Ante un futuro cambiante y de incertidumbre laboral, debido a los incesantes cambios sociales, económicos, tecnológicos y sanitarios, las empresas cada vez más demandan un perfil de empleado que se adapta a estos cambios. Y para ésto, es necesario tener una mentalidad knowmad.

La empresas  necesitan empleados multidisciplinares y flexibles. Personas con iniciativa, ideas, con recursos para resolver las diferentes situaciones que puedan darse en la empresa. Personas motivadas, capaces de trabajar en cualquier equipo, en cualquier momento y en cualquier lugar. Y por supuesto personas muy orientadas al uso de la tecnología, muy resolutivas  y sin miedo al fracaso.