Diferénciate. Muestra tu empleabilidad.

//Diferénciate. Muestra tu empleabilidad.

2

Mucho se habla últimamente de la empleabilidad. Parece que es un término de moda utilizado tanto por los políticos como por las empresas o las personas de a pie en busca de trabajo. Pero ¿sabemos realmente qué significa este término? ¿qué implica por nuestra parte?.

La empleabilidad hace referencia a todo aquel potencial latente en nuestro interior y que a veces desconocemos. Son esos conocimientos, habilidades y competencias adquiridas a lo largo de nuestra experiencia, tanto académica, como laboral o personal, y que por consiguiente determinan nuestra capacidad para encontrar empleo.

A veces, a la hora de vendernos en una entrevista de trabajo o presentar nuestro currículum a una empresa, incidimos únicamente “en lo que se ve” o podemos demostrar: nuestra carrera universitaria, nuestros cursos, nuestras prácticas. Pero lo que en realidad marcará la diferencia entre un buen candidato y el resto de aspirantes a un puesto de trabajo será precisamente lo que no se ve a simple vista, su potencial.

Si estamos buscando empleo o deseamos permanecer en él, debemos aprender a rentabilizar todo lo que hemos conseguido a lo largo de nuestra vida y sacarle el mayor beneficio laboral. No importa que no hayas recibido un salario o firmado un contrato de trabajo. Lo que cuenta es lo que has aprendido de ese trabajo o esas prácticas o ese voluntariado que has realizado, unido a esas capacidades y habilidades determinadas que posees, y que deberás aprovechar para ser elegido en un proceso de selección. Todo suma.

La competitividad existente en el mercado laboral hace que tengas que diferenciarte de alguna manera del resto de candidatos, y esto se consigue fundamentalmente a través de las competencias profesionales (de las que seguro también has oído hablar). Tus habilidades comunicativas, tu creatividad, tu iniciativa o tu motivación serán imprescindibles. Pero también lo será el que sepas adaptar todo eso a las necesidades del puesto de trabajo ofertado, ya que actualmente se valora principalmente el ajuste del candidato a las competencias específicas del puesto.

En un reciente estudio realizado por Manpower España, las competencias más valoradas actualmente por las empresas son:
•Capacidad de aprendizaje (85,4%)
•Trabajo en equipo (73,7%)
•Responsabilidad en el trabajo (67,4%)
•Actitud positiva y optimismo (60,1%)
•Flexibilidad / capacidad de adaptación a nuevos entornos (58,7%)
•Orientación al cliente (58,2%)
•Resolución de problemas (56,8%)

Por lo tanto, si quieres mejorar tu empleabilidad diferenciándote de los demás, empieza por analizar y descubrir tus habilidades y fortalezas para poder resaltarlas durante una entrevista de trabajo o a través de tu currículum. Y también será aconsejable que te intereses por la empresa para poder adaptar tu candidatura a lo que ellos esperan o necesitan para su expansión. Tienes que ser capaz de aportarles cosas, que vean un beneficio con tu incorporación a su equipo de trabajo, que intuyan tu verdadero potencial.

Será fundamental la adaptación y adecuación de tu perfil al puesto ofertado, mostrando siempre lo mejor de ti mismo. Escarba en tu pasado personal y profesional y averigua qué puedes ofrecer que te diferencie del resto. No tengas miedo de mostrar todo lo que sabes, tienes, puedes, quieres y eres. Solo así conseguirás tu objetivo y te convertirás en un candidato diferente, elegible y sobre todo con esa característica tan buscada: con empleabilidad.

2017-05-03T12:09:57+00:00