La red de contactos como herramienta de búsqueda de empleo

//La red de contactos como herramienta de búsqueda de empleo

Estadísticamente, la red de contactos es la herramienta más eficaz para encontrar trabajo.

Está demostrado que más del 80 % del empleo no figura en ninguna bolsa ni en anuncios en prensa e internet, sino en el mercado oculto. Por eso, cuando nos planteamos buscar empleo, una de las estrategias que podemos aplicar es la utilización de nuestra red de contactos. Es uno de los mejores y más eficaces procedimientos para encontrar empleo y las encuestas realizadas a titulados universitarios así lo confirman.

Hay que tener claro que el contacto personal sirve para abrir la puerta del proceso de selección, pero no para el acceso directo al empleo. Alguien de tu red puede ponerte en contacto con otras personas que desconoces, y esto no significa buscar un enchufe. No se trata de que nos contraten por ser hijo o amigo de alguien, sino porque valemos. Por tanto, tenemos que hacer todo lo posible para que la mayor cantidad de gente sepa cuáles son nuestras competencias y qué tipo de trabajo podemos desarrollar.

Si tienes reparos en utilizar la red de contactos piensa que las empresas, cuando tienen que buscar a algún trabajador, también utilizan este recurso, preguntando en primer lugar a sus trabajadores, compañeros, clientes, proveedores o amigos si “conocen a alguien”. Siempre hay alguien en tu entorno que conoce alguna persona que te puede ayudar y hay mucha diferencia entre que tu currículum vitae llegue a la empresa por correo a que lo entregue alguien que te conoce.

Tus contactos, aunque no ocupen puestos importantes para recomendarte, también pueden darte pistas sobre empresas que buscan empleados, convirtiéndose así en transmisores de información. Pero para ello, deben saber perfectamente qué tipo de trabajo estas buscando, para qué sirves y qué funciones puedes desarrollar en una empresa. Como ves, no es suficiente con que sepan que has terminado tus estudios universitarios, sino además qué sabes y puedes hacer bien.

Cada titulado que está buscando empleo tiene sus propias habilidades. Una persona extrovertida podrá llamar por teléfono a un director de una empresa y concertar una entrevista, mientras que las personas más tímidas pueden ser capaces de despertar el interés gracias a otros factores: su compromiso, conocimientos, honestidad, profesionalidad o gustos compartidos. Así que tú tendrás que utilizar tus propias habilidades y establecer vínculos con el máximo número de personas de la forma que consideres más acorde con tu personalidad.

Para que lo tengas más claro

A la utilización de las redes de contactos para la búsqueda de empleo se le llama “hacer networking”. Y para que aprendas un poco más a desarrollar correctamente esta estrategia, aquí te dejamos este vídeo que te aclarará los conceptos fundamentales que debes conocer.

2017-03-03T11:01:00+00:00