Los grandes errores históricos

//Los grandes errores históricos
 

Desde que se comenzaron a redactar los primeros curriculum vitae (cuentan que el primero data del 1482, pero que hasta la década de los 50 no se estandarizó) y a entregarlos como forma de acceso a un empleo, se han venido cometiendo una serie de errores difíciles de erradicar.

Mi afirmación se basa en que en todos los años que llevo dedicándome a este sector profesional de la orientación laboral he sido testigo de ver y comprobar que año tras año aparecen en mayor o menor medida estas equivocaciones. Podría decir que incluso, que cuando comencé mi búsqueda de empleo, ya la voz popular transmitía estos fallos. Tal vez esa es la razón porque están tan arraigados, y a pesar del tiempo, la información, los recursos y los distintos medios; se pasen de unos a otros estos desaciertos, “el boca a boca”. Porque hay que decir que en el campo laboral, todo el mundo opina y aconseja, como en tantas otras facetas de la vida, y por lo general entre amigos, familiares, conocidos y “expertillos” desarrollan un asesoramiento cercano, al que busca empleo, pero no siempre acertado.
Para no extenderme mucho los limitare a unos cuantos, por considerarlos los más frecuentes y que más pueden perjudicar, fundamentándome en mi experiencia y en las opiniones compartidas y generalizadas de mis colegas:
 
  • La mentira es buena consejera. La mentira es algo que nunca se perdona en un proceso selectivo, y aunque sea algo mínimo o insignificante puede suponer que no seas elegido, si te pillan en ella. No mientas, se sutil, usando el vocabulario adecuadamente para expresar de forma más atrayente o eficaz tu información.
  • El maquillaje lo tapa todo… pero debajo de esa fina capa, queda la realidad. Si intentamos adornar excesivamente los datos quedarán poco creíbles y/o demasiado densos. Es mejor ser directo, pero incluyendo todo lo importante, con pocas palabras decir mucho.
  • Uno para toda la vida. No consiste en hacer un CV cuando se va terminar la carrera, modificándolo sólo cuando se tiene un nuevo dato que incluir. Es un documento vivo, y que se irá trasformando en función de nuestras propias necesidades y del mercado de trabajo.
  • La negrita sirve para todo. Generalmente se suele tender a usar este recurso para dar diseño, en vez de para resaltar lo que realmente nos interesa. Percibiendo en estos casos una masa negra sin que se destaque ninguna información. Tiene el mismo efecto que si no se pusiera.
  • Yo me lo diseño, yo me lo como. Muchas veces creemos que usando un modelo de CV con mucho color y llamativo, sobresaldremos sobre el resto de candidatos y esta será la razón por la que nos ofrecerán la oportunidad. Pero ¿y si provoca el efecto contrario? La imagen que se dé es importante, pero hay que tener en cuenta que será valoración subjetiva. Intenta ser moderado, claro y ordenado.
  • Más vale que sobre, y no que falte. A más folios, más cosas tengo que aportar y mejor lo valoraran. Si esto fuera verdad, no presentaríamos CV, sino dossiers contando nuestra vida y milagros. Para un seleccionador es tedioso, pasar y pasar folios que apenas arrojan información provechosa, sino una retahíla de información sin ningún valor. La mejor opción es concentrar nuestro documento en un folio, como máximo dos.
  • No, sin mi foto. La foto será importante si el puesto así lo requiere, pero no imprescindible. Y más cuando esta no cumple ciertos criterios básicos, como: un enorme tamaño, con fondos de nuestra vida personal, deformadas, con vestimenta inapropiada, etc. Dará una imagen incorrecta de ti, difícilmente subsanable, sino tienes la oportunidad de que te convoquen para una entrevista. Cuida los detalles, infórmate si la empresa la demanda y déjate asesorar por profesionales.
  • El orden no importa. Cualquier escrito o proyecto planteado sin un orden lógico, se percibirá más caótico, difícil de leer y/o encontrar cualquier dato, por lo tanto se recordará menos. Por esto es fundamental seguir un criterio para situar los apartados, colocar la información dentro de estos y tener claro qué se incluirá.
Así es pues si vas elaborar tu CV para comenzar tu búsqueda de empleo o prácticas este verano, o simplemente quieres revisar el que ya tienes hecho, ten en cuenta estos pequeños consejos y redacta un buen curriculum vitae.
 
“La mejor manera para hacer que la gente hable bien de ti es hacerlo bien.” (VOLTAIRE)

 

2017-03-07T14:25:09+00:00 julio 23rd, 2013|CV|