¡No bajes la guardia!

//¡No bajes la guardia!

Cuando estás buscando trabajo, es muy importante no bajar la guardia con la imagen que se proyecta. Muestra siempre la mejor versión de ti mismo y asegúrate de que los demás perciben todo lo bueno que tienes y quieres mostrarles.

En tu búsqueda de empleo son varios los frentes que no debes descuidar y aquí te los mostramos:

1. COMETER FALTAS DE ORTOGRAFÍA
Aunque te hayas acostumbrado a usar el corrector ortográfico automático, siempre y en cualquier caso, relee tus comunicaciones, y revisa que no haya ninguna falta de ortografía.
Las sensaciones de dejadez y/o desorganización que transmiten los fallos, más aún cuando son reiterados, son muy perjudiciales a la hora de que un reclutador valore tu candidatura.
Hay mil y una situaciones desagradables que podrían haberse evitado solo con revisar lo que has escrito.

2. QUE TUS REDES SOCIALES NO TE DEJEN SIN EMPLEO
La búsqueda de empleo y la búsqueda de candidatos/as por empresas a través de las redes sociales es cada día más común.
Si has decidido utilizar tus redes sociales para buscar trabajo, la imagen será muy importante. Todo lo que compartas de manera pública hablará de ti y será la imagen que proyectes.
Revisa bien tus publicaciones del pasado porque, aunque sucedieran hace tiempo, puede causarte factura.
Muchas redes sociales, como es el caso de Facebook, permite privatizar todas las publicaciones existentes de tu perfil, esto es una buena manera de garantizar que no existe algo que te pueda perjudicar en tu búsqueda de empleo.

3. NO CUIDAR TUS CONTACTOS
Hay estudios que revelan que el 80% de las ofertas de trabajo no se publican, sino que son cubiertos a través de contactos. Piensa en el tipo de trabajo que estás buscando y la gente que conoces en el sector o que tiene relación con él. Comparte con ellos tu situación y tu experiencia profesional para que te tengan en cuenta.
No dejes de aprovechar los eventos de networking o los contactos que otros profesionales puedan darte para acudir a ellos directamente.
Además, debes mantener una actitud positiva y llenarte de energía para tu búsqueda activa de empleo.

4. APUNTARTE A TODO
Buscar trabajo “de lo que sea” es uno de los errores más habituales. Apuntarse a todas las ofertas de trabajo a pesar de no cumplir con los requisitos es una pérdida de tiempo.
Expertos en Recursos Humanos aconsejan inscribirse en las ofertas para las que cumplas, como mínimo, el 60% de los requisitos.
Intenta dedicar más tiempo a menos vacantes. No hay nada que te aleje más de un empleador que el desconocimiento de su empresa o de las responsabilidades del cargo y si tienes muchos procesos selectivos abiertos, llevar una monitorización de cada uno de ellos será una labor casi imposible.

5. CONFUNDIRTE DE E-MAIL AL ENVIAR TU CV CON CARTA DE PRESENTACIÓN
Este error es muy habitual cuando se está en plena operación de búsqueda de empleo. Una carta de presentación suele estar muy personalizada hacia la empresa y el puesto al que optas. En cada candidatura te puede interesar destacar más unos aspectos que otros.
Revisa de una manera metódica el nombre que pones al inicio en el saludo y, sobre todo, el e-mail del destinatario.

6. IMPROVISAR EN UNA ENTREVISTA EN SKYPE
Sería conveniente probar Skype con otra persona para cerciorarte de que funciona bien y tengas una buena conexión a Internet. No tengas abiertos otros programas a la vez.
Debes ser muy consciente de que has de cuidar siempre el escenario de llamada cuando contactan contigo por Skype para una entrevista de trabajo.
Lo mejor es que hagas una prueba de lo que recoge la cámara. Conéctate, haz un pantallazo y observa cada detalle de la imagen. Es cierto que ningún reclutador va a detenerse en mirar lo que tienes detrás, pero quizá les destaque algo de manera involuntaria. Trata de que el contexto sea lo más neutro posible.

7. NO HACER SEGUIMIENTO DE TUS CANDIDATURAS
El objetivo del email de seguimiento es sencillo: reforzar tu candidatura, que el entrevistador te recuerde.

Puedes, por supuesto, aprovechar este email para aportarle alguna información que no le dieras en su momento en la entrevista. Puede que en los días que han pasado hayas tenido un logro o algún evento que sea relevante para la candidatura.

Ahora sí que tienes todo lo necesario para emprender tu búsqueda de trabajo con éxito. ¡Mucha suerte!

2018-06-13T13:07:22+00:00junio 13th, 2018|Búsqueda de Empleo|