Sin fronteras

 La idea para esta entrada, ha surgido ante las incipientes demandas de información relacionadas con la búsqueda de empleo en el extranjero y más concretamente, en Alemania. Por ello me he animado a daros algunos pequeños consejos para elaborar un CV para Alemania.

El CV en Alemania (Lebenslauf), presenta particularidades, dándole mucha importancia a determinados aspectos que en nuestro país no son tan apreciables o significativos. Destacando que son bastantes rigurosos en procesos de demanda de un puesto de trabajo o prácticas en una empresa, requiriendo para esta, generalmente una solicitud (Bewerbung); que consiste en un conjunto de documentos que suele incluir la carta de presentación (Anschreiben), el curriculum con la fotografía (Bewerbungsbild) , además de las copias de los documentos importantes (Zeugnisse): cartas de recomendación, certificaciones, etc. Todo ello dentro de una carpeta (Bewerbungsmappe), que también tiene que tener un formato determinado para que sea mejor valorado.
Mencionaré aunque no profundizaré en este tema, que uno de los documentos más importantes es la carta de presentación, de hecho es decisiva para mirar el CV, por lo tanto habrá que dedicarle tiempo, esfuerzo y sobre todo centrarla en los requisitos de la empresa y/o oferta.
El modelo más usado para movernos en los diferentes países de Europa es el Curriculum Europass, que pone a disposición de los ciudadanos europeos un modelo común, pero también es cierto que cualquier seleccionador de un país concreto prefiere o valora muy positivamente, y más en Alemania, que el candidato se adapte a los “modos de hacer”, además de facilitarle en gran medida su evaluación. Así mismo nos sería más ventajoso, al darnos la posibilidad de optar en las mismas condiciones que el resto de ciudadanos de ese país. No olvidando, que es ilógico, que adoptemos un modelo de CV alemán y lo redactemos en inglés, en vez de en alemán,… ¡nosotros solitos nos estaríamos diferenciando y no accediendo con igualdad de condiciones!! Por lo tanto el primer consejo sería realizarlo en la lengua alemana, si no controlas este idioma trata que alguien nativo te lo revise y corrija.
La foto en tierras germanas, es uno de los primeros elementos que el seleccionador/a evaluará, ante la solicitud de empleo, siendo imprescindible adjuntarla. Por lo tanto habrá que cuidarla y para ello es recomendable realizarse la foto que se vaya adjuntar en un estudio de fotografía, porque ésta se ajustará a los patrones que requieren, tendrá buena calidad e iluminación, captarán realmente la imagen que quieres proyectar y te podrán asesorar de las cuestiones primordiales. Aunque suponga un coste económico, merecerá la pena. No olvidar que siempre en color y de tamaño carnet mínimo, incluso mejor un poquito más grande. Y que la ropa que llevemos sea acorde al puesto que optemos.
Aunque hay varios modelos de CV el tipo “en tabla” es el más frecuente, porque presenta los datos de forma ordenada, estructurada y concisa. Se recomienda porque es más sencillo de redactar y se pueden cometer menos errores. Este tipo de CV tiene una extensión máxima de dos folios.
Siempre el CV irá dirigido al puesto al que solicitemos, esta orientación debe ser evidente por el contenido. Colocándose la información en sentido cronológico inverso, de lo último a lo más antiguo. Es esencial cuidar la presentación de la información y el contenido de esta, evitando faltas de ortografía, expresiones incorrectas, datos incompletos, etc. En este país se te puede descartar por cualquiera de estos motivos. Es de suma relevancia no presentar lagunas en tu historial curricular, si existen habrá que justificarlas o argumentarlas. Por último no olvides firmar y datar el documento al final; es obligado.
Entre los apartados que se incluyen:
  • Datos Personales: Se incluirá la titulación más reciente e importante. Tener en cuenta poner una dirección del país si es posible, el seleccionador lo valorará positivamente. Pondremos, no solo de nuestro correo electrónico, sino también los datos relacionados con nuestra cuenta de Skype, nuestro perfil de Linked In /Xing, nuestro blog, página web,…
  • Experiencia Laboral: Es indispensable poner las fechas de los periodos laborales y el tiempo trabajado, colocando toda la información siguiendo la misma estructura y especificando el máximo de información relacionado con cada puesto, como por ejemplo: sector de la empresa, funciones, grado de responsabilidad, contexto de trabajo, proyectos realizados, herramientas tecnológicas usadas, objetivos logrados, etc. Incluyéndose en este apartado las prácticas formativas.
  • Formación Complementaria: Además de los estudios universitarios con las calificaciones obtenidas (será conveniente adaptarla al sistema alemán), la Universidad y datos sobresalientes de esta, se mencionará igualmente los estudios de secundaria, las notas, el centro/institución, dirección web,…
  • Conocimientos de idiomas: Ante todo la sinceridad, especifica méritos actuales y cualidades relacionadas con el puesto. Podemos usar el Marco común europeo de referencia para las lenguas.
  • Conocimientos técnicos: Mencionar aquellos que sean útiles para el puesto que se desempeñará en la empresa. No olvides anotar el nivel o manejo que posees en cada uno de ellos, alguna particularidad ventajosa y méritos relacionados con esta cuestión.
  • Se puede añadir un último apartado, comentando aquellas aficiones, habilidades personales, actividades extras, etc., que puedan ofrecer una imagen de ti como el/la mejor candidato/a, siempre y cuando estén relacionadas con el puesto solicitado.
Por último puedes encontrar más información en: http://www.sepe.es/contenido/empleo_formacion/eures/info_trabajadores/eu0102.html. Ahora ya tienes información, has tomado la decisión y lo tienes claro… ¿a qué esperas para elaborarlo?

“Demos bastante si queremos conseguir mucho”. (Don Bosco)

2017-03-07T15:08:32+00:00 mayo 13th, 2013|Búsqueda de Empleo, CV, Extranjero|