Fallece Rosa Sepúlveda, profesora de Biblioteconomía y Archivística de la UCLM

Ha fallecido la profesora Sepúlveda, docente de gestión documental de la UCLM y delegada en Albacete del Centro de Estudios de Castilla-La Mancha. Reproducimos la elegía que le dedicó Carmen Gil, Directora de la Biblioteca y Archivo de la Diputación de Albacete.
Hace veinticinco años que conocí a Rosa María Sepúlveda y ya entonces compartíamos la pasión por algo muy raro en aquellos tiempos: los archivos. Recuerdo las risas de nuestra primera conversación cuando nos contábamos las explicaciones y las definiciones que dábamos para intentar explicar en qué consistía nuestro trabajo.

 

Desde entonces hasta su muerte en septiembre seguimos trayectorias semejantes, ella desde el Archivo Histórico Provincial, primero y después en la Universidad, y yo en el Archivo de la Diputación; incluso durante un tiempo compartimos locales pues parte del fondo de la Delegación de Hacienda permaneció en el sótano de la Diputación hasta su instalación definitiva en el edificio de la calle Padre Romano en 1991.
Rosa comenzó su andadura archivística en el ya lejano 1982 de becaria, como estaba mandado en la época. El centro estaba entonces dirigido por Amanda López Moreno, Archivera – Bibliotecaria del Ministerio de Cultura, y Rosa ya no lo abandonaría hasta que en julio del año 2006 tuvo que renunciar a su plaza de archivera para incorporarse a tiempo completo a la Universidad de Castilla – La Mancha como profesora de Archivística y Diplomática de la Facultad de Humanidades de Albacete.
Hasta 1996, siendo la única técnico del centro, asumió todas las tareas derivadas de la gestión del archivo: descripción de fondos, asistencia a los investigadores (cuyo número pasó, de 10 en la década de los años sesenta, a 587 en 1995), exposiciones, publicaciones… en definitiva, no solo desempeñó eficazmente las tareas propias de su puesto de trabajo sino que lo dirigió eficazmente, organizándolo y convirtiéndolo en lo que es hoy en día.
Por eso no es de extrañar que Rosa María Sepúlveda se convirtiera en la “Directora”, en la “Archivera” (con mayúsculas) por excelencia de Albacete, y así lo entendía la gente que, en definitiva, es quien cuenta. Y de este título, ganado a pulso y otorgado por la opinión pública, no pudieron desbancarla los archiveros que ocuparon la plaza de técnico superior cuando ésta por fin se desglosó de la dirección de la biblioteca pública.
Parte de su trabajo en el centro se publicó en 1996, en el número 39 de la revista “Al – Basit”, en este estudio pasa revista a la historia del Archivo y desglosa brevemente cada una de sus secciones. De su lectura podemos deducir que, entre otras, son obra de Rosa los inventarios de la Diputación de Albacete, de la Dirección Provincial de Educación y Ciencia, Genérica Catastral y Tributaria de la Delegación de Hacienda, Comisaría de Albacete, Gobierno Civil, Ayuntamiento de Socovos, Teatro Circo, etcétera. También dirigió la organización de la biblioteca auxiliar, que constaba de 4.500 volúmenes, excluidos los manuales y revistas profesionales.
En 1986 fue nombrada miembro del Instituto de Estudios Albacetenses “Don Juan Manuel” de la Diputación Provincial de Albacete con quienes colaboró activamente durante toda su vida y donde publicó la mayor parte de su obra. Su producción científica puede desglosarse claramente en dos etapas: una primera en la que alterna la Archivística y la Historia, y otra posterior en la que se decanta claramente por esta última especialidad. De ello dan buena muestra las dos colaboraciones que presentó en el II Congreso de Historia de Albacete, celebrado en noviembre del año 2000: en “Un nuevo fondo documental para la historia del franquismo” estudia la documentación generada por la Comisaría de Policía y sus condiciones de accesibilidad y, en la segunda comunicación “El sistema de partidos en Albacete durante la II República”, estudia las consecuencias para Albacete de la aparición de los partidos republicanos, socialistas y comunistas y el auge de la Federación Nacional de Trabajadores de la Tierra.
Posteriormente, en 2004, con motivo del Homenaje a Miguel Rodríguez Llopis escribió un artículo sobre las “Nuevas incorporaciones a los fondos hemerográficos del Archivo Histórico Provincial de Albacete”.
Su primer libro, publicado en el año 2000, lo dedicó a su ciudad de nacimiento: Arancel de Villarrobledo de 1627: estudio paleográfico y diplomático. Sobre su ciudad natal escribió en Al-Basit: Revista de estudios albacetenses, entre otros, las siguientes colaboraciones: “El hábitat rural: el caso de Villarrobledo” (1982), “La propiedad de la tierra en Villarrobledo en la segunda mitad del siglo XIX” (1981) y “Estructura de la propiedad en Villarrobledo en el año 1753” (1981).
La pasión de Rosa por la Historia Contemporánea se concretó en casi una obsesión por el estudio de la Guerra Civil en Albacete, materia en la que era una magnífica especialista, sabiendo combinar a la perfección su afición con su trabajo; sirva como ejemplo el desempeño de la secretaría del CEDOBI (Centro de Estudios y documentación de las Brigadas Internacionales) desde el año 2003. Sobre este tema podemos destacar sus colaboraciones en el número monográfico de la revista Al – Basit dedicado a la Guerra civil con el artículo “Incautaciones de las fincas urbanas en Albacete durante la Guerra Civil” (1996) y su participación en el congreso La Guerra Civil en Castilla La Mancha, 70 años después con una colaboración sobre “La conspiración y la sublevación militar de julio de 1936 en Albacete”, “La Iglesia durante la segunda República” (Al- Basit, Núm. 44, 2000), “La primavera conflictiva de 1936 en Albacete” en Pasado y memoria: revista de historia contemporánea (2003)…
Participó en el Congreso Internacional Las Brigadas Internacionales: 70 años de memoria histórica, celebrado en Salamanca en 2006, con una ponencia sobre “Voluntarios de la libertad y el Centro de Estudios y Documentación de las Brigadas Internacionales (CEDOBI) de la Universidad de Castilla La Mancha. También escribió Las Brigadas Internacionales: imágenes para su historia, Centro de Estudios y Documentación de las Brigadas Internacionales, 2006, y en colaboración con Manuel Requena, Del afianzamiento del republicanismo a la sublevación militar, 2005, etc. Doctora en Historia por la Universidad de Castilla La Mancha leyó su tesis en el año 2001, dirigida por Manuel Requena Gallego y que publicó el Instituto de Estudios Albacetenses con el título de Republicanos tibios, socialistas beligerantes. La República imposible (Albacete, 1933 – 1936).
Rosa fue una mujer elegante, muy elegante. Como hay que serlo, de aspecto y formas impecables. Su voz siempre correctamente modulada tenía un tono bajo, melodioso, sin acento…extraordinariamente agradable para su interlocutor y, que supo utilizar en su labor docente. Sus alumnos cuentan que era concisa, escueta, clara en sus exposiciones… una profesora que no ponía inconvenientes, que se adaptaba y a la que le gustaba complacer a su alumnado. Quienes trabajaron con ella destacan que era amable y considerada. Detallista y atenta, conocía los nombres de todo el mundo, y a todos llamaba por su nombre…Excelente compañera y amiga falleció en Valencia en plena juventud y madurez intelectual, víctima de una brutal y rapidísima enfermedad.
Descanse en paz. M. Carmen Gil Pertusa
Rosa Sepúlveda en DialNet
Fuente de este Post
http://feeds.feedburner.com/BibliotecaUniversitariaUclm