién se interese. Dale un formato atractivo pero profesional, guárdala en pdf y envíala por mail a quién consideres.
En definitiva la responsabilidad de la difusión, lo mismo que la redacción, es enteramente tuya. Ofrécete y muéstrate con el perfil perfecto, en el momento justo y ante la persona indicada. Como puedes observar una biografía personal no resulta tan fría como un curriculum y, por tanto, te permite mostrarte de manera más abierta y cercana al reclutador. Ahora tienes oportunidad de expresar esos datos que siempre quisiste incluir en tu curriculum y para los que nunca encontrabas un hueco donde ubicar. Y por supuesto si podemos ayudarte, ya sabes dónde encontrarnos para echarte una mano.
2017-03-10T14:07:29+00:00 julio 18th, 2011|CV|