Ya explicamos en la entrada anterior el sistema diseñado por la Unión Europea para establecer el conocimiento de idiomas de cada persona. Vamos a explicar en el presente artículo las certificaciones que existen a nivel privado del idioma inglés y la equiparación que tienen con los niveles del MCERL europeo. Dejaremos finalmente una última entrada para hablar de las certificaciones en otros idiomas y cerrar la serie de artículos dedicados a esta materia.

Principalmente, aunque existen más, son dos las empresas que se reparten mayoritariamente las certificaciones del inglés: la Universidad de Cambridge, que a través de diversas entidades viene avalando el conocimiento de idiomas desde 1858, y la norteamericana ETS, que viene haciendo lo propio desde 1947 en todo el mundo. Estas certificaciones tienen como común denominador que tienen un coste variable y que con el paso de los años se han ido especializando al máximo, hasta el punto de ser hoy en día innumerables los test que se ofrecen y muy específicas las pruebas exigidas según el fin que pretendamos conseguir.

En Europa las certificaciones más populares y plenamente equiparadas al MCERL son las obtenidas mediante los exámenes ESOL (English for Speakers of Other Languages) de la Universidad de Cambridge. ESOL divide sus certificaciones por bloques: inglés para niños, inglés general, inglés profesional, inglés académico e inglés para profesores de este idioma.
En el bloque inglés general nos encontramos con diversos niveles, convocándose exámenes varias veces al año en toda España en diversos centros autorizados:

  • Key English Test (KET): Equivale a un nivel A2 europeo (elemental). Cuesta entre 90 y 120€.
  • Preliminary English Test (PET): Equivale a un nivel B1 europeo. Cuesta entre 95 y 130€.
  • First Certificate in English (FCE). Equivale a un nivel B2 europeo, siendo ya un nivel medio-alto cercano a lo que es el inglés exigido en selectividad. Cuesta entre 150 y 225€
  • Certificate in Advanced English (CAE). Equivale a un nivel C1 europeo. Cuesta entre 160 y 250€.
  • Certificate of Proficiency in English (CPE). Equivale a un nivel C2 europeo. Cuesta entre 170 y 260€.

Pero ni aún en el caso de superar el CPE, que equivale al máximo nivel de inglés del MCERL, estaremos en condiciones de poder impartir clases de inglés ya que se nos exigirá probablemente el International English Language Testing System (IELTS) del British Council , que podremos realizar en varios puntos de España previo desembolso de 176€. No obstante ESOL, aunque con menor aceptación, también tiene las suyas: YLE, TKT, CELTA, DELTA, etc…

En el inglés profesional, y sin salir de la oferta de ESOL, tenemos el BEC, el ILEC y el BULATS . Con el Business English Certificate (BEC) se evalúa la capacidad de los candidatos para comunicarse eficazmente en el campo de los negocios, pero no requieren conocimientos especializados, dividiéndose en los subniveles B1 (BEC Preliminary), B2 (BEC Vantage) y C1 (BEC Higher). Los precios oscilan entre 90 y 190€. Y el Cambridge International Legal English Certificate (ILEC) evalúa el nivel de inglés de los profesionales del Derecho, costando unos 250€ y organizándose exámenes con menos frecuencia que el resto. Más o menos cuesta su equivalente en el ámbito financiero, el International Certificate in Financial English (ICFE)

Por otra parte las empresas y organizaciones cuentan con el examen BULATS que es un sistema de tests multilingües para evaluar los conocimientos de idiomas de los empleados, personal en formación y empleados potenciales. Cuenta con el beneplácito de algunas de las principales agencias evaluadoras como la ya conocida ESOL (inglés), Alliance Française (francés), Goethe Institut (alemán) y Universidad de Salamanca (español), en cuyos idiomas tiene diferentes versiones. Los precios varían desde 60€ para un idioma a 170€ para tres idiomas. Evalúa las habilidades comunicativas necesarias en situaciones profesionales reales. Por ejemplo tomar nota de un mensaje telefónico, comprender anuncios e informes breves, corregir errores en un texto o comprender textos más elaborados. Los norteamericanos de ETS también tienen su test específico en el ámbito profesional que se llama Test of English for International Communication (TOEIC) y tiene un coste de entre 80 y 100€.

Si nuestro objetivo es estudiar en universidades de Gran Bretaña, Australia y Nueva Zelanda o en algunas de Europa o Estados Unidos deberemos obtener el International English Language Testing System (IELTS). Cuesta unos 175€ y sus resultados se clasifican en nueve niveles, desde el nivel 1, estudiantes con muy poco dominio del idioma hasta el nivel 9, estudiantes con fluidez máxima.

En cambio si optamos a continuar los estudios de posgrado en Estados Unidos la certificación que nos exigirán muy probablemente será el Test of English as a Foreign Language TOEFL , que es la prueba más aceptada como criterio de admisión para los alumnos internacionales que quieren realizar un curso de enseñanza superior en Estados Unidos. Cuesta 170/190€ y su validez es de dos años desde que se realizó la prueba. Aunque también es posible que nos encontremos con una prueba más específica denominada Graduate Record Examinations (GRE) , desarrollado por la empresa ETS al igual que el TOEFL, que aparte de medir nuestras capacidades con el inglés también tiene una versión que mide los conocimientos en diversas áreas de conocimiento (biología, química, psicología…) y tiene un coste de unos 120€. ETS también desarrolla otros test específicos en el ámbito educativo. Para complicar más esta maraña de pruebas debemos conocer que en el caso de querer cursar un MBA en Estados Unidos el exigido es el Graduate Management Admission Test (GMAT) , que cuesta en torno a 185 euros y se realiza a nivel nacional en Madrid, Barcelona y Sevilla.

Hasta aquí un repaso de los principales test existentes para el inglés. En el siguiente artículo desgranaremos otras tantas pruebas que acreditan nuestro nivel en otros idiomas.