“El misterio del cuarto amarillo” de Gaston Leroux en el Club de Lectura de Albacete: reunión literaria y “escape room”

El lunes 19 de marzo, el Club de Lectura de la Biblioteca del Campus de Albacete, se reunió para comentar un nuevo libro, en este caso de misterio: “EL MISTERIO DEL CUARTO AMARILLO” del escritor francés Gastón Leroux.

“El misterio del cuarto amarillo” (“Le Mystère de la Chambre Jaune”, título original en francés), ópera prima del periodista nizardo Gastón Leroux (1868-1927), es uno de los primeros relatos del tipo “misterio del cuarto cerrado”, en la que el crimen tiene lugar en una habitación a la que es imposible entrar y de la que es imposible salir.

La reunión comenzó con la proyección de un pequeño fragmento de una de las cuatro versiones de la película basada en la novela homónima de Gastón Leroux, concretamente, la argentina de 1947, y acto seguido, como viene siendo habitual, la coordinadora del Club hizo la introducción sobre la vida y obra del autor francés.

Después fue el turno de Andrea, alumna de Agrónomos, miembro del Club de Lectura, la que nos presentó brevemente la novela para luego pasar a comentarla entre todos sus miembros.

Fue una brillante y amena exposición. Podemos decir que fue todo un placer ver a una persona joven tan interesada por la lectura y hablando con tanta ilusión.

Nos comentó que para ella este libro es una “novela interactiva” pues el protagonista, Rouletabille, nos hace partícipe desde el primer momento de todos sus razonamientos y deducciones, envolviéndonos con él lentamente en el misterio.

Entre otras cosas Andrea piensa que Leroux juega al despiste con los lectores. Nos ofrece muchísima información que muchas más veces nos despista que nos aclara, igual esa era la intención del autor.

Al igual que antes Poe con “Los crímenes de la calle Morgue” (1841) y Conan Doyle con “Sherlock Holmes” (1887), Gaston Leroux  con “El misterio del cuarto amarillo” (1907) también es padre de un personaje detectivesco y usa todos los ingredientes que una buena novela de misterio debe tener. En este caso, el reportero detective es Rouletabille y en los anteriores Dupin y Sherlock Holmes.

En las tres novelas aparecen los personajes y temas del género detectivesco:

  • Figura del investigador (Rouletabille)
  • Su compañero y biógrafo (Sanclair)
  • Un misterio inexplicable (en este libro tres misterios, a falta de uno)
  • Varios sospechosos erróneamente inculpados (los criados, “el hombre de verde”, el Sr. Stargenson, el tio Jacques, Robert Darzan….)
  • Solución del crimen a partir de las observaciones minuciosas de los hechos materiales y psicológicos.
  • Examen de los testimonios
  • Método del razonamiento hipotético-deductivo.

El final del libro nos sorprendió a todos porque unos dedujimos una cosa y otros todo lo contrario. En broma, ya comentábamos si habíamos leído el mismo libro.

No revelamos el final por si alguien se anima a leerlo. Solo deciros que raya lo folletinesco, pues esta obra, como muchas de las que escribió este autor, fueron publicadas como cuentos por entregas en periódicos de París y la intención final era dejar expectantes a los lectores.

En el caso de esta lectura hay que decir que continúa la historia en otra obra del mismo autor con el título: “El perfume de la Dama de Negro”.

Después de aportar nuestras opiniones sobre cada uno de los protagonistas decir que se trata de un libro fácil de leer, consideramos que para nada se trata de un libro juvenil aunque sabemos que es considerado todo un clásico de la literatura juvenil de misterio.

Gaston Leroux estudió Derecho, trabajo en varios periódicos franceses de la época y todo esto lo aplicó luego a sus novelas. “El fantasma de la ópera” es su novela más conocida.

Para finalizar, y en honor al nombre de nuestro club “El Sabor de la Lectura”, decir que una compañera lectora nos deleitó con un exquisito bizcocho de mandarinas que acompañamos con una infusión digestiva de anís, regaliz y menta.

Por otra parte decir que en sintonía con este libro se desarrolló una actividad extraacadémica: “Escape Room” en la que, como todos sabéis, se trata de salir de una habitación totalmente cerrada en un tiempo determinado, descubriendo una serie de pistas que debemos descifrar para poder salir del cuarto cerrado, con vida. Por un rato, todos nos convertimos en unos imitadores del gran reportero Rouletabille.

Una vez más podemos decir que hemos  disfrutado de “El sabor de la Lectura” en toda su extensión.

Pilar Alcón Jiménez, coordinadora del Club de Lectura de la Biblioteca del  Campus de Albacete.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *