Mensaje del Sr. Koichiro Matsuura, Director General de la UNESCO, con motivo del Día Mundial del Libro: 23 de abril de 2009

Desde 1996, el Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor, que se celebra cada 23 de abril, nos brinda una ocasión singular de meditar mancomunadamente sobre los nuevos desafíos que se plantean al libro, concebido éste al mismo tiempo como industria editorial, obra de arte y herramienta esencial para lograr una educación de calidad para todos.
Cabe situar este Día Mundial en el marco del Decenio de las Naciones Unidas de la Alfabetización (2003-2012), que tiene por lema “La alfabetización: un camino hacia la libertad”, con el fin de evocar la dimensión emancipadora del libro.
Esta articulación resulta especialmente necesaria, sobre todo si queremos que el libro sea un vector primordial de alfabetización para todos los seres humanos y, en particular, para los grupos sociales marginados, en un momento en que uno de cada cinco adultos no sabe leer ni escribir.
Instrumento que permite conocer y compartir, el libro debe servir a la educación, la plena realización y la autonomización de la persona. En ese sentido, es un instrumento que contribuye a hacer realidad el derecho universal a la educación y la participación efectiva de todos en la vida social, política y cultural.
Además, es preciso insistir –ahora que acabamos de celebrar el 60º aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos- en que el libro no es nada si no garantizamos su libre circulación. En efecto, es esa “libre circulación de las ideas por medio de la palabra y de la imagen”, consagrada en la Constitución de la UNESCO, lo que debe seguir siendo objeto de nuestra atención constante hoy en día, para seguir promoviendo el acceso universal al libro.
Es evidente que en la cuestión del libro y de su difusión lo que está en juego es a la vez nuestra comprensión de una auténtica educación de calidad para todos y el respeto a la universalidad de los derechos humanos y las libertades fundamentales para todos.
Con motivo de la 14ª edición del Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor, invito solemnemente a todos los países, los asociados y los amigos de la UNESCO a que nos acompañen en una reflexión común sobre la función que el libro desempeña en nuestras políticas educativas y culturales, y su contribución al fomento de la diversidad creadora, una dimensión que es hoy más útil que nunca.
Koichiro Matsuura
http://feeds.feedburner.com/BibliotecaUniversitariaUclm

El Vicerrectorado de Cooperación Cultural organiza la III Semana Cervantina

Intenso programa de actividades en la tercera edición de la Semana Cervantina
La ilustración, la música, conferencias y la concesión de premios a la investigación filológica, todo ello en torno a los Quijotes infantiles y juveniles, protagonizarán este año la tercera edición de la Semana Cervantina que se celebrará en el Aula Cultural Universidad Abierta del 20 al 24 de abril. Organizada por el Vicerrectorado del Campus de Ciudad Real y Cooperación Cultural y la Cátedra Cervantes, contará con algunos de los más prestigiosos especialistas en literatura infantil y en la adaptación de clásicos.
El lunes 20 de abril comienza en el Aula Cultural Universidad Abierta la tercera edición de la Semana Cervantina. Organizada por el Vicerrectorado del Campus de Ciudad Real y Cooperación Cultural y la Cátedra Cervantes acogerá una serie de actividades destinadas a la celebración del Día del Libro en la que tendrán cabida conferencias, encuentros y una exposición que girarán en torno a un tema central: quijotes infantiles y juveniles.
Este espacio contará desde el 20 al 24 de abril con algunos de los más prestigiosos especialistas en literatura infantil y, muy especialmente, en la adaptación de los clásicos, fundamentalmente del Quijote, quienes discutirán sobre la pertinencia de estas propuestas para los primeros pasos de la lectura.
La conferencia ‘El Quijote para niños’ de la profesora de la Universidad Autónoma de Madrid María Victoria Sotomayor, abrirá el 20 de abril a las 18 horas esta tercera edición de la Semana Cervantina. A su conclusión tendrá lugar la inauguración de la exposición ‘La ilustración infantil de los clásicos’ de Francesc Rovira, uno de los ilustradores de literatura infantil y juvenil más sobresalientes. Su obra, que puede contemplarse en www.francescrovira.com , recoge 40 ilustraciones para obras clásicas adaptadas tales como El Quijote, Las novelas ejemplares de Cervantes, El Cid, El Lazarillo de Tormes, Las Leyendas de Bécquer o La Odisea. Un amplio conjunto que ofrece una imagen muy definida de la interacción entre la imagen y la lectura en las primeras etapas de formación. Esta primera jornada la cerrará Pedro Cerrillo, profesor de la UCLM y director del Centro de Estudios de Promoción de la Lectura y Literatura Infantil, con una ponencia que versará sobre la educación literaria.
El martes 21 y enmarcado en el III ciclo de conferencias Alfonso X, tendrá lugar a partir de las 19.30 horas el encuentro con la escritora María Gudín, médico neurólogo del Hospital General de Ciudad Real, quien a través de su experiencia como creadora de dos importantes novelas de carácter histórico (‘La reina sin nombre’ e ‘Hijos de un rey godo’) trasladará su visión sobre las relaciones entre historia y literatura.
Un día más tarde Francesc Rovira comentará desde las 18 horas el largo proceso creador del ilustrador y que procede desde las primeras desde las primeras lecturas del clásico original al diálogo para llegar al imaginario plástico infantil. Seguidamente Rosa Navarro, catedrática de Literatura Española en la Universidad de Barcelona, trasladará su experiencia como adaptadora y divulgadora de clásicos españoles a través de su conferencia ‘Don Quijote a la medida de sus lectores’.
Finalmente el jueves 23, a las 18 horas, el profesor Eduardo Urbina, director del Proyecto Cervantes, pronunciará la conferencia ‘Historia y prácticas iconográficas del Quijote juvenil ilustrado’. Acto que se verá acompañado por la entrega del premio de investigación Cátedra Cervantes que este año ha recaído en la obra ‘Yo he leído en Virgilio’ de Antonio Barnés Vázquez.
Asimismo, la Semana Cervantina concluirá con un concierto de voz y guitarra que lleva por título ‘La voz y la lira. La poesía en la guitarra española’, donde a cargo de la joven soprano Paula Nogueira y del guitarrista Pablo Despeyroux podrán escucharse cuatro siglos de composición para voz y vihuela, voz y guitarra barroca y voz y guitarra española, con obras de Fuenllana, Narváez, Valderrábano, Gaspar Sanz, José Marín, Sor, Granados, Falla o Joaquín Rodrigo.
Gabinete de Comunicación UCLM.
http://feeds.feedburner.com/BibliotecaUniversitariaUclm

La Biblioteca Universitaria se adapta al Espacio Europeo de Educación Superior. Su director, Antonio Galán, entrevistado en Infocampus

… Y es pionera en la adaptación a Bolonia. Son palabras del Director de la Biblioteca Universitaria de Castilla-La Mancha, Antonio-Luis Galán Gall, en la entrevista que le ha realizado la revista “Infocampus, publicación mensual de información académica”, en su número de Abril.
Algunos extractos de interés:
“Nuestra biblioteca encabeza las clasificaciones nacionales y, más recientemente, aparecemos en el puesto 13 de 54 en fondos bibliográficos”.
“Nuestro mayor esfuerzo se encamina a la transformación de los servicios bibliotecarios en lo que se ha venido en llamar Centros de Recursos para el Aprendizaje y la Investigación (CRAIs)” (…). Nos estamos preparando para ofrecer nuevos servicios: aulas de tutorías, de autoaprendizaje, de idiomas o salas de trabajo en grupo”.
“Nuestro objetivo no es otro que el de facilitar a los estudiantes el acceso a la información electrónica, favoreciendo de paso, la extensión de servicios más allá de la propia biblioteca”.
“Desde la BUCLM estamos trabajando en un proyecto ambicioso, íntimamente ligado con los recursos tecnológicos (…) consistirá en la creación del denominado Repositorio Institucional, es decir, una gran base de datos en acceso abierto que contenga todos los resultados de investigación, así como otra información de interés que genere la universidad”.

Enlace al texto completo de la revista en pdf (el artículo se encuentra en las páginas 14 y 15) http://www.uclm.es/gabinete/archivos/infocampus/112.pdf

http://feeds.feedburner.com/BibliotecaUniversitariaUclm

En el día del Libro Infantil y Juvenil

Hoy es dos de abril, y se celebra en todo el mundo el Día Internacional del Libro Infantil, coincidiendo con el aniversario del natalicio de ese gran cuentista universal que fue Hans-Christian Andersen. Por ello, deseo felicitar por su callada labor a todos aquellos compañeros que desempeñan su trabajo, a menudo no valorado con justicia, en las secciones infantiles y juveniles de las bibliotecas públicas, y a los pequeños libreros que no sólo venden, sino que asesoran y aconsejan a las familias lectoras, y ayudan a meter en casa a ese fiel amigo llamado libro.
La fiesta la empezó a conmemorar en 1965 la IBBY, International Board of Books for Young People (Organización Internacional para el Libro Juvenil), fundada en Suiza doce años antes). Su delegación en España es la OEPLI, Organización Española Para el Libro Infantil y Juvenil, que sustituyó en 1982 a la Comisión de Literatura Infantil del antiguo Instituto Nacional del Libro Español.
Para los bibliotecarios es una gran fiesta, porque el público infantil es, o debe de ser, prioritario en nuestros centros. Si sabemos engancharles, tendremos futuros lectores adultos. Pero si no sabemos fidelizar a estos usuarios, no volverán a pisar una biblioteca y –lo que es peor- no leerán en su vida, salvo por obligación. Es muy difícil habituarse de adulto a la lectura (y al decir lectura, me refiero a la lectura por ocio, por el mismo afán de leer), si no se ha tenido afición en la infancia. Quien no lee de niño, raramente se enganchará a hacerlo con cuarenta años. Ni siquiera con veinte.
La Encuesta de Hábitos y Prácticas Culturales en España, encargada por el Ministerio de Cultura y que ha preguntado a una docena de millares de españolitos, nos dice que sólo algo menos de la mitad de la ciudadanía (Un 49,1 %) tiene el hábito de leer con alguna frecuencia libros que no estén relacionados con su profesión o estudios. La encuesta considera “leer con mayor regularidad” a hacerlo sólo una vez a la semana, o más, y dice que los que lo hacen son un 30,1%, más mujeres que hombres, y que el hábito decrece a partir de los 45 años y llega a su nivel más bajo, paradójicamente, tras los 65, cuando más tiempo libre se tiene. Por autonomías, las regiones menos lectoras de España son: Extremadura, y, empatando en el segundo lugar, Murcia y Castilla-La Mancha. La estadística la engorda un poco la lectura de prensa y revistas de información general y cultural, resultando que el 50,3 % de los españolitos lee prensa con cierta cotidianeidad, el 25% todos los días, o casi todos. No valen las revistas especializadas o científicas, al igual que no valen los libros académicos ni relacionados con el trabajo.
¿Qué conclusiones hemos de sacar? Tal vez que esta encuesta arrojaría resultados mucho más satisfactorios si esos lectores leyesen de manera habitual en la escuela, en todos sus grados, desde la educación infantil hasta la preuniversitaria, y si sus padres o educadores los acostumbrasen (incluso desde su etapa de prelectores), a acudir a las bibliotecas públicas. Y no a sacar videos o discos, como únicamente hacen multitud de usuarios infantiles y juveniles, sino a practicar ese hábito tan habitual en otros países europeos llamado LECTURA.
Y también subirían las estadísticas de lectura si la administración competente en Educación y Ciencia hiciese obligatoria la figura del Bibliotecario Escolar en colegios e institutos. Es lamentable que, en pleno siglo XXI y salvo honrosas excepciones, los centros de enseñanza de nuestro país carezcan de bibliotecario, desempeñando sus funciones profesores y maestros, por turnos, a su buen saber y entender, para completar su jornada obligatoria. El educador es, y ha de ser, una pieza básica en la formación de los hábitos lectores de nuestra infancia… en el aula, y evidentemente en la biblioteca de aula si existiese, pero no debe gestionar las bibliotecas escolares de centro. Se requieren profesionales para ello, que para eso los hay. La autoridad educativa debe coger el toro por los cuernos y crear plazas de bibliotecario escolar. No optativamente, sino de manera obligatoria. Hasta que esto ocurra, las mal llamadas bibliotecas escolares serán salas con libros y aparcaderos de niños, pero nada más. El Ministro o Consejero de Educación que haga obligatoria la existencia de bibliotecarios profesionales en los centros de enseñanza de su competencia, habrá dado un paso de gigante en la formación de nuestros niños, que son el mañana de la sociedad, y conseguirá la anhelada equiparación a niveles europeos de los hábitos de lectura de nuestros ciudadanos.
Mi deseo es que pronto podamos verlo.
Antonio Casado
http://feeds.feedburner.com/BibliotecaUniversitariaUclm