Masonería. Exposición en la Biblioteca Universitaria de Cuenca

Collarines, mandiles, bandas, guantes blancos, compases y escuadras entrelazados, joyas de dignidad con piezas de pedrería, triángulos equiláteros, búhos, pelícanos, águilas bicéfalas.

Grados, saludos, toques, lenguaje y rituales especiales. Todo esto forma parte de ese particular mundo que engloba a la MASONERÍA.

La Exposición que tenemos montada en la Biblioteca Universitaria de Cuenca intenta hacer un recorrido de la Masonería por dentro: su filosofía, sus estatutos y documentos, su organización en logias y obediencias, la simbología. Su efecto en la prensa y en la opinión pública, en la educación, el papel de la mujer en la masonería.
En definitiva su historia y la masonería en la historia de España. La masonería de la A a la Z.

Los fondos bibliográficos, así como los objetos expuestos pertenecen a la Biblioteca Universitaria de Ciudad Real a la que hemos incorporado los nuestros, dedicando una especial atención a Cuenca y a los personajes que han contribuido al desarrollo de nuestra historia local.

 El 10 de Junio, a las 17,00 horas, habrá una presentación a cargo del profesor Ángel Luis López Villaverde, profesor de historia contemporánea de la UCLM  y algunos especialistas en el tema. ¡Estás invitado!






¿Qué es la Masonería?
La masonería no es una religión ni una secta, no es una ONG, no es una escuela ni una universidad, no es un partido político ni un sindicato, no es una sociedad filantrópica… aunque quizá contenga unas pinceladas de todo ello.

Intentar definir lo que es la masonería no es sencillo incluso llega a desorientar si se echa una mirada a sus miembros a lo largo de la historia: católicos, protestantes, judíos y de otras religiones, de derechas y de izquierdas, científicos, pintores, músicos, filósofos, …. Sin duda hay un denominador común y es la búsqueda que cada uno de ellos realiza en su mundo interior, la investigación personal, las ganas de saber más. Su origen se remonta a los gremios de constructores de catedrales, la llamada masonería medieval operativa, cuya finalidad estaba encaminada principalmente a preservar el oficio y controlar el acceso al mismo. La conexión entre este tipo de masonería y la contemporánea, llamada especulativa o filosófica, es evidente a nivel simbólico: usa un lenguaje y rituales tomados de los gremios y logias de albañiles medievales, de los que han guardado sus emblemas y términos pero el objetivo ya no es construir catedrales sino educar al hombre en una atmósfera de tolerancia y fraternidad, y hacer de la sociedad un mundo mejor, más justo y solidario.

Las Constituciones de Anderson, publicadas en Inglaterra en 1723 se erigen en la guía de la masonería moderna. 

Podemos hablar de algunos masones famosos que han pasado a lo largo de la historia. España ha tenido muchos masones de renombre: Francisco Giner de los Ríos, Vicente Blasco Ibáñez, Antoni Gaudí, Antonio Machado, …

Algunas pinceladas a nuestra historia local. 
En Cuenca contamos con la figura de Rodolfo Llopis, dirigente socialista y pedagogo español, secretario general del PSOE en el exilio. Fue diputado en Cortes durante la II República y ministro de Instrucción Pública.
Se inició en Masonería en junio de 1923 en la Logia Ibérica nº 7 de Madrid perteneciente al Grande Oriente Español. Tomó como nombre simbólico Antenor.

Contando con la ayuda de Juan Giménez de Aguilar (Juan Valdés) y Crédulo M. Escobar Barbero (Prometeo), también docentes de profesión, organizó en 1925 el Triángulo masónico “Electra” en Cuenca, donde residía trabajando como Catedrático de Geografía en la Escuela Normal.

En 1931 fue nombrado segundo vicepresidente del Gran Consejo Federal Simbólico, el máximo órgano de gobierno del Grande Oriente Español.
Perteneció en el exilio a la Logia Reconstrucción en Toulouse y posteriormente a la Logia Franklin Roosevelt en Montauban (Francia) ambas organizadas por exiliados españoles y bajo los auspicios de la Gran Logia de Francia.
Gracias a sus viajes como miembro del PSOE en el exilio, pudo visitar bastantes Talleres masónicos en varios países. Fruto de esos viajes fue que, en 1953, le nombraron miembro de honor de la Logia Casablanca nº 1 situada en la ciudad norteafricana e integrada en el Grande Oriente Español en el exilio.

Algunas aportaciones a la historia de la masonería conquense:



LÓPEZ VILLAVERDE, Ángel Luis: Masonería conquense durante la II República : el triángulo Electra.
En: Cuenca, nº 36, segundo semestre, 1990; P.59-70
LÓPEZ VILLAVERDE, Ángel Luis: Una aproximación biográfica a la figura de D. Juan Giménez de Aguilar.
En: Boletín de la Asociación de Amigos del Archivo Histórico Provincial de Cuenca. 1996, nº 1 y 2; P. 10-11.
LÓPEZ VILLAVERDE, Ángel Luis: El hermano antenor y su proselitismo masónico en Cuenca.
En: Revista Interuniversitaria de Formación del Profesorado. 2002, (43), P. 53-60.
LÓPEZ VILLAVERDE, Ángel Luis: Juan Giménez de Aguilar (1876-1947) : conciencia crítica de la sociedad conquense (Toledo] : Almud, ediciones de Castilla-La Mancha ; Ciudad Real : Universidad de Castilla-La Mancha, Centro de Estudios de Castilla-La Mancha, D. L. 2005.
GONZÁLEZ GERALDO, José Luis; prólogo de Ángel Luis López Villaverde: El despertar de Prometeo : Semblanza del maestro Crédulo M. Escobar (1889-1972). Cuenca: Ateneo Científico, Artístico y Literario de Cuenca, 2015.

http://feeds.feedburner.com/BibliotecaUniversitariaUclm