Durante los días 21 y 22 de noviembre más de un centenar de asistentes se reunieron en la Facultad de Ciencias de la Educación y Humanidades de Cuenca para escuchar a algunas de las figuras más relevantes del ámbito de la historia del libro y la lectura, las bibliotecas, la cultura, y la alfabetización lectora y digital.

Tras la presentación del congreso por las autoridades correspondientes, Roger Chartier guio a los asistentes durante su conferencia inaugural por un interesantísimo paseo por la historia de la educación y la cultura. Presentado por José Antonio Caride (Universidad de Santiago de Compostela), presidente del comité organizador del congreso, el autor destacó la necesidad de que la sociedad sea letrada para adecuar mejor los conocimientos y dar el valor y reconocimiento que se merecen a las personas lectoras y escritoras.

La mañana terminaba con un conservatorio coordinado por Sandra Sánchez (directora de la Biblioteca Universitaria), en el que intervinieron Elisa Yuste (promotora y consultora de lectura) y Araceli García (Universidad de Salamanca) para hablar sobre la lectura y la Literatura Infantil y Juvenil (LIJ) en contextos digitales. Presentaron información sobre aplicaciones de lectura interesantes para la formación del lector digital como “Nubeteca” y “Apptk” y la necesidad de mediadores de lectura para un correcto funcionamiento de las mismas.

Tras la comida, la sesión continuaba con una interesante mesa redonda coordinada por Noelia Ibarra (Universidad de Valencia) sobre la lectura en diferentes contextos; familia, escuela, universidad y biblioteca, con un mismo objetivo: formar lectores competentes. David Martínez Ayllón (Biblioteca Pública del Estado en Cuenca) presentaba su proyecto Biblioteca Solidaria; una oportunidad de acercar la lectura a los colectivos en riesgo de exclusión social a través de la labor del voluntariado, y que convierte a la lectura en un punto de encuentro e igualdad para todas las personas. Elisa Larrañaga (subdirectora del CEPLI) explicó distintos proyectos de intervención desde la lectura desarrollados por el CEPLI e insistió en la necesidad de que los educadores sean lectores. Josep Ballester (Universidad de Valencia) -quien sustituyó a Anne Chartier- destacó, en la misma línea, la necesidad de formarse y estar preparados para llevar a cabo las prácticas de fomento lector, así como la importancia de la formación lectora desde la escuela y las bibliotecas.

Mercedes López Suárez (Universidad Complutense de Madrid) presentaba al último ponente de la primera jornada del congreso, Paolo Tinti (Universidad de Bolonia). En su conferencia “La biblioteca digital púbica: presente y futuro” habló del concepto de biblioteca digital como una biblioteca fundada sobre los valores de las antiguas bibliotecas públicas, y que debe avanzar hacia modelos más abiertos, ocupándose de difundir la información de manera gratuita y libre, con la rapidez y fuerza que caracteriza a los medios digitales. Además, analizaba los desafíos de la biblioteca pública digital de acuerdo a los marcos establecidos por la UNESCO y la IFLA.

La segunda jornada del congreso se iniciaba con más de 40 comunicaciones programadas en distintas mesas que giraban en torno a las líneas temáticas del congreso; lectura y sociedad, lectura y contextos sociales y prácticas letradas.

En la segunda parte de la mañana pudimos disfrutar del testimonio de tres representantes de editoriales de literatura infantil y juvenil reconocidas entre las más consolidadas del sector. En la mesa “Editar LIJ y novela gráfica en el siglo XXI”, coordinada por Santiago Yubero (director del CEPLI), Laureano Domínguez de Astiberri, Paz Castro de Kalandraka y Paloma Muiña de SM, reivindicaban la LIJ como una manera de contribuir a construir la memoria histórica y subrayaron la novela gráfica como una nueva forma de contar historias, destacando la importancia de este género.

El congreso finalizaba con la conferencia de Michèle Petit, que acercó al público su relación con la lectura, explicando distintas experiencias que justificaban la literatura oral y escrita como componentes culturales esenciales, que poseen un poder transformador y que son cruciales para intervenir en contextos difíciles. En su conferencia “Somos quizá ante todo animales poéticos” ofreció una visión social de la lectura, los libros y los lectores y profundizó en cómo estos conceptos son percibidos en distintos entornos sociales, especialmente en lo que respecta a la construcción o reconstrucción de la identidad.

Santiago Yubero y José Antonio Caride tomaban la palabra para clausurar el Congreso. Destacaban la lectura y la escritura como actos sociales, vinculados a los demás que suceden en la cultura actual. Reivindicaban también, así, la necesidad de reconocer a los sujetos como elementos activos de sus prácticas lectoescritoras. Además, señalaban como desafío la necesidad de avanzar hacia un tratamiento multidisciplinar y de incorporar en estos ámbitos distintas dimensiones contextuales vinculadas al escenario sociocultural; un desafío pedagógico y social, acompañado de enseñanzas y aprendizajes, que deben extenderse a lo largo de toda la vida.

Todo el equipo del CEPLI queremos mostrar nuestro agradecimiento a ponentes, conferenciantes, asistentes, colaboradores, organizadores…y, en definitiva, viejos y nuevos amigos, que habéis hecho posible y habéis contribuido a la celebración de este congreso. Gracias a todos por ayudarnos a seguir leyendo el mundo.

 

Distintos medios de comunicación se hicieron eco de la celebración del Congreso Internacional SOCIEDAD Y CULTURA LETRADA. Os animamos a consultar los siguientes enlaces para ampliar información:

A continuación recogemos algunas de las imágenes capturadas durante el desarrollo del congreso. También podéis verlas en nuestras redes sociales.