RUIDERAe: Revista de Unidades de Información ya tiene un Perfil en Google Scholar Citations

     RUIDERAe: Revista de Unidades de Información. (ISSN 2254-7177). Revista electrónica promovida por las unidades de información de la Universidad de Castilla-La Mancha: Archivo Universitario, Biblioteca y Área TIC, ya tiene una trayectoria de cinco años y diez números, cerca de cuarenta artículos, experiencias, presentaciones y reseñas, su frecuencia de publicación es semestral y se publica en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons. En 2012 cuando comenzó su andadura se publicaba con el subtítulo de Revista de Unidades de Información. Descripción de Experiencias y Resultados Aplicados.

A partir del número 11 de 2017 acorta este subtítulo y la nueva denominación es RUIDERAe: Revista de Unidades de Información. El equipo editorial está formado por Pilar Gil (Archivo Universitario), Antonio Galán (Biblioteca Universitaria) y Andrés Prado (Área TIC). En estos días coincidiendo con su cambio de nombre además cuenta con un Perfil propio en Google Scholar Citations de tal manera que aumenta su visibilidad en el buscador Google y conocemos las citas que reciben sus artículos y otros indicadores. Los resultados de los datos en el perfil aparecen ordenados por defecto por los artículos más citados, aunque también es posible hacer una consulta por orden cronológico.

     Aquí tenéis una imagen de GSC: la cabecera del perfil con los datos básicos, la ordenación de los artículos más citados, y en la columna de la derecha podéis ver el resumen bibliométrico de la revista, citas desde 2012 21, índice h= 2 (indica que hay 2 artículos que recibieron 2 citas o más); índice i10=1 (indica que hay 1 artículo que tiene 10 citas o más) que como veis trata sobre el plagio académico, un tema de mucha actualidad. Esperamos que ahora la revista alcance mayor proyección y relevancia en su área de interés.

     ¡Enhorabuena a todos los que hacen posible la revista!  Y a ver si os animáis a enviar contribuciones para que siga creciendo.

A propósito de los 15 años de Budapest Open Access Initiative

Uno de los investigadores que participaron en la redacción del documento de la Declaración de Budapest -BOAI, Budapest Open Access Initiative 2002- Jean-Claude Guédon alerta sobre cómo el sistema de publicación en abierto tiene problemas para mantenerse a salvo. Por un lado, cada vez es más frecuente que las revistas científicas que se comercializan a través de grandes editoriales cobren a los investigadores por el proceso de revisión de expertos, es el modelo APC -Article Processing Charges- ahí hacen la recaudación, las empresas de la edición científica no van a desaparecer y buscan nuevos modelos de negocio que les concedan un sitio en este mundo de la ciencia abierta. Después, una vez aceptado el manuscrito por los editores para ser publicado pueden ofrecerlo en abierto de forma inmediata o con periodos de embargo pequeños. Se desvirtúa la ruta dorada del open Access con un modelo híbrido, la idea del acceso abierto a los artículos de revistas sin trabas económicas, tecnológicas o jurídicas queda en entredicho con estas tasas que se requieren para la revisión científica. Algunas instituciones de investigación negocian descuentos en estas cantidades porque pese a todo es necesario publicar en esas revistas selectas, las Q1 posicionadas como las de mayor factor de impacto.

Si consultamos DOAJ -directorio de revistas en acceso abierto- podemos consultar el listado de revistas que son abiertas y gratuitas en el proceso de aceptación de artículos y cuales nos piden una cantidad para la revisión científica. La propia Comisión Europea en el 7º Programa Marco de Investigación asignaba cuantías importantes de dinero a este proceso de validación de artículos científicos en revistas que cobran por este proceso. El sistema parece un tanto perverso, alejado de lo que se pretendía con el Open Access.

Otro problema lo plantean los Repositorios, tanto los temáticos como los institucionales, que no siempre garantizan que la producción científica que se deposita en ellos sea de calidad y que se haya validado por expertos adecuadamente. La ruta verde también queda cuestionada pese a que algunos Repositorios están diseñando muy buenas prácticas de la validación de calidad. Todavía queda mucho camino por recorrer y los editores académicos no se lo van a poner fácil a la comunidad científica.

Si queréis leer el texto original de Claude Guédon aquí os dejo el enlace:

http://www.budapestopenaccessinitiative.org/open-access-toward-the-internet-of-the-mind

También os puede interesar la declaración Budapest Open Access Initiative:

http://www.budapestopenaccessinitiative.org/translations/spanish-translation

 

La Página de Biblioteca Universitaria UCLM en Facebook llega a 49.22 Klout Score

¡Estamos de enhorabuena! La página de la Biblioteca Universitaria UCLM en FACEBOOK, https://www.facebook.com/bibliotecauniversitaria.uclm/ consigue 49.22 de índice Klout Score.

En 2012 se crearon diversas cuentas de Facebook en las bibliotecas de los diferentes campus universitarios y a finales de 2015 se fusionaron en una única página. Entonces teníamos más de 5.500 seguidores y un índice Klout de 43 puntos, nos situábamos en la mitad de la tabla de Bibliotecas Universitarias con presencia en esta red social, según datos facilitados por REBIUN. La red más utilizada en España es Facebook junto con Whatsapp, así lo señala el Estudio anual de redes sociales 2016, del IAB Spain. Los profesores y estudiantes universitarios también responden a esta tendencia, por eso la Biblioteca Universitaria siempre ha cuidado su presencia en este canal. El 1 de febrero de 2017 situamos la cuenta en 6.677 seguidores y el índice Klout en 49.22, una clasificación alta, que sitúa a la Biblioteca Universitaria como influyente entre las páginas similares de nuestro entorno.

Pero, ¿qué es Klout? Es una plataforma web que mide el grado de influencia de una persona o marca en las Redes Sociales a través de un índice llamado Klout Score. Para calcular este índice se analizan más de cuatrocientos parámetros de las distintas redes sociales y se les asignan una puntuación que oscila de 1 a 100 puntos. La media de los usuarios, personas o marcas que tienen índice Klout, alcanzan unos 40 puntos, situarse por encima de esa media, es decir, tener más de 40 puntos es conseguir ser un influencer. Este índice no es de tipo cuantitativo, no mide el número de contenidos generados o de seguidores de una página o persona, sino que calcula la capacidad de influencia de una determinada cuenta al transmitir sus contenidos. Puede haber personas y páginas con miles de fans o seguidores que no consiguen interactuar con ellos, el secreto está en tener respuestas, menciones o me gusta en los contenidos que compartimos, que se expandan los contenidos en la Red.

Apenas un 5% de los usuarios de Klout superan los 60 puntos del índice. Hay personas que con poca actividad, como el Papa Francisco, pueden conseguir un índice Klout que supera los 90 puntos.

¿Cómo calcular el índice Klout Score? Es muy sencillo, entras en https://klout.com/ aceptas la conexión del servicio web con tus perfiles y se realizarán los cálculos necesarios para definir tu nivel de influencia, la máxima puntuación conseguida es la de Barack Obama con 99 puntos, un caso excepcional. Situarse por encima de 40 es conseguir superar la media de usuarios de Klout. Acercarnos a los 50 puntos nos anima a seguir trabajando, generando contenidos de calidad, interactuando con nuestros seguidores, compartiendo entradas de forma divertida y cercana a nuestros seguidores, afianzando nuestra marca corporativa.

El mérito es de un equipo muy grande de bibliotecarios de todos los campus, los que directamente elaboran noticias cada semana, los que nos comparten, los que interactúan, …. ¡Felicidades a todos, nos vemos en las redes!

A PROPÓSITO DE LA SEMANA INTERNACIONAL DEL ACCESO ABIERTO

OPEN ACCESS WEEK 2016 #OAweek2016,  del 24 al 30 de Octubre.openaccess

Todavía algunos investigadores de la Universidad se preguntan si publicar en abierto tiene la misma validez que hacerlo en las revistas tradicionales, creen que la calidad de las publicaciones científicas abiertas es más baja o que no les van a valorar de igual forma una publicación en una revista de acceso abierto que una revista comercial.

Sigue habiendo confusiones al respecto, una de la revistas de mayor impacto científico Nature es de acceso abierto y algunos de los editores más prestigiosos como Springer o PLoS ajustan las políticas del acceso abierto a nuevos modelos de negocio. La garantía de la calidad científica de una publicación la dará el proceso de revisión por pares y la política científica que se aplique en cada caso.

Pero no solo la edición científica está reinventándose día a día sino que los propios científicos planifican la difusión de sus trabajos y la visibilidad de la investigación se convierte en una acción estratégica que deben acometer las Universidades. El Acceso Abierto no es una amenaza para el proceso de producción científica, es más bien una oportunidad para la transferencia de conocimiento en la sociedad de la información.

openOpen Access (OA) o acceso abierto a la producción científica es “la disponibilidad gratuita en la Internet pública, que permite a cualquier usuario leer, descargar, copiar, distribuir, imprimir, buscar o añadir un enlace al texto completo de esos artículos, rastrearlos para su indización, incorporarlos como datos en un software, o utilizarlos para cualquier otro propósito que sea legal, sin barreras financieras, legales o técnicas, aparte de las que son inseparables del acceso mismo a la Internet. La única limitación a la utilización del documento viene impuesta por los derechos morales de autor, ya que el autor mantiene el control sobre la integridad de sus trabajos y el derecho a ser adecuadamente reconocido y citado”, así está definido en las Recomendaciones para la implementación del artículo 37 Difusión en Acceso Abierto de la Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación (2014), elaboradas por FECYT en colaboración con REBIUN.

art37Con motivo de la celebración de la Semana Internacional del Acceso Abierto, REBIUN ha publicado una selección de infografías explicativas de los puntos esenciales http://www.accesoabierto.info/ y en la Biblioteca Universitaria de la UCLM queremos recordar a nuestros usuarios los aspectos esenciales de este nuevo paradigma de la comunicación científica.

La Universidad de Castilla-La Mancha suscribió la adhesión a la Declaración de Berlín sesión ordinaria del Consejo de Gobierno del 28 de mayo de 2014, con la finalidad de la promoción del desarrollo de políticas de acceso libre y universal a la información, en especial, a la información científica y a los avances que en todo el mundo se producen en materia de investigación.

La importancia del movimiento Open Access se refleja en algunos textos legales como la Ley 14/2011, de 1 de junio, de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación, que establece el compromiso con la difusión universal del conocimiento mediante el posicionamiento a favor de las políticas de acceso abierto a la información científica, incluso se dispone que “todos los investigadores cuya actividad ha sido financiada mayoritariamente con los Presupuestos Generales del Estado están obligados a publicar en acceso abierto una versión electrónica (…)” y se encomienda a los agentes del sistema el establecimiento de repositorios institucionales de acceso abierto, el art. 37 de dicha ley desarrolla diversos apartados sobre la difusión en acceso abierto. Además conlleva unos beneficios como, entre otros: mayor exposición y visibilidad del trabajo o mayor ratio de citación.

Por otro lado, el Real Decreto 99/2011, de 28 de enero, por el que se regulan las enseñanzas oficiales de Doctorado, que establece que “una vez aprobada la tesis doctoral, la universidad se ocupará de su archivo en formato electrónico abierto en un repositorio institucional y remitirá, en formato electrónico, un ejemplar de la misma así como toda la información complementaria…”. En el contexto europeo, el Programa Marco Horizonte 2020 también requiere el depósito en acceso abierto de todas las publicaciones revisadas por pares, generadas por los proyectos financiados por ellos y se trabaja actualmente en el acceso abierto de los datos de investigación.

Las dos vías para publicar en abierto son:

  1. Ruta dorada: publicación en revistas del movimiento Open Access. Los autores publican de forma gratuita en internet.
  2. Ruta verde: mediante el depósito en repositorios. El autor autoarchiva una copia electrónica de su artículo científico (evaluado por pares) en un repositorio institucional o temático de acceso abierto. En RUIDERA, https://ruidera.uclm.es/xmlui/        ruideraban

suber

Si quieres profundizar en este tema, una lectura básica la obra de Peter Suber, traducida por Remedios Melero, Acceso Abierto, 1ª ed. En español. – México: UAEM, 2016. Accesible en: http://ri.uaemex.mx/handle/20.500.11799/21710

LOS BIBLIOTECARIOS COMO FORMADORES EN ENTORNOS VIRTUALES

CI2

Un nuevo rol asumen los bibliotecarios en las universidades con el desarrollo de las CI2, competencias informáticas e informacionales -ALFIN, alfabetización informacional, information literacy– dirigida a los diferentes colectivos de usuarios, en un contexto tecnológico y virtual de aprendizaje, que combina la accesibilidad y fácil seguimiento de dichas acciones formativas con la adaptabilidad a diferentes perfiles de usuarios con diferentes necesidades, todo ello enmarcado en el aprendizaje a lo largo de la vida.

La alfabetización en información se desarrolla mayoritariamente en un Entorno Virtual de Aprendizaje, lo que los expertos llaman EVA, que no solo es un aprendizaje en un contexto tecnológico sino que, además, requiere de la presencia de otros elementos esenciales:

  • La presencia de conocimiento: los participantes, alumnos y profesores-bibliotecarios, deben ser capaces de construir significados a partir de una comunicación didáctica, es una presencia cognitiva. Este aprendizaje en línea debe incorporar herramientas interactivas y de comunicación fluidas.
  • La presencia social: los participantes deben proyectar sus características personales dentro de la comunidad, no podemos olvidar que son personas reales, tanto los alumnos como los profesores-bibliotecarios que desempeñan diferentes roles: elaboradores de contenidos, profesores-tutores, coordinadores.
  • La presencia de la enseñanza: los cursos de formación en línea que planifican los bibliotecarios deben responder a una experiencia educativa, es una experiencia facilitadora de aprendizaje en la que el rol del bibliotecario-docente es fundamental.
  • También hay que contar con la participación del docente universitario que debe conocer dichas actividades formativas de la biblioteca para recomendar a sus alumnos la realización de las mismas, para definir contenidos e identificar necesidades, establecer calendarios más adecuados, niveles formativos, etc.

MoodleEn la Biblioteca de la Universidad de Castilla-La Mancha los cursos en línea dirigidos a los diferentes colectivos de usuarios se realizan a través de la plataforma Moodle, nuestro campus virtual de aprendizaje. Es recomendable que todos los cursos en línea incluyan:

  • Una guía docente con la descripción y objetivos del curso, periodo de tiempo para la realización, forma de evaluación, certificaciones.
  • Un foro de comunicación entre alumnos y profesores para cuestiones generales, de tipo técnico y de carácter organizativo.
  • Los módulos de aprendizaje o unidades didácticas: que reúnen los contenidos básicos, materiales textuales y vídeos. También se incorporan contenidos para ampliar conocimientos, recursos multimedia, enlaces recomendados. Además, las unidades didácticas pueden incorporar foros sobre dudas de los contenidos.
  • Las actividades o tareas de aprendizaje: pueden ser de naturaleza muy diversa, son siempre evaluadas y corregidas por el profesor-bibliotecario. Pueden ser simulaciones, tareas o simples cuestionarios que permitan valorar la asimilación de conceptos básicos.

CampusEn definitiva, el bibliotecari@ en la Universidad desarrolla nuevas competencias profesionales, nuevos conocimientos, valores y habilidades para favorecer su participación en el aprendizaje a lo largo de la vida de los usuarios de las bibliotecas. Y dicen los entendidos “El mejor tutor (profesor-bibliotecario) es aquel que trabaja para que sus alumnos no lo necesiten, para que sean autónomos”.

 

 

UN POCO DE HISTORIA DEL LIBRO Cómo la censura sirvió para configurar la portada y otros elementos del libro

El mundo del libro en la España de los Austrias fue pronto sometido a control por las autoridades civiles y eclesiásticas, no solo para supervisar los contenidos que se divulgaban en letra de molde, sino para fiscalizar esta nueva actividad económica que con tanta rapidez se estaba expandiendo por Europa y el nuevo mundo y que, a todas luces, enseguida resultaría provechosa.
Taller (2)No toda la legislación afectaba por igual a los distintos reinos pues algunos tenían sus propios fueros. Así en el Reino de Castilla en 1502 se inicia por primera vez la llamada censura previa en una pragmática dada por los Reyes Católicos en Toledo, que quedaba descentralizada en una serie de organismos y personas, eclesiásticas y civiles de la administración del reino. Poco a poco se va desarrollando una legislación propia sobre esta nueva actividad del arte tipográfico y sus artesanías vinculadas a la producción y comercialización de libros.
Fue la Pragmática de 1558, dada por Felipe II la que de verdad estableció el control sobre la impresión de libros, llegando a estar en vigor durante todo el Antiguo Régimen. Esta pragmática influye en la propia configuración externa del libro ya que los datos esenciales de cada obra se debían recoger en una portada y los diversos preliminares de licencias, aprobación eclesiástica, privilegio y tasa se imprimían y colocaban antecediendo a la obra propiamente dicha. Con Felipe II se centraliza la concesión de “licencias” para la impresión en el Consejo de Castilla, previas las aprobaciones pertinentes. El ejemplar presentado para la obtención de la licencia debía ser firmado y rubricado por un escribano de dicho Consejo en cada plana y hoja, y según dicho texto debía imprimirse la obra.
TiposEl impresor primero debía imprimir la obra o texto, sin portada ni preliminares, y una vez concluida la impresión, volvía a presentar de nuevo el ejemplar al Consejo para que un corrector oficial realizase el oportuno cotejo con el ejemplar que había sido aprobado y rubricado, certificando su total adecuación al mismo, salvo las posibles erratas.
El Consejo también fijaba el precio de venta de cada pliego y añadía una tasa certificada de venta. El tipógrafo entonces imprimía la portada con los preliminares que incluían la licencia, aprobaciones, privilegio, tasa y erratas que se hubieran podido detectar. Obligatoriamente la portada debía incluir los datos de autor, título, el nombre del impresor y el lugar dónde se imprimió. Se establecían rigurosas sanciones para los posibles incumplimientos. LicenciasLas trabas y las restricciones que para la impresión de libros se decretaban fueron cada vez mayores, incluso en 1627 Felipe IV dispuso:
“No se estampen relaciones, ni cartas, ni apologías, ni gacetas, ni nuevas, ni sermones ni discursos o papeles sobre materias de Estado ni Gobierno, ni otras cualesquiera, ni coplas, ni diálogos, ni otras cosas aunque sean muy menudas y de pocos renglones, sin examen ni aprobación”.
Cervantes1613Las penas por el incumplimiento podían ocasionar el destierro, la pérdida de bienes e incluso la muerte, si bien en el Reino de Castilla nunca se llegará a tales extremos. Los impedimentos burocráticos para obtener los permisos necesarios y los impuestos cada vez mayores a los que se sometía la actividad tipográfica, la fabricación de papel y el comercio librero, fueron empobreciendo la producción impresa de forma paulatina frente a las grandes obras que se estampaban en otros países europeos, el Siglo de Oro de las letras españolas también ha sido el siglo de oro del arte tipográfico, aunque poco a poco se irá perdiendo el esplendor como hemos señalado, la censura que comenzó con los Reyes Católicos acompañará al libro a lo largo de la historia con mayor o menor crudeza según los diversos momentos históricos llegando hasta la actualidad.

Nota: Todas las ilustraciones son de uso libre. Las imágenes bibliográficas proceden de la Biblioteca Nacional de España incluida la portada de las Novelas Ejemplares de Miguel de Cervantes de 1613 que incluyo aquí a modo de ejemplo de cómo se configuraron los datos de la portada en los impresos de la España de los Austrias.