Presentación del libro-homenaje al bibliotecario José-Luis Rivera Hernández

Hoy 16 de enero a las 18:30 h. se presenta el libro “Lo vulnerable, lo imperfecto, lo contradictorio: homenaje a José Luis Rivera” en el Aula Magna de la Biblioteca General del Campus de Ciudad Real. 



El acto está presidido por Miguel Ángel Collado Yurrita, Rector de la UCLM y en él intervienen, Esther Almarcha Núñez-Herrador, Directora del Centro de Estudios de Castilla-La Mancha, el Director Gerente de la Biblioteca Universitaria, Antonio Galán Gall, y Óscar Fernández Olalde, coordinador del libro y bibliotecario-documentalista del CECM.




 José Luis, “Josete” para sus compañeros y numerosos amigos, se ocupó durante años de atender a los usuarios en la Biblioteca General de Ciudad Real, hasta su inesperada muerte en el verano de 2012. El libro ha sido editado por el CECLM y recoge una serie de trabajos escritos por sus amigos, profesores y bibliotecarios de la UCLM, que tratan de los temas que a él le apasionaban.

http://feeds.feedburner.com/BibliotecaUniversitariaUclm

Heliodoro Cordente “DORITO”. Semblanzas

Heliodoro Cordente Martínez, “Dorito”, más conocido por todos. Después de su larga enfermedad nos dijo adiós. Adiós al compañero, con aplausos y un capote, como él quería.  Afectuoso y cordial siempre, de buen corazón.
Hombre inquieto de profesión, novillero y torero de juventud, bibliotecario, investigador y escritor. Aficiones que compaginaría  a lo largo de su vida.
   Autobiografía (1) 
        (Díptico)
Molinos de Papel  me dio la vida
Y Fuentes fue la cuna de mi infancia,
Uclés me dio cultura y tras mi estancia
desde allí llegué a ti, Cuenca querida.
Madrid fue para mi muy divertida.
Barcelona, una nueva circunstancia
y Huesca y Zaragoza en la distancia
me brindaron, cariñosa, su acogida.
Héme aquí, desde joven “semicura”,
con alma de poeta y novillero
salpicado en bohemia y en locura.
Cambié después el ritmo y el sendero
con alto porcentaje de cordura
y el dos mil será el año venidero.
   (escrito el 9-9-99). 
Recogido en el libro de poesías “Vivencias”. (2005)

Hombre polifacético.

 Inicios de novillero “Dorito”, apodo de su juventud torera. Emilio Magdaleno Saldaña, el apoderado,  – “cuyo apadrinamiento me sirvió de acicate para conseguir mi máxima ilusión que fue la de vestirme de luces y torear en plazas de primera y segunda categoría”. Dedicatoria en su libro “Historia de la tauromaquia conquense (1500 2000)”. Diputación Provincial de Cuenca, 2002.
 
 
 
 La Licenciatura en Humanidades, especialidad de Geografía e Historia, le dio las herramientas para su segunda pasión: La investigación, sobre todo de la historia de Cuenca, con obras como “La ciudad celtibérico romana de Contrebia en Culebras (Cuenca) (1981); “La Cuenca marginada del siglo XVI”,(1989); “Brujería y hechicería en el Obispado de Cuenca” (1990); “Origen y genealogía  de Antonio Enríquez Gómez, alias D. Fernando de Zárate (poeta y dramaturgo conquense del Siglo de Oro)” (1992); “La morisca Beatriz de Padilla (novela histórica)” (1994), …entre otras.
Erudito local, también dedicó estudios a las costumbres, gentes y paisajes de su querida Cuenca: “Guía de Cuenca”; “Toponimia conquense” , “San Mateo y la vaquilla”.
Poeta. Amigo de sus amigos, a los que dedicó continuos sonetos, también a personajes populares:  A José Luis Perales, A Mari Carmen y sus muñecos, a personajes del mundo de la cultura relacionados con Cuenca: A Fernando Zóbel , a Bonifacio, A Oscar Pinar, A Ismael  Barambio, a Luis Carretero, a Pedro Mercedes, a Curro Fuentes, a “El Nene” (Banderillero conquense), a Cuenca y a sus pueblos. También a sus hijos: A Fernandito, a Cesar. 
Recogidos en el libro: “Sonetos a Cuenca: a sus cosas, a sus gentes, a sus pueblos” (1984).  “Vivencias” (2005), su último recopilatorio de poemas.
 
 
Todos ellos se encuentran en la Biblioteca Universitaria, su lugar de trabajo durante tantos años, …Hasta su jubilación. Muchos de ellos donados por su autor. Forman parte de  nuestro patrimonio local.
Están a vuestra disposición. ¡Qué mejor recuerdo!
 
     Adiós en su despedida
 Esperando a la Parca
    (Soneto XXIX)
No le temo a la Parca y le hago frente
aunque cercene el hilo de mi vida,
emprenderé de nuevo otro partida
hacia otra dimensión muy diferente.
Dejaré aquí mi traje de indigente,
mi alma estará desnuda, aunque curtida
y dispuesta para la despedida
con otro traje nuevo y transparente.
E iniciando andaduras y prefacios
surcaré hecho materia, el Universo
en busca del Señor de los Espacios

que en otra dimensión y otras naturas

en el “macro” o en el “micro” se halla inmerso

y yo libre, sin cercos ni ataduras
 Recopilatorio de poesías “Vivencias” (2005)

Busca en el Catálogo de la Biblioteca universitaria para localizar sus obras
Heliodoro Cordente Martínez en Dialnet
 


http://feeds.feedburner.com/BibliotecaUniversitariaUclm

En recuerdo a José Luis Rivera Hernández, “Josete”

Se nos ha ido “Josete”, aunque no del todo. José Luis Rivera, compañero de todos y, más aún, amigo, se nos murió en la madrugada del sábado 21 de julio. Decir de José Luis que era el mejor de los compañeros, el mejor de los profesionales, la mejor de las personas, es casi como no decir nada, pues la enorme grandeza de su humanidad no puede expresarse con unas pocas palabras.

La palabra limita y no alcanza a decir lo que Josete fue para nosotros. Tampoco para contar lo que fue para los cientos de usuarios que lo buscaban en el mostrador cada día, como si su mera presencia fuera la garantía de que cualquier gestión llegaría siempre a buen término; para las decenas de becarios que aprendieron a su lado a lo largo de tantos años de trabajo.
Y durante todo este tiempo, siempre una sonrisa. Ninguno de los que hemos trabajado con él podríamos decir cómo era el rostro de José Luis enfadado, o de José Luis de mala gana. Jamás lo vimos así.
Hoy parece que una enorme pala excavadora hubiera venido aquella noche para llevarse un gran trozo de esta biblioteca, hubiera arrancado de cuajo la mitad de alguna de sus salas. Así nos sentimos algunos, como si, al mismo tiempo, esa máquina aterradora nos hubiera arrancado un trozo de nosotros mismos.

Antonio L. Galán Gall

Para saber más:

José Luis Rivera comisarió de Febrero a Mayo de este año la exposición “Almanaques de otro tiempo” en
la Biblioteca General de Ciudad Real (accede al reportaje entre los minutos 20 y 23 del siguiente enlace)

Algunos textos profesionales en los cuales participó como coautor:
Acceso a productos electrónicos en una red local
Servicios bibliotecarios en las bibliotecas digitales

http://feeds.feedburner.com/BibliotecaUniversitariaUclm

Exposición sobre las Cantigas y la música medieval en la Biblioteca Fábrica de Armas

El 1 de Junio de 1252, este mes hace exactamente 760 años, era proclamado Rey un toledano, el infante Alfonso, hijo de Fernando III el Santo y de la princesa alemana Beatriz de Suabia,  que reinó con el nombre de Alfonso X de León y VII de Castilla, y que pasó a la Historia como Alfonso X “El Sabio”.
Alfonso X tuvo una esmerada educación y protegió como ningún otro las Artes, las Letras y las Ciencias. Ya en su época de infante compuso y escribió cantigas, himnos de loa a la Virgen, poesías, y auspició traducciones y ediciones comentadas de numerosas obras filosóficas, literarias y científicas.
En esta muestra haremos una panorámica sobre la música medieval en general y sobre las cantigas en particular. Aclararemos que la cantiga es el género típico de poesía medieval, que se componía y escribía, no ya en latín, sino en romance (habitualmente en la antigua lengua galaicoportuguesa) por trovadores (hoy diríamos poetas cantautores) y se difundía rápidamente de villa en villa por los juglares (artistas ambulantes).
Existen varias tipologías de cantiga. Por su temática pueden ser: las profanas, que se subdividen en cantigas de amigo (en las que una enamorada se queja de la ausencia del amado), cantigas de escarnio (en las que el poeta satiriza a alguna persona o hecho con dobles sentidos e ironías), y cantigas de maldecir (en las que se vitupera directamente y sin rodeos), y por otro lado las cantigas religiosas. De entre estas últimas se han conservado alrededor de 2.100, escritas en galaicoportugués, de las cuales 400 están dedicadas a la Virgen. Las más famosas de todas son las Cantigas de Santa María.
Las Cantigas de Santa María relatan, en su mayoría, diferentes sucesos en los que interviene milagrosamente la Madre de Dios. Refleja la gran devoción mariana existente en el Medioevo. Un mínimo de diez y un máximo de cien se atribuyen a la propia mano de Alfonso X.
En esta muestra exponemos una joya bibliográfica: El facsímil del Códice Rico de las Cantigas de Santa María, cuyo original (manuscrito T. I.1 de la Biblioteca del Real Monasterio del Escorial) forma parte del Patrimonio Nacional.
Se acompaña del volumen con la transcripción y la edición crítica, preparada por un equipo de expertos dirigido por Matilde López Serrano, acompañada de una selección de discos de vinilo del riquísimo fondo de Música procedente de la antigua Escuela de Magisterio de Toledo, recopilado durante décadas por el Catedrático Manuel Fernández y González de Mendoza, que se acaba de jubilar, y su equipo.
Sirva esta pequeña muestra como sincero homenaje al equipo docente que durante tantos años ha formado en nuestra ciudad a cientos de maestros especialistas en Educación Musical.
Para saber más:
Sobre la jubilación de D. Manuel Fdez. y Glez. de Mendoza, en Revista Digital “El Recreo”
Actuación benéfica de los profres. Dres. Manuel Fdez. (al piano) y Carmen Carpio (soprano)
http://feeds.feedburner.com/BibliotecaUniversitariaUclm

El CEPLI, premiado por el Patronato Universitario de Cuenca

El Centro de Estudios de Promoción de la Lectura Infantil, ubicado en el campus de Cuenca, junto a la Biblioteca General, ha recibido con motivo de su X aniversario la Beca de Honor con distintivo áureo, distinción que concede el Patronato Universitario de Cuenca.

El Vicerrector Albentosa ha declarado “Es un centro de investigación de referencia nacional e internacional que ha hecho de la Facultad de Humanidades y Educación un prestigioso centro universitario por su especialización en la literatura infantil y la promoción de la lectura”.

Asimismo, ha destacado la labor que han desarrollado durante casi veinte años un nutrido grupo de profesionales del Campus universitario que, bajo la dirección de Pedro Cerrillo, “creyeron en las posibilidades de investigación y estudio que ofrecía la literatura infantil en tiempos en los que la Universidad española consideraba esta materia un tema menor”.

También se ha concedido la medalla de Oro “Gil de Albornoz” a Antonio Pérez, presidente de honor de la fundación homónima. Ambas distinciones se han concedido durante el pleno ordinario del Patronato Universitario de Cuenca. El Patronato Universitario está formado por el Ayuntamiento de Cuenca, la Diputación provincial, Caja Castilla-La Mancha y por el Vicerrectorado de Cuenca de la UCLM.

Para saber más:
La Nota de prensa de la UCLM
Web del CEPLI

http://feeds.feedburner.com/BibliotecaUniversitariaUclm

In memoriam de Armanda López Moreno

El pasado martes 10 de Febrero falleció en Albacete Dª Armanda López Moreno, directora que fue de la Biblioteca Pública del Estado y del Archivo Histórico Provincial, ya que ocupó hasta su jubilación una de las llamadas plazas dúplices de Facultativo, compartiendo ambos centros el edificio de la Casa de la Cultura. También dirigió hasta 1983 el Centro Coordinador Provincial de Bibliotecas, hoy Sección Provincial del Libro, Archivos y Bibliotecas.

Reproducimos a continuación, las palabras que, para ser leídas en el funeral, escribió nuestro compañero Ángel Javier Aguilar Bañón, Director del Servicio de Bibliotecas del Campus Universitario de Albacete. Sirvan de modesto reconocimiento de sus compañeros a la callada labor que Dª Armanda desempeñó durante tantos años para el mundo de la Cultura, en Albacete y su provincia.

Querida Doña Armanda

Ni siquiera ahora puedo quitarte lo de doña. La culpa la tienes tú, siempre tratando de parecer una directora exigente y recta. Y lo eras, eras una funcionaria escrupulosa, una administradora cuidadosa del bien público. Eras caligráfica como tu firma: Armanda López Moreno, así de derecha. Muchísimos bibliotecarios hemos aprendido de tí, aunque lo que yo recuerdo especialmente es tu actitud de dignidad hacia nuestra profesión en unos tiempos en que había que ganarla cada día.

También recuerdo tu finísimo sentido del humor, que, como otras cualidades de tu carácter, medio ocultabas. Una anécdota: entonces no todo el mundo que trabajaba en la Biblioteca tenía formación de bibliotecario, y tú no estabas segura de cómo se habían intercalado las fichas en el catálogo de autores. Así que me dijiste, con sorna manchega: “Anda, Ángel, repasa esas fichas, que creo que las han colocado por orden analfabético“.

Pero lo que más recuerdo de ti es esa niña que vivía en el cascarón de tu uniforme de jefa. Esa niña enamorada de su padre que vivió la posguerra refugiada en los libros. Tú luchabas por ocultarla con ese café negro que tomabas sin azúcar, o con ese carmín que te ponías, estuvieras como estuvieras y te doliera lo que te doliera. La tratabas de ocultar cuando ibas, toda seria, a hablar con los políticos, una y otra vez, hasta que conseguiste esta biblioteca tan chula que ahora tenemos.

Tú eras más que nada esa niña tímida que ahora estará pasándolo mal al saberse el centro de atención. Esa niña que se te iba transparentando los últimos años, cuando te veía en la silla de ruedas tras tantas operaciones.

Esa niña, Armanda, que por fin ya está con su padre y ha dejado de sufrir.

Ángel Aguilar

http://feeds.feedburner.com/BibliotecaUniversitariaUclm