Imagina que te convocan por primera vez a una prueba selectiva para una gran empresa con un grupo de personas y te plantean una situación de estilo “vas en un globo aerostático con más gente y por ciertos motivos, no muy específicos ni reales, hay que elegir echar a un ocupante del transporte…, dándote como único dato, para tomar la decisión, su profesión Tal vez lo primero que pase por nuestra mente sea … ¿Qué es esto? ¿Qué buscan? ¿Qué hago? ¿Cómo me comporto? etc. Este estado de inquietud será normal por no estar acostumbrados a este tipo de actividad, a no tener conocimiento sobre esta prueba y a no tener claro su objetivo. Hoy trataremos de aclarar estas dudas sobre las DINÁMICAS DE GRUPO.

¿Quién no se ha presentado a una dinámica grupal sin saber exactamente a que se va a enfrentar? Posiblemente muchos de vosotros que actualmente os estéis iniciando en la búsqueda de empleo. Y aunque hayáis leído algo de información sobre este tema, es muy diferente cuando te enfrentas directamente a ellas. Sobre todo, porque son actividades donde los datos en la mayoría de las ocasiones son muy inespecíficos, las situaciones son extrañas, a veces incluso muy lejanas a nuestra realidad y porque se tiene que lograr un objetivo dentro de un equipo del cual formas parte hace 5 minutos, en el que no conoces a nadie, ni puedes prever “de que pie cojea cada uno” … ¡Un tanto complicado!

Las dinámicas generalmente son planteadas por grandes empresas para candidatos con no mucha experiencia. Lo que se pretende es observar el comportamiento de un grupo de candidatos en una interacción social, tratando de detectar potenciales capacidades, competencias y/o actitudes importantes para el puesto al que se opta, que, de otro modo sería difícil de evaluar. Estos aspectos que se obtienen luego se reconfirmarán en las entrevistas individuales. En un porcentaje muy alto las dinámicas suelen servir de criba en los procesos selectivos. Las hay de diversa índole (debate, rol playing, juegos de negocios, panel, etc.), escogiéndose una u otra en función del puesto que se pretende cubrir.

No hay nada más importante que IMPLICARSE

Cuanto más te impliques en la dinámica, más autentica será tu actuación y más de ti verán, con lo cual aumentarán las probabilidades de ser seleccionado. Si algo debes tener en cuenta en este tipo de prueba es que hay que meterse en el papel, ello te facilitará tener una visión más amplia de la situación y de las opciones de respuesta. Por ejemplo, nos referimos al hecho de que si la dinámica consiste en defender tu postura basándote en recursos personales, cuanto más asumas la situación a la que te enfrentas (estas en una isla desierta, donde el destino de los que se queden no es muy halagüeño), probablemente aumente el número de ideas que te surgirá para resolver ese problema (es decir, dar argumentación eficaz y pragmática sobre tu trayectoria que te de la opción de tener una plaza en ese único bote para huir y buscar ayuda: cursos de natación, miembro de los Boys scouts, gestión de recursos, …) Por lo tanto, en cuanto recibas el material para llevar a cabo la actividad léetela bien, trabájala, plantea tu objetivo, elabora un plan y sobre todo créetela.

PARTICIPAR te hace visible

Muchas veces nos cuestionamos por qué no hemos sido seleccionados tras nuestro paso por una dinámica grupal, cuando nuestra única intervención ha sido la presentación obligatoria al comienzo de la ésta y al final para votar… ¿y aún te lo preguntas? Cómo te van a elegir en una prueba selectiva en las que escasamente te han oído por lo tanto desconocen lo que piensas, casi no han notado tu presencia, con lo cual no saben cómo actúas y apenas te has integrado en el grupo, luego, no han observado tu capacidad para trabajar en equipo, lógicamente no pueden tomar ninguna decisión sobre tu candidatura. Así es que tómatelo como un trabajo en equipo, en el que son necesarios todos los miembros, aportando cada uno valores distintos, en función de su perfil o las competencias que domine. Pero ante todo actúa.

Lo difícil se PLANIFICA

No olvides que cualquier proyecto tiene que tener un plan y una metodología para llevarlo a cabo y este no va a ser distinto, por muy extraño que sea el planteamiento y alejado de tu realidad (distribuir el presupuesto económico de un ayuntamiento entre las diferentes concejalías). Así pues, un primer paso siempre será limitar la metodología que se vais a seguir para resolver esta actividad y ponerla en juego, marcar el objetivo final teniendo en cuenta las premisas que nos marcan y tratar de alcanzarlo en el tiempo estipulado. Y, si, además podemos ser creativos e innovadores ¡excelente! Aunque en realidad no se va a valorar tanto el modo, sino más el proceso, no debemos olvidar que la organización supone control de la situación, un óptimo funcionamiento del equipo, que generará un buen ambiente donde poner en juego las competencias y capacidades que cada uno posee, en definitiva, poniéndoselo fácil, o difícil según se mire, a los seleccionadores para que puedan realizar su trabajo de selección.

Es una meta, CONSIGUELO

La idea debe ser que es un reto planteado al grupo y vuestro objetivo es superarlo en equipo, con las aportaciones y conductas de cada miembro y así te lo tienes que tomar. Por lo tanto, tu mentalidad será grupal y tendrás que actuar por los éxitos del grupo, que en definitiva representa a la empresa. Perderemos nuestra individualidad, y todas nuestras acciones irán en beneficio del equipo. Esta estrategia te ayudará a integrarte adecuadamente en el grupo, a asumir el rol que evalúes más adecuado en función de los perfiles del resto de tus compañeros, a estar bien considerado y a que se perciba una buena capacidad para el trabajo grupal.

Estas cuatro premisas serían los pilares para superar una dinámica de grupo, aunque también es cierto que si a éstas le sumamos la confianza y la seguridad que las podéis adquirir con la experiencia, el éxito esta garantizado.

“Las fortalezas están en nuestras diferencias, no en nuestras similitudes” STEPHEN COVEY