Departamento
Ciencias Ambientales

«Veremos aplicaciones de la biología molecular y celular increíbles,
que hasta hace poco solo entraban en el mundo de la ciencia-ficción»

Currículum

Licenciada en Biología por la UCM y doctora en Ciencias Biológicas por la UAM (1983). Tras un año como Ayudante en la UAM, obtuvo una beca postdoctoral Fulbright para la Universidad California en San Diego. En 1988 comienza como Profesora Titular en el Departamento de Biología de la UAM. En este período consigue los primeros proyectos europeos y nacionales. En 1999 se traslada en Comisión de Servicios a la UCLM, donde desde 2000 es Catedrática. En la Facultad de Ciencias Ambientales contribuyó a crear el área de Fisiología Vegetal y a diseñar y dotar los laboratorios de docencia y de investigación del área y del ICAM, que dirige durante un año. Ha sido investigadora visitante en el Instituto Salk (La Jolla, USA) y Catedrática Tinker durante 6 meses en la Universidad de Wisconsin, Madison.

Desde 1984 enseña biología molecular y celular, genómica y biotecnología en programas de Biología, Ciencia y Tecnología de Alimentos, Bioquímica y Ciencias Ambientales, a nivel de licenciatura, grado, máster y doctorado. Ha dirigido cursos de doctorado en la UAM, la Universidad de California-San Diego y la Universidad de Wisconsin-Madison, y ha sido coordinadora del primer programa de doctorado en Medio Ambiente de la UCLM. Obtuvo el Premio ANTAMA 2014 a la divulgación biotecnológica. Fue Vicerrectora de Convergencia Europea y Ordenación Académica de la UCLM y Secretaria General de Universidades -MICINN. Actualmente es Secretaria General de AMIT (Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas) y co-fundadora y miembro del Board of Directors de EWORA (European Women Rectors Association). Presidenta de la Sociedad Española de Fisiología Vegetal (2016-2021) y Directora del Depto de Ciencias Ambientales.

Líneas de investigación

• Control genético molecular del desarrollo de estomas

• Mecanismos moleculares en la interacción planta-nematodo

Grupos de investigación / Proyectos de investigación

Desde 2000 coordina el grupo consolidado de Biotecnología y Biología Vegetal (http://gbbmp.uclm.es/) que mantiene 2 líneas de investigación en las disciplinas de biología molecular y celular, genómica y agrobiotecnología.

Ha dirigido más de 25 proyectos obtenidos en convocatorias competitivas (4 europeos de los diferentes programas-marco desde el II, 2 acciones COST, regularmente proyectos nacionales incluido un CONSOLIDER y uno multinacional PLANT-KBBE). Actualmente el Grupo tiene vigentes 2 proyectos del Plan Nacional, 2 de la JCCM y varios contratos con empresas.

El grupo obtiene regularmente fondos nacionales gracias a los cuales los laboratorios mantienen un equipamiento actualizado que permite realizar investigación de calidad.

Ha publicado más de 80 artículos en revistas especializadas (la mayoría entre el 10% o el 25% de más impacto en Plant Sciences y algunas generalistas como EMBO J. y Nature), y actuado como Editora de 3 libros colectivos internacionales (Kluwer, Springer y Academic Press). Ha supervisado 10 tesis, varias en co-dirección, y es autora de una patente internacional.

Entrevista

¿Cómo comenzó su carrera investigadora?

Aunque desde muy pequeña siempre he querido entender como funciona el mundo, me considero investigadora desde que Elena Fernández Tresguerres me aceptó para realizar mi Tesina sobre división bacteriana en el Centro de Investigaciones Biológicas del CSIC -Madrid. Poco después conseguí una beca del Ministerio para  mi Tesis Doctoral, que realicé en el grupo de bioenergética de bacterias fotosintéticas dirigido por Juan Manuel Ramírez de Verger. Con estos primeros pasos me definí como científica, que es lo que desde entonces siempre he sido. No me imagino haciendo ninguna otra cosa.

¿Cuál ha sido la mayor satisfacción- logro conseguido en su trayectoria?

Cada beca o proyecto, cada publicación, cada Tesis Doctoral, me producen una gran alegría; los considero como un logro personal y también colectivo, pues yo sola no los habría conseguido jamás. Quizás iniciar mi carrera independiente muy joven, nada más volver de EEUU, consiguiendo mis primeros proyectos europeos me haya hecho sentir particularmente feliz y afortunada.

También estoy muy orgullosa de haber contribuido a la gestión y la política universitaria en nuestro país y en Europa. Y en los últimos tiempos, estoy muy satisfecha de trabajar para conseguir la igualdad de las mujeres y los hombres en el liderazgo científico y académico.

¿Cuáles han sido sus referentes o personas que admira?

No puedo distinguir un único referente, pues he tenido muchos y de cada uno he aprendido cosas diferentes. De científicos excelentes y de científicos medianos, de mis senior, de mis iguales y de mis junior, de todos he aprendido algo.

Sin embargo, sí tengo que decir que no estaría donde estoy sin mi mentora y amiga, la Pfra. Paquita F. del Campo, que es la persona de la que más he aprendido en todos los sentidos y a quien más he admirado.

Y como mujer quiero decir que mi carrera habría sido diferente (mucho más modesta) sin un compañero, hoy mi marido y mi colega, José Manuel Moreno, que me ha apoyado en todo y siempre ha tenido mucha mejor opinión que yo de mis capacidades.

Una imagen, frase o recuerdo que tenga de cuando logró la cátedra

Corría el año 2000 y el sistema operativo Windows nos traía de cabeza. Durante el primer ejercicio de la oposición, en el Teatrillo de San Pedro Mártir en Toledo, mi ordenador, cómo no, se colgó. Me llevó más de 20 minutos reanudar la presentación, pero recuerdo con extrañeza que el tribunal estaba mucho más preocupado que yo por este incidente. Aún hoy no entiendo por qué no me puse nerviosa, pese a que un rato antes, al aparcar en el estrechísimo sótano del edificio, le di un golpe al coche, tiré un extintor al suelo y no sé qué más me pasó. Qué insensatos somos de jóvenes…

¿Qué diría a las nuevas generaciones de estudiantes que comienzan ahora?

Que hay muy pocas cosas más divertidas y creativas que la investigación, pese a que solo el 20% de lo que hacemos acaba teniendo un resultado. Que el peor fracaso es no haberlo intentado, y que se mantengan inasequibles al desaliento.

Mi máximas siempre han sido que todo lo que vale, cuesta, y que lo mejor es enemigo de lo bueno.

Y lo más importante: recordad que el conocimiento es poder, y entender el mundo y a nosotros mismos es lo que nos hace libres y, por tanto, felices.

Una apuesta para el s. XXI, nuevos caminos de la ciencia y las artes

Este siglo XXI es, sin ninguna duda, el de la biología. Veremos aplicaciones de la biología molecular y celular increíbles, que hasta hace poco solo entraban en el mundo de la ciencia-ficción. Nuestro conocimiento en este amplio campo avanza a una velocidad vertiginosa, solo superada por la de la inmediata invención de todo tipo de aplicaciones basadas en estos descubrimientos, en agricultura, en medio ambiente, en medicina…Solo hay que abrir los periódicos para darse cuenta de ello.

¡Nos esperan unos años fascinantes para investigar en las ciencias de la vida!